Por qué las unidades de disco son una especie en peligro de extinción
10 diciembre 2012
11:12 AM ET

Por qué las unidades de disco son una especie en peligro de extinción

(CNN) — La frase “quemar un disco” pronto podría ser enterrada en el cementerio de la computación, para que descanse en paz junto a los gráficos de ocho bits y los chirridos y zumbidos del módem con conexión a internet.

Algunos analistas de tecnología, junto con algunos de los fabricantes de computadoras más influyentes en el mundo, dicen que sí. Las unidades de disco óptico ocupan espacio valioso en nuestros gadgets, que cada vez son más pequeños, y la capacidad de reproducir música o películas en demanda ha hecho que los CDs y DVDs sean menos esenciales.

La trayectoria de la unidad de disco hacia la oscuridad podría haber acelerado el paso.

La nueva iMac de Apple, lanzada en octubre, por primera vez no tiene unidad de disco. Esto marca una tendencia que ya comenzó en algunaslaptops, como la MackBook Air de Apple, y por supuesto con los dispositivos móviles como los smartphones y tabletas.

“Con el tiempo, un disco óptico será una curiosidad histórica como un disquete”, dijo Michael Gartenberg, un analista de la industria de la tecnología con la empresa de investigación, Gartner Inc.

Según Apple, donde los diseños más delgados y elegante siempre están de moda, deshacerse de la unidad de disco era una obviedad.

“Estas viejas tecnologías nos frenan”, dijo Phil Schiller, el director de mercadotecnia de Apple a la publicación hermana de CNN, Time. “Son anclas a dónde queremos ir. Encontramos cosas que han sobrevivido a su propósito útil; nuestros competidores tienen miedo de quitarlas. Intentamos encontrar mejores soluciones; nuestros clientes nos han dado mucha confianza”.

Si la empresa mantiene esta visión, el disco óptico podría estar condenado. La Mac original se deshizo del disco de cinco pulgadas por un disquete de 3.5 pulgadas, y la primera iMac fue una de las primeras computadoras de escritorio sin una unidad de disquete.

“Claramente es una tendencia a largo plazo, pero Apple siempre ha sido agresivo en cuanto a hacer movimientos como estos antes en vez de hacerlos después”, dijo Gartenberg.

Por cierto, la pequeña Mac Mini de la empresa no tiene unidad de disco desde el año pasado.

Sony anunció que dejará de fabricar unidades ópticas en sí. Y el lanzamiento de Windows 8 de Microsoft, un sistema operativo que funciona en smartphones y tabletas libres de disco al igual que laptops y PCs, sugiere que el gigante de la computación también estará bien posicionado para ese movimiento.

Para algunos usuarios, los hábitos de la web ya comenzaron a alejarse de la necesidad de medios externos.

¿CDs? Hay transmisión en línea de música o descargas digitales. ¿DVDs? Netflix, Amazon o una serie de otros sitios de películas en línea. ¿Videojuegos? Hay distribución digital como Steam y, cada vez más, descargas de los fabricantes importantes de consolas y juegos.

“A medida que los servicios personales en la nube se vuelven ubicuos y la velocidad de banda ancha aumenta, hay pocas razones para muchos clientes para utilizar una unidad óptica en su computadora en el futuro”, dijo Gartenberg.

Siempre hay puertos USB disponibles en caso de que se necesite un dispositivo externo (por si sirve de algo, Apple ofrece una unidad externa de disco óptico por 79 dólares).

Apple adoptó la computación en la nube con su oferta de iCloud que permite a los usuarios almacenar documentos, fotografías, música y películas en servidores basados en la web. Un movimiento hacia la nube significa que el almacenamiento interno es una preocupación menos para los usuarios en el futuro.

En combinación con los avances en almacenamiento interno en “estado sólido” y velocidades de banda ancha más rápidas que hacen que las descargas y la transmisión en línea sean menos difíciles, una era postDVD podría ayudar a Apple y a sus competidores a prepararse para fabricar computadoras cada vez más delgadas, ligeras y baratas.

Sé testigo de las nuevas Chromebooks, laptops que corren con el sistema Chrome de Google, que dependen casi exclusivamente en la nube y se venden por aproximadamente 250 dólares.

Sin duda, la transición puede ser difícil para algunos usuarios.

“Para aquellos que aún poseen DVDs y quieren verlos en sus computadoras, la iMac no es la solución ideal”, escribió en una reseña sobre la nueva iMac, JP Mangalindan de Fortune. “Por supuesto, hay un SuperDrive externo de 79 dólares que se conecta a través de un cable USB, pero eso significa gastar más por (seamos honestos) una función que aún es estándar en la mayoría de las PCs. También significa jugar con la configuración minimalista de la iMac”.

“Aunque podría ser demasiado temprano para decir con certeza que la unidad óptica está absolutamente muerta”, escribió Chris Pirillo, fundador de la red de blogs, Lockergnome, “ciertamente muestra todas las primeras señales de alerta de una tecnología que ya pasó su mejor momento”.

Temas: ,
Secciones: Gadgets • Tecnología