McAfee sale de su escondite para hablar en exclusiva con CNN sobre su huida
3 diciembre 2012
10:02 AM ET

McAfee sale de su escondite para hablar en exclusiva con CNN sobre su huida

(CNN) — El viaje para entrevistar al gurú de seguridad en internet John McAfee empezó con una frase secreta, un conductor misterioso y una larga ruta repleta de vueltas a la izquierda, vueltas a la derecha y vueltas con forma de u.

Concluyó en un refugio en una isla tropical paradisiaca, en donde el hombre de 67 años esperaba disfrazado —como un anciano con pelo entrecano— para contar su extraña historia.

“No ha habido mucha diversión. Extraño mi anterior vida. Mucho de esto ha sido privación. Sin  baños, con mala comida”, dijo McAfee a CNN este viernes en su primera entrevista videograbada desde que huye de las autoridades beliceñas que quieren interrogarlo por el asesinato de su vecino.

Tres personas han sido detenidas para ser interrogadas por el asesinato, informó la policía, y los investigadores siguen múltiples líneas.

Según las autoridades de Belice, solo quieren hablar con McAfee sobre el asesinato a tiros del empresario estadounidense Gregory Faull, ocurrido el 11 de noviembre, y quien fue encontrado muerto en su casa cerca de San Pedro, en la isla caribeña de Cayo Ambergris.

El caso inició el 9 de noviembre, cuando McAfee dijo a la policía que alguien envenenó a cuatro de sus perros. Para que no sufrieran más, a cada uno les disparó en la cabeza y los enterró en su propiedad, dijo una exnovia.

Las autoridades informaron que los ladridos y el comportamiento agresivo de los perros fueron una causa de frecuente fricción entre McAfee y Faull, un contratista de 52 años que llegó a Belice de Florida a manera de retiro, y quien era su vecino.

Dos días después, alguien disparó contra Faull en la cabeza, en su propia sala. Encontraron un casquillo 9 milímetros en el segundo escalón del primer piso, y a Faull muerto en el segundo piso.

Durante la entrevista, McAfee dijo que no mató a Faull y que no le pagó a nadie para matar al hombre.

Así que, ¿por qué no entregarse a la policía para someterse a los interrogatorios? “No lo haré”, dijo McAfee, y agregó que su prioridad es limpiar su nombre.

Escuchar decir a McAfee que no es sospechoso, se traduce como: es un hombre que huye, temiendo por su vida, de las autoridades con las que ha estado en conflicto desde que se negó a pagar un soborno a un político hace algunos meses.

McAfee está tan temeroso, según dice. Incluso porta hasta más de una decena de teléfonos celulares desechables al mismo tiempo. Calcula que ha utilizado 200 desde que huyó, hace más de tres semanas.

De hecho, solo accedió a la entrevista con CNN después de una serie de pláticas que implicaron intermediarios, llamadas telefónicas a distintos números y, finalmente, una reunión de intriga y misterio con todo y una frase y respuesta secreta.

La frase: “Lo siento, llegué tarde”.

La respuesta: “Está bien, estamos esperando a nuestro compañero de trabajo”.

El  juego de “atrápame si puedes” de McAfee de casi todos los días está desgastando a los investigadores, quienes están desconcertados y enojados por las acusaciones.

Hace poco, McAfee inició un blog —www.whoismcafee.com— para realizar la crónica de su huida, la representación mediática de él y lo que califica como acoso por parte del gobierno de Belice.

Entre más tiempo pasa, la policía sospecha más. McAfee no sabe cómo se desarrollará la historia. “No tengo una bola de cristal. Voy a luchar hasta que algo cambie”, dijo.

“Definitivamente no me voy a entregar, y tampoco voy a dejar de luchar. No detendré mi blog”.

Para el pionero del software de seguridad, el fin llegará solo si él es arrestado o si escapa de los funcionarios corruptos.

“Escapar no significa dejar el país Significa que, en primer lugar, encontrarán al asesino del señor Faull y, en segundo lugar, la gente de este país —que por lo general tiene mucho miedo de hablar— empezará a hablar”, dijo.

McAfee creó su homónimo software de seguridad para computadoras en 1987, administrándolo en un principio desde su casa, en California. Vendió su participación a McAfee Associates, en 1994.

Un artículo publicado en 2009 en el New York Times señaló que su fortuna había caído hasta los 4 millones de dólares, tras haber alcanzado algún día los 100 millones de dólares, debido en gran parte a las crisis de los mercados bursátiles y de propiedades inmobiliarias que afectaron sus inversiones.

McAfee se mudó a Belice en 2008. Y en febrero de 2010 comenzó QuorumEx, empresa que en su página de internet afirma que trata de “reinventar la forma en que la medicina moderna combate y desarma a las bacterias patógenas”.