28 noviembre 2012
08:30 PM ET

"La Barbie" acusa a las autoridades mexicanas de corrupción

(CNNMéxico) — La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) respondió este miércoles a acusaciones de corrupción hechas por Édgar Valdez Villarreal La Barbie, indicando que las declaraciones del presunto líder criminal solo buscaban “inhibir la acción de la autoridad”.

“La nota del presunto narcotraficante tiene como objetivo inhibir la acción de la autoridad en contra de las organizaciones criminales mediante el descrédito público de quienes los han combatido en los hechos”, dijo en conferencia el vocero de la dependencia, José Ramón Salinas.

El vocero reiteró el compromiso de la SSP de combatir "cualquier manifestación de la delincuencia".

Valdez Villarreal acusó al titular de la SSP, Genaro García Luna, y a otros funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de recibir dinero del crimen organizado a cambio de protección, en una carta enviada al diario Reforma y publicada este miércoles.

“Cuando menos desde el año 2002, primero en la AFI y luego en la PFP, me consta que ha recibido dinero de mí, del narcotráfico y la delincuencia organizada, al igual que un grupo selecto”, indicó Valdez en el documento, entregado al diario por su abogada, Eréndira Joselyn Guerra Gutiérrez.

En el documento, Valdez Villarreal afirma que el general Mario Arturo Acosta Chaparro fungió como enlace entre el gobierno federal y los líderes del narcotráfico para alcanzar el supuesto acuerdo. Acosta, quien fue vinculado con el narcotráfico y la guerrilla, fue asesinado en abril pasado en la Ciudad de México.

José Ramón Salinas afirmó que “la delincuencia y sus aliados históricamente han pretendido (...) evitar a cualquier costo que el Estado mexicano los persiga y los capture”.

La Policía Federal, que depende de la SSP, ha detenido a 128,242 presuntos delincuentes, según informó el vocero. De las detenciones, unas 3,474 corresponden a altos mandos de las organizaciones criminales, añadió.

El grupo señalado incluye, entre otros, a Luis Cárdenas Palomino, jefe de la División Regional de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño; jefe de la División Antidrogas, y Armando Espinosa de Benito, a quien identifica como un colaborador de la agencia antidrogas de EU (DEA).

Valdez Villarreal fue detenido el 30 de agosto de 2010 en el Estado de México, en un operativo realizado por la SSP. En la misiva difundida este miércoles, afirma que su captura fue consecuencia de una “persecución política” derivada de su negativa a una supuesta convocatoria del presidente Felipe Calderón a distintos cárteles de la droga para pactar.

Sobre la intención de la carta, publicada a tres días de finalizar el gobierno del presidente Felipe Calderón, la abogada de Valdez dijo que su cliente busca “que se esclarezcan los hechos y se haga justicia”.

Las acusaciones de Valdez Villarreal se suman a una serie de acusaciones contra Genaro García Luna, un personaje inamovible en el sexenio calderonista. El titular de la SSP fue cuestionado en septiembre En el Senado por la agresión hecha por policías federales a un vehículo diplomático en Tres Marías, Morelos, además de la balacera en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

García Luna regresará al Senado el próximo jueves para responder por su negativa a acatar recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Apodado La Barbie por sus ojos azules y cabello rubio, el líder criminal de 39 años de edad es originario de Laredo, Texas, y cuenta con la nacionalidad estadounidense. Inició su carrera criminal traficando droga al menudo entre Laredo y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Actualmente Valdez enfrenta su extradición a Estados Unidos desde el penal de El Altiplano. Los cargos en su contra lo señalan como un operador del cártel de los Beltrán Leyva.


Secciones: Latinoamérica • México