17 diciembre 2012
08:12 AM ET

Obama: "No podemos tolerar más tragedias, tenemos que cambiar"

(CNNMéxico) — En una ceremonia para recordar a las 26 víctimas del tiroteo en una escuela primaria de Newtown, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mencionó la noche de este domingo que utilizará todos los poderes que le confiere su mandato para evitar una tragedia como la ocurrida el viernes pasado.

Aunque el mandatario dijo que “ninguna ley puede eliminar el mal del mundo”, también mencionó que eso no es una excusa, y que es una obligación establecer cualquier medida que pueda salvar la vida de un niño.

“¿Estamos cumpliendo con nuestras obligaciones? ¿Podemos decir que estamos haciendo lo suficiente para mantener a nuestros hijos lejos del peligro?, cuestionó Obama.

“La respuesta es no. No estamos haciendo lo suficiente, y tendremos que cambiar”, respondió el mandatario. “No podemos tolerar esto más. Estas tragedias deben terminar, y para terminarlas tenemos que cambiar”.

“No podemos aceptar que estos eventos se conviertan en una rutina”, resaltó el presidente de Estados Unidos, frente a familiares de las víctimas, reunidos en una escuela secundaria de Newton, para participar en una vigilia.

Antes de la intervención de Obama, el gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, dijo que en una charla el presidente le mencionó que la masacre ocurrida en Newtown había representado el día más difícil de su mandato.

“Nos reunimos aquí en memoria de 20 hermosos niños, y 6 adultos notables”, dijo Obama al iniciar su discurso. “Les vengo a ofrecer el amor y las oraciones de toda una nación”, dijo el demócrata, para luego reconocer que las palabras no se equiparan ‘a la profundidad’ del dolor que provocaron los decesos.

“Solo puedo esperar que ustedes sepan que no están solos en este dolor”, dijo Obama. “Hemos llorado por ustedes”.

“Con esta violencia indescriptible, ante un mal impensable, ustedes se han protegido entre sí, y se han amado entre sí. Así es como Newtown será recordado. Ese amor los llevará a superar esto”, expresó el mandatario.

En la última parte de su discurso, el presidente de Estados Unidos mencionó el nombre de cada uno de los niños que murió asesinado en una escuela primaria de Newtown, en el estado de Connecticut.

El mandatario llegó a Newton dos días después de que un joven identificado como Adam Lanza, de 20 años, disparara y matara a 20 niños, de entre seis y siete años, en un par de aulas de la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown, antes de suicidarse.

El teniente de la policía de Connecticut, Paul Vance, dijo que la madre del tirador, Nancy Lanza, es la mujer que encontraron muerta las autoridades con “múltiples heridas de bala”, en su hogar.

Todas las víctimas murieron después de recibir varios disparos, dijo H. Wayne Carver II, jefe médico forense de Connecticut. Sus muertes -así como la de Nancy Lanza – se clasifican como homicidios.

"Esto es, probablemente, lo peor que he visto, o lo peor que hayan visto mis colegas”, dijo Carver, quien realizó la autopsia de siete víctimas.

La masacre de Newtown volvió a abrir el debate en Estados Unidos respecto a la posibilidad de establecer restricciones más severas para la adquisición de armas.

Reabren algunas escuelas en Newtown

Matanza en Connecticut

Conferencia de prensa de la policía sobre la matanza

Obama llora por la matanza de Connecticut

¿Cómo explicar a un niño la masacre de Connecticut?

Un hispano vive de cerca la tragedia

El horror se apoderó de una primaria

Estudiante describe el tiroteo

¿Por qué ocurren las matanzas?