"Esto tiene que parar", dice el secretario general de la ONU sobre conflicto en Gaza
19 noviembre 2012
08:50 AM ET

"Esto tiene que parar", dice el secretario general de la ONU sobre conflicto en Gaza

GAZA CITY (CNN) — La presión internacional montada este lunes para poner fin a la violencia entre israelíes y palestinos que ha dejado decenas de muertos y cientos de heridos, se intensifica con el viaje del jefe de las Naciones Unidas a la región para apelar personalmente a un alto el fuego.

El llamado del secretario general de Naciones, Ban Ki-moon, para una tregua vino después del atentado más mortífero -un ataque aéreo israelí que mató a una familia de 10- en el conflicto que comenzó con ataques de cohetes de militantes de Gaza que Israel respondió con una ofensiva aérea.

"Esto tiene que parar", dijo Ban la noche del domingo. Hizo un llamado a ambas partes a cooperar con Egipto que encabeza  los esfuerzos para negociar un alto el fuego.

“Me estoy dirigiendo a la región para apelar personalmente para poner fin a la violencia y contribuir a los esfuerzos en desarrollo para ese fin".

Ban se une a un creciente coro de diplomáticos occidentales y árabes que llaman al fin a la crisis que ha generado temores de una repetición de la invasión israelí a Gaza en 2008 tras una serie similar de ataques con cohetes. Al menos 1.400 personas murieron en ese conflicto.

En Israel tres personas murieron y 68 resultaron heridas en los ataques con cohetes, dijeron las Fuerzas de Defensa de Israel.

Al menos 76 personas -entre ellos una familia de 10- han muerto en Gaza desde que Israel comenzó su campaña aérea, dijo el Ministerio de Salud palestino temprano este lunes. Más de 660 personas en Gaza han resultado heridas, según el Ministerio del Interior.

Los vecinos y miembros de la familia usaron una excavadora de zanjas, palas y en algunos casos, sus manos para cavar entre los escombros de una casa de dos pisos destrozadas por un ataque aéreo israelí.

Diez miembros de una familia fueron enterrados en el concreto y metal destrozado, dijeron los familiares a Arwa Damon, de CNN en Gaza.

Se usó un excavador de zanjas para levantar un pedazo gigante de concreto, debajo se descubrieron los cuerpos de dos niños pequeños.

Cerca de ahí, los hombres cavaron a través de bloques de concreto para encontrar a una mujer desaparecida.

"Ella es la esposa de mi tío", gritaba un joven mientras trataba de llegar a una pila de escombros donde se creía que la mujer estaba enterrada. "Ella vivió aquí".

Poco tiempo después, el cuerpo de una anciana fue descubierto.

En Twitter, la brigada Al Qassam -brazo militar de Hamas– llamó como una "masacre cometida la ocupación israelí".

El ataque aéreo israelí fue dirigido a Yehya Bayaa "un alto miembro de Hamas", dijo la teniente coronel Avital Leibovich, portavoz en jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel. Los militares de Israel alegan que  Bayaa es uno de los líderes de Hamas al que lanzaron un cohete.

"Cuando digo que es un alto miembro de Hamas, me refiero a los miembros que tienen sangre israelí en sus manos, los  miembros de Hamas que planearon bien el secuestro de soldados o están muy involucrados en objetivos israelíes", dijo Leibovich.

La casa de Bayaa estaba en un presunto centro de comando, según Leibovitch, quien dijo que el Ejército israelí estaba examinando el video del ataque para buscar signos de explosiones secundarias, lo que indicaría que había explosivos en su interior. Pero la noche del domingo, dijo no estar segura si Bayaa había sido asesinado.

Un enviado especial de Israel estaba en Egipto para mantener conversaciones de alto al fuego el lunes, dijo el gobierno egipcio y un grupo de la Liga Árabe, la ONU y diplomáticos europeos llegaban a la región para promover un alto el fuego.

Hamas está poniendo condiciones para cualquier oferta de tregua. Además de un fin de los ataques aéreos, el negociador palestino Nabil Shaath dijo que Hamas está exigiendo el fin a largo bloqueo israelí a Gaza.

El territorio ha estado bajo un atroz embargo económico desde que Hamas ganó el control del territorio de la Autoridad Palestina dirigida por Fatah, que controla Cisjordania.

Hamas también quiere que Israel deje de tener como objetivo a los líderes de las facciones palestinas, además de expandir las aguas a 30 kilómetros  a pescadores palestinos que se les permite navegar tres kilómetros, dijo Shaath, quien también es líder de Fatah.

"El intento es llegar a una situación estable real. Es por eso que están pidiendo el compromiso israelí por las agresiones y las incursiones periódicas comunes, y los disparos constantes a los pescadores en el mar", dijo.

Israel, por su parte, ha pedido el fin de los ataques con cohetes.

Los militantes de Gaza dispararon casi 1.000 cohetes contra Israel, dijeron las Fuerzas de Defensa de Israel. Más de 340 habían sido interceptados, incluyendo 41 de las 146 que disparon el domingo dijo el Ejército. Israel, por su parte, llevó a cabo 130 ataques durante el día, aumentando 1.350 sitios como objetivo desde que comenzó su campaña de bombardeos el miércoles, de acuerdo con las Fuerzas de Defensa de Israel.

Las Fuerzas de Defensa de Israel han atacado edificios del gobierno, estaciones de la policía y casas de los funcionarios de Hamas, así como el lanzamiento de cohetes a supuestos sitios de instalaciones de almacenamiento.

"Estamos teniendo un alto costo de Hamas y otras organizaciones terroristas, y las Fuerzas de Defensa de Israel se preparan para una expansión significativa de sus operaciones", dijo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a los reporteros el domingo.

El gobierno israelí también ha convocado a 75.000 reservistas y decenas de miles de soldados y tanques cerca de la frontera con el territorio palestino.

La escalada de las hostilidades han incrementado los esfuerzos diplomáticos en los últimos días -con Egipto, Francia, Turquía, Estados Unidos y otros involucrados-, después de que Israel amplió su operación y los militantes de Hamas aumentaron sus ataques con cohetes.

Los combates han puesto nuevas presiones a las relaciones de Israel con Egipto, que está tratando de negociar un alto el fuego. La Hermandad Musulmana dirigida por el gobierno que asumió el poder en junio dio garantía de mantener el tratado de paz de Egipto con Israel -la piedra angular de la paz que se ha logrado en la turbulenta región-, pero la simpatía por los palestinos es muy fuerte entre los egipcios.

Estados Unidos y varios países europeos han puesto el peso de la culpa de la crisis actual sobre Hamas, diciendo que Israel tiene derecho a defenderse, mientras que las naciones árabes y musulmanas han acusado a Israel de ser el agresor.

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil el Araby, y 16 ministros de relaciones exteriores de los estados miembros de la liga llegarán a Gaza el martes para reunirse con un portavoz de la organización.

El presidente palestino Mahmoud Abbas, por su parte, se reunirá en Cisjordania con el secretario general de la ONU, durante su visita a la región, dijo Saeb Erekat, miembro del comité ejecutivo de la OLP y un aliado de Abbas.

Hamas es una organización militante islámica fundamentalista, tiene brazos políticos, militares, sociales y religiosos. Se hizo del control político del territorio palestino en 2007, tras una victoria aplastante.

La organización ha sido calificada como una organización terrorista por Estados Unidos, Israel y la Unión Europea.


Secciones: Gaza • Hamas • Israel • Mundo • ONU • Palestina