¿De qué se trata el "abismo fiscal" del que tanto se habla en EE.UU?
14 noviembre 2012
01:14 PM ET

¿De qué se trata el "abismo fiscal" del que tanto se habla en EE.UU?

NUEVA YORK (CNN) — El "abismo fiscal" es un desastre latente creado por el hombre. Entrará en vigor en enero y contempla aumentos a los impuestos y recortes al gasto por siete billones de dólares a lo largo de una década. Aunque parece que es un sueño fiscal hecho realidad, es todo menos eso.

“Es demasiado grande, demasiado rápido y se enfoca en las partes equivocadas del presupuesto”, dijo Maya MacGuineas, quien encabeza el movimiento apartidista Campaign to Fix the Debt (Campaña para resolver la deuda).

Entre las políticas a tratar están las reducciones en el gasto de defensa y otros rubros; el vencimiento de las exenciones a los impuestos implementados por George W. Bush, el fin de la condonación del pago del impuesto sobre nómina y las prestaciones extendidas por desempleo; la implementación de los recortes a los reembolsos para los médicos de Medicare.

Además, el techo de la deuda, el límite legal para la deuda federal, se deberá elevar para principios del año próximo de su actual nivel hasta 16.394 billones de dólares.

Si se permite que entre en vigor, el precipicio fiscal llevaría a la mayor reducción en un solo año en el déficit anual como porcentaje de la economía desde 1969.

Sin embargo, al ser tan abrupta y arbitraria, ocasionaría que Estados Unidos entrara en recesión nuevamente el año próximo, ya que la economía perdería más de 500,000 millones de dólares.

Para evitar eso, el presidente Obama y el Congreso deben actuar rápido para evitar al menos algunas partes del precipicio fiscal. ¿Cuáles son sus componentes?

Cortes automáticos al gasto

Desde que el Congreso fracasó el año pasado en lograr un acuerdo bipartidista de reducción de la deuda, la Ley de Control del Presupuesto requiere que se implementen recortes automáticos a partir del 2 de enero que sumarán reducciones al déficit por 1,2 billones de dólares a lo largo de 10 años.

Defensa: Se recortarán 55.000 millones de dólares  de algunos niveles de gasto discrecional en 2014. Eso se traduce a una reducción de al menos 10% en todos los programas, proyectos y actividades que no estén exentos explícitamente.

Otros: Se recortarán 55.000 millones de dólares en algunos niveles de gasto no militar, que incluye rubros como la educación, inspecciones de alimentos y seguridad aérea. Los expertos en el presupuesto calculan que los recortes resultarán en reducciones de al menos el 8% en los programas, proyectos y actividades.

Exenciones a impuestos implementadas por Bush

Las exenciones a impuestos implementados por Bush, la eterna trampa bipartidista, vencerán el 31 de diciembre, y como resultado:

Tasas de impuestos a los ingresos: Aumentos hasta el 15, 28, 31 y 36% de 10, 15, 25, 28, 33 y 35%.

Tasas al incremento del patrimonio: Aumento del 15 al 20% para la mayoría de los contribuyentes.

Tasas a los dividendos calificados: Aumenta hasta la mayor tasa aplicable para el ingreso de cada individuo, desde un 15% para la mayoría de los contribuyentes.

Limitaciones Pease y a las reducciones a las exenciones personales (PEP): Se restauran. Las familias de altos ingresos no podrán recurrir a las deducciones por rubro y a las exenciones personales en su totalidad.

Crédito fiscal por hijos: Se reduce de 1,000 a 500 dólares por hijo. También se reduce la parte reembolsable.

Crédito fiscal Oportunidad Estadounidense: Vence. Se restablece el menor valor del crédito fiscal HOPE a las colegiaturas universitarias. También vencen varios beneficios fiscales menores a la educación.

Crédito fiscal a los ingresos obtenidos: Vence la ampliación de la elegibilidad para el crédito.

Exención a la penalización por matrimonio: Vence. En la práctica significa que una pareja en la que ambos tienen ingresos bajos o medios deberá más al fisco que si fueran solteros y ganaran lo mismo.

Impuesto estatal: Los parámetros se fijan en los niveles que existían antes del 2011. El nivel de exención pasa de un millón a 5 millones de dólares; la tasa superior de impuestos en propiedades gravables sube de 35 a 55%.

Enmienda al Impuesto Mínimo Alterno (ATM): Expiró en 2012. Las exenciones al ingreso previstas en 2012 en el Impuesto Mínimo Alterno, y por las que los contribuyentes deberán presentar declaración el año próximo, se reduce a 33.750 dólares para individuos y a 45.000 dólares para matrimonios de 50.600 y 78.750 dólares respectivamente en el caso de que la cantidad de la exención se haya ajustado conforme a la inflación.

Como resultado, más de 30 millones de personas se verán afectadas por el llamado impuesto “a la riqueza”, de los cuatro millones que hasta ahora resultaban afectados.

Condonación al impuesto sobre nómina: Expira. La tasa para la Seguridad Social sube de 4,2 a 6,2% para los primeros 110.100 dólares en salarios. En la práctica, quien gane 50.000 dólares pagará 1.000 dólares más en impuesto sobre nómina el año próximo.

Extensión de las prestaciones por desempleo: La extensión federal expira. Eso significa que los trabajadores que quedaron desempleados a partir del 1 de julio de 2012 sólo recibirán el equivalente a 26 semanas de salario en prestaciones estatales por desempleo, de las 99 semanas en prestaciones estatales y federales que estaban disponibles hasta hace poco.

Se calcula que para enero, más de dos millones de solicitantes perderán sus prestaciones.

Extensiones fiscales: Varias exenciones fiscales menores para individuos y negocios habrán expirado. Una propuesta de ley presentada por el Comité de Finanzas del Senado busca extender la mayoría de ellos, pero no ha sido aprobada por el Senado o la Cámara de Representantes.

Honorarios para médicos de Medicare: Expiran. Las tasas de pago por servicios médicos de Medicare caen en un 27%.

Otros

Algunos expertos en presupuesto consideran que la implementación de un nuevo recargo al impuesto de Medicare para las familias de altos ingresos establecido en la reforma a los servicios de salud forma parte del precipicio fiscal.

Sin embargo, a diferencia de las demás disposiciones del precipicio fiscal, el nuevo impuesto no se promulgó como ley como parte de una provisión “temporal”. No obstante, se incluye para reflejar la magnitud de los incrementos a los impuestos que deberán entrar en vigor simultáneamente en 2013.

Se aplicará un recargo del 0,9% a los salarios recibidos por más de 200.000 dólares (250.000 para matrimonios). Eso además del 1,45% que se aplica por Medicare sobre todos los salarios. Quienes ganan entre 200.000 y 500.000 dólares, por ejemplo, pagarán solo cerca de 633 dólares adicionales mientras que las familias que ganan un millón de dólares o más pagarán 11.242 dólares adicionales.

También se aplicará por primera vez un recargo de 3,8% por Medicare sobre al menos una fracción de los ingresos por inversiones de las familias de altos ingresos.