John McAfee dice "teme por su vida", según exnovia
19 noviembre 2012
11:14 AM ET

John McAfee dice "teme por su vida", según exnovia

SAN PEDRO, Belice (CNN) — Un vecino muerto. Perros sin cabeza. Y un millonario en fuga. Todos los elementos de una historia de intriga, en un paraíso tropical.

La policía quiere interrogar al pionero de la seguridad en internet, John McAfee, por el asesinato de su vecino, el empresario estadounidense Gregory Faull.

Las autoridades ubicaron el cuerpo de Faull, de 52 años, con una herida de bala en la cabeza, en su casa cerca de San Pedro, en la isla caribeña de Ambergris Caye, en Belice.

McAfee, que no es sospechoso, no ha sido visto desde entonces. Tres personas han sido detenidas para ser interrogadas por el asesinato, informó la policía, y los investigadores están siguiendo pistas múltiples.

CNN tuvo acceso recientemente a una propiedad frente a la playa de una exnovia de McAfee, quien pidió que su nombre verdadero no fuera reportado.

Quien se identificó a sí misma como "Francesca", dijo que había hablado con McAfee desde que desapareció, y que “teme por su vida".

"Está en constante temor, paranoico", dijo. "Yo diría que es por lo que ha pasado.... Él piensa que la gente está siempre detrás de él, lo que realmente pasa ahora”.

La exnovia dijo que ella no sabe dónde está McAfee, excepto que él no está en casa. Se comunican por teléfono, "no a menudo, una vez al día, o casi nunca", dijo.

Francesca señala edificios mientras camina alrededor de las propiedades de McAfee, con habitaciones lujosas, caminos y una piscina al aire libre.

La policía registró la casa y, según testigos, desenterraron los restos de perros de McAfee.

Faull fue asesinado después de que cuatro de 11 perros que pertenecen a McAfee fueron envenenados fatalmente, dijo Joshua Davis, colaborador de la revista Wired, quien había pasado más de 100 horas junto a McAfee en meses recientes.

El empresario Faull se había quejado con frecuencia por los ladridos de lo perros, contó Davis.

Rafael Martínez, un portavoz de la policía, dijo que una persona que trabaja para McAfee llamó a la policía acerca de un perro envenenado.

Cuando la policía llegó a la residencia de McAfee, se encontraron con que los perros habían sido enterrados. Se cree que McAfee les disparó, para que no sufrieran.

La policía tomó solo las cabezas de los perros, en lugar de sus cuerpos, dijeron testigos.

Las autoridades están a la espera de los resultados de las pruebas de balística para determinar si existe alguna relación entre las balas de los perros y la que mató a Faull.

McAfee, de 67 años, quien fundó la empresa de seguridad en internet que lleva su nombre, le dijo a Davis la semana pasada que él no mató a su vecino, de acuerdo con el periodista.