La BBC se disculpa por trasmitir una acusación de abuso sexual equivocada
10 noviembre 2012
12:07 PM ET

La BBC se disculpa por trasmitir una acusación de abuso sexual equivocada

LONDRES (CNN) — La BBC presentó una disculpa formal el viernes por transmitir falsas acusaciones de una víctima de abuso sexual contra un eminente personaje político de la década de 1980, en el más reciente de una serie de penosas equivocaciones cometidas por la televisora pública británica.

La BBC no dio el nombre del supuesto abusador, sin embargo, las acusaciones en su programa estelar Newsnight desataron las especulaciones en internet acerca quién podría haber sido el autor, descrito como una figura de alto nivel en el gobierno de la ex primera ministra Margaret Thatcher.

La disculpa de la emisora se suscitó horas después de que Lord McAlpine, quien fuera tesorero del Partido Conservador desde finales de la década de 1970 hasta 1990, respondió a la especulación en internet con un comunicado en el que negó enérgicamente cualquier implicación.

McAlpine, quien ahora vive en Italia, amenazó con emprender acciones legales contra aquellos que erróneamente habían supuesto que él era la persona responsable del abuso.

El perjudicial escándalo viene a raíz de numerosas críticas a la BBC por su manejo de las acusaciones de abuso sexual contra Jimmy Savile, fallecido presentador de la televisora.

Ha puesto en marcha dos investigaciones, la primera sobre cómo la BBC no se percató del abuso de Savile durante muchos años, y la segunda sobre por qué el año pasado fue archivada una investigación de Newsnight sobre las denuncias de abuso por parte de Savile, poco antes de que se transmitieran dos programas tributo elogiando su trabajo en el ámbito caritativo.

La policía también enfrenta cuestionamientos sobre la forma en que manejó las denunciar en contra de Savile.

La más reciente controversia proviene de la emisión de un programa de Newsnight correspondiente al 2 de noviembre e implica acusaciones hechas por separado por Steve Messham, quien fue abusado sexualmente en las décadas de 1970 y 1980 cuando vivía en una casa en Wrexham, al norte de Gales, donde los niños eran atendidos por el Estado.

El escándalo cobró tal fuerza que el primer ministro, David Cameron, se presentó este jueves en vivo en una emisión del canal británico ITV1 en donde se tocó el caso de una lista de nombres de personas sobre las que se especulaba a través de internet.

Esa acción propició que Cameron advirtiera que “esto podría convertirse en una especie de cacería de brujas, sobre todo contra las personas que son homosexuales”, basados en los infundados rumores circulados en internet.

“Si alguien cuenta con alguna información sobre personas que sean pedófilas, sin importar qué tan arriba estén en la sociedad británica, para eso está la policía”, dijo.

Messham dijo un día después en una declaración a los medios de comunicación de Gran Bretaña que había sido informado de manera equivocada por la policía que un hombre que identificó como su agresor era el político conservador.

“Tras observar durante la hora anterior una fotografía de la persona en cuestión, esta no [es] la persona a la que identifiqué en una fotografía que me presentó a principios de la década de 1990 la policía, la cual me dijeron que el hombre de la fotografía era Lord McAlpine”, dijo, según la BBC.

Messham le dijo a la BBC que estaba “sinceramente arrepentido” por el equívoco, y dijo que quería justicia para todos los que fueron víctimas de abuso, pero que “desde luego no quiero que se acuse a la gente equivocada, lo cual también está mal”.

La disculpa de la BBC, leída al aire en vivo y publicada este viernes en internet, decía: “Transmitimos la acusación del señor Messham, pero no identificamos a la persona en cuestión. El señor Messham esta noche realizó una declaración que deja en claro que él identificó de manera equivocada a su agresor y pidió disculpas (...) También nos disculpamos sin reservas por haber transmitido este informe”.

La BBC también dio a conocer una “pausa inmediata” a las investigaciones realizadas por Newsnight y dijo que serían examinadas las decisiones editoriales tomadas antes de que fueran transmitidas las acusaciones.

En su declaración, McAlpine dijo que tenía “un sentimiento de solidaridad” con Messham y otros que fueron víctimas del “aborrecible” abuso sexual mientras vivían en la casa hogar ubicada en Wrexham.

Sin embargo, dijo que él había estado en Wrexham en una sola ocasión, en compañía de un asistente del Partido Conservador, para visitar la oficina de un político local, y que nunca había estado en un hotel, donde se cometió el supuesto abuso.

“No abusé sexualmente del señor Messham ni de otros habitantes de la casa hogar en Wrexham”, dijo.

“Quiero dejar claro que no insinúo que el señor Messham tenga malas intenciones por hacer en mi contra las acusaciones de abuso sexual. Se está refiriendo a un terrible período de su vida en la década de 1970 o de 1980, y lo que le pasó lo desde entonces lo ha afectado.

“Si él cree que soy el hombre que abusó de él todos esos años, sólo puedo señalar que está equivocado y que él ha identificado a la persona equivocada”.

McAlpine amenazó con emprender acciones legales contra aquellos que lo han difamado. Dijo que había decidido hacer el extenso comunicado en respuesta a un “frenesí mediático” en torno a las acusaciones “totalmente falsas” en su contra que circulan a través de internet.

“Mi nombre y las acusaciones están relacionadas para todos los efectos prácticos y son del dominio público y no puedo echar atrás el reloj”, dijo. “Por lo tanto he decidido que a fin de mitigar, aunque sólo sea un poco, el daño a mi reputación debo hacer públicamente frente a estas calumnias y aclarar las cosas”.

El director general de la BBC, George Entwistle, quien se vio envuelto el mes pasado en el escándalo de Savile, tan solo unos días después de haber tomado las riendas de la emisora, dijo el sábado en el programa Today de BBC Radio 4 que las afirmaciones de Newsnight no tuvieron que haber sido transmitidas, pero advirtió en contra de un exabrupto.

“Nos disculpamos por ello, ya que no deberíamos haber sacado una grabación que era tan equívoca. Lo qué pasó aquí fue totalmente inaceptable, en mi opinión la grabación no tuvo que haber salido”, dijo.

Un editor de la BBC investigará las decisiones editoriales tomadas y podrían darse medidas disciplinarias, dijo Entwistle. Sin embargo, añadió que “la clave aquí es entender completamente lo que sucedió, antes de pasar al juicio”.

La secretaria de asuntos internos, Theresa May, solicitó una investigación sobre cómo se llevaron a cabo en el pasado las acusaciones sobre abuso en una  serie de casas hogar administrados por el Ayuntamiento del Condado de Clwyd, en el norte de Gales.

Una investigación policial llevada a cabo en 1991 condujo a ocho juicios y  a la condena de siete extrabajadores de casa hogar, sin embargo, siguen las preguntas sobre la información recabada por la autoridad local, dijo May el martes a través de un comunicado.

Una segunda investigación sobre abusos en casas hogar llevada a cabo en 1996 arrojó nombres de más de 80 agresores sexuales, muchos de ellos trabajadores sociales y profesores, pero “no encontró pruebas de una red pedófila más allá del sistema de atención, lo cual fue la base de los rumores que siguieron a la primera investigación policial, y de hecho de una de las acusaciones que se hicieron en la última semana”, dijo el comunicado.

En respuesta al más reciente escándalo, May ha dado instrucciones al jefe de la Agencia Nacional de Delitos para evaluar cualquier nueva acusación y revisar las anteriores investigaciones policiales sobre el supuesto abuso en la casa hogar en el norte de Gales.