Los "guardianes" del hielo ayudan a salvar vidas y barcos en el Ártico
6 diciembre 2012
12:17 PM ET

Los "guardianes" del hielo ayudan a salvar vidas y barcos en el Ártico

Narsarsuaq, Groenlandia (CNN) — Cada año escuchamos historias sobre el avance del calentamiento global y los efectos que tiene en los patrones del clima de la Tierra.

Un fenómeno utilizado frecuentemente para ilustrar el deshielo en el Ártico son los icebergs gigantes, muchas veces del tamaño de pueblos completos o hasta de un país pequeño, que rompen la capa de hielo y van hacia el sur.

En realidad, es común que los icebergs quiebren tanto la capa de hielo como los glaciares dentro de Groenlandia. Es un proceso que los científicos llaman "parto".

Para descubrir si ese fenómeno está acelerándose, un equipo de CNN viajó al sur de Groenlandia, al pequeño pueblo de Narsarsuaq, donde el Instituto Meteorológico Danés (DMI por sus siglas en inglés) cuenta con una unidad única de expertos.

Se llama Ice Patrol (Patrulla del Hielo) y consiste en navegadores de barcos y pilotos que vuelan por el sur de esta vasta isla para monitorear el movimiento de los icebergs y prevenir colisiones con barcos de carga en las aguas alrededor de Groenlandia.

"Vigilamos los icebergs que se juntan en caminos acuíferos estrechos", dijo Jane Robertson, observadora de hielo, en una misión aérea alrededor de la punta sur de Groenlandia. Mientras que los grandes icebergs pueden ser una gran amenaza para las naves que pasan por ahí, sorpresivamente las piezas de hielo más pequeñas son más peligrosas.

"Los icebergs chicos son mucho más difíciles de detectar", dijo Robertson mientras supervisaba el hielo con sus binoculares, "especialmente si los icebergs han estado viajando en el agua por mucho tiempo y se vuelven incoloros y casi invisibles en el océano".

Al sobrevolar los majestuosos paisajes en esta parte de Groenlandia, los observadores detectan una gran cantidad de icebergs, algunos casi del tamaño de aeronaves de carga y de varios pisos de alto; otros son de color azul debido a que el aire dentro de ellos fue expulsado en su travesía por el mar.

Algunos expertos creen que los glaciares en Groenlandia están "pariendo" en un rango más alto a medida que aumenta la temperatura, pero los especialistas dicen que sus recorridos no duran lo suficiente como para hablar de una tendencia general.

"Desde hace un par de años ha habido más icebergs por aquí", dice Robertson, "pero también, en los años anteriores había mucho menos, así que en realidad varía cada año".

Sin embargo, otros observadores señalan que los glaciares de Groenlandia han disminuido con el paso de los años, lo que indica un aumento del deshielo en la región polar. Pero hasta en días bastante claros, un capitán experimentado es necesario para navegar un barco a través de las aguas de la región.

Robertson, también oficial en la Royal Artic Line, la compañía de barcos de Groenlandia, dice que lleva años entender los retos a vencer al querer navegar por Groenlandia.

"Cuando te encuentras con masas de icebergs puedes tratar de pasar a través de él o rodearlo", dijo Robertson. "En la mayoría de los casos, el capitán tratará de darle la vuelta si puede, porque no importa qué tan despacio vayas o lo cuidadoso que seas, siempre habrá algo de daño para el barco y después el clima se puede poner mucho peor muy rápido, y no quieres estar en un campo lleno de icebergs cuando eso pase".

Su experiencia como navegadora de barcos es muy valiosa para sus tareas como observadora de hielo del DMI, pero todos los de la tripulación tienen que estar muy atentos.

Karsten Andsberj pilotea el helicóptero en este increíblemente escarpado terreno. Una tarea difícil, pues muchas veces lidia con el clima severo para ofrecer un viaje tranquilo a los observadores.

"Si, hay unos vientos bastante pesados y borrascosos aquí", dijo Andsbjerg poco después de aterrizar en una oficina de clima danesa, en la punta sur de Groenlandia.

"Otra cosa es que el clima cambia muy rápido por aquí, tu siempre tienes que llamar antes a todos los aeropuertos y estaciones de clima y mantenerte actualizado. De otra manera, de pronto puedes encontrarte en un clima severo".

Los observadores vuelan en misiones tres veces a la semana si el clima lo permite. Después llenan reportes con la ubicación de peligrosos grupos de hielo, con fotografías que le enseñan a las naves que corren peligro si tratan de pasar. Los reportes de la Ice Patrol son muy importantes y puede que ya hayan salvado vidas.

La unidad fue fundada después de que un barco se hundió en la costa de Groenlandia, en 1959; toda la tripulación y los pasajeros murieron. El desastre del MS Hans Hedtoft es conocido como el Titanic de Groenlandia en esta parte del mundo.

"Tal como el Titanic, era su viaje inaugural. A la fecha no sabemos exactamente lo que pasó, pero lo que sí sabemos es que le pegó a un iceberg y se hundió con todas las almas a bordo. Sí pudo mandar un mensaje de ayuda y después se recuperó algo del equipo de rescate", dijo Eydun Simonsen, jefe observador del hielo, durante la estadía de CNN con la unidad.

No ha habido un incidente mayor de este tipo en Groenlandia desde que se fundó la patrulla. Mejores imágenes satelitales y embarcaciones más avanzadas también juegan un papel en este récord, pero no hay duda de que los capitanes que navegan las frías y muchas veces traicioneras aguas del Ártico valoran la información detallada y actualizada que ofrecen los observadores.

Temas:
Secciones: Ecología • Medio Ambiente