19 diciembre 2012
12:00 PM ET

Obama propone cambios a la política de armas en EE.UU. para evitar más matanzas

(CNN) — El presidente Barack Obama anunció al mediodía de este miércoles la creación de un grupo, encabezado por el vicepresidente Joe Biden y en el que participarán otros grupos de la sociedad civil para estudiar qué medidas se deben adoptar para prevenir matanzas como la ocurrida en la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut la semana pasada.

La idea es que este grupo presente propuestas concretas en enero de 2013.

Obama recordó que la mayoría de los estadounidenses está a favor de prohibir la venta de rifles de asalto y de endurecer las normas para evitar que las armas de fuego estén en poder de personas que no estén capacitadas para utilizarlas

El anuncio llega en medio del duelo por la matanza de Newtown, y representa los primeros pasos concretos en una nueva política de armas para el país.

"Sabemos que este debate va a generar mucha controversia. Las leyes no van a prevenir sólo estos sucesos, también tenemos que adoptar medidas sobre la salud mental y para evitar la glorificación de las armas en EE.UU.", aseguró Obama.

Asimismo, el presidente dijo que la mayoría de los poseedores de armas en EE UU "las tienen de manera legal y las utilizan de manera responsable" y agregó que "tener un arma y tener sentido común no son incompatibles", pero explicó que hay que trabajar para que no acaben en manos inadecuadas.

"Esta iniciativa va a requerir mucho compromiso y valentía", advirtió Obama. "Si la colaboración y el sentido común prevalecen, estoy convencido de que podremos hacer algo para evitar que este tipo de violencia se repita".

El domingo, en una escuela de Newtown Obama dijo que “estas tragedias deben terminar. Y para terminarlas, debemos cambiar”.

Continúan los funerales

En tanto, los funerales continuaron este miércoles en el pequeño pueblo, que se despedirá de más estudiantes y de una de las profesoras.

Ellos están entre las 27 personas que murieron en el ataque realizado por Adam Lanza, quien disparó contra su madre en cuatro ocasiones el pasado viernes, antes de irrumpir en la escuela primaria Sandy Hook.

Las preguntas sobre los motivos del tiroteo continúan. Hasta ahora, los investigadores no han podido sacar información de la computadora que el joven destruyó antes de realizar el ataque, a pesar de los esfuerzos de la policía de Connecticut y el FBI.

Este martes, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) se pronunció por primera vez sobre la masacre e informó que planea realizar una conferencia de prensa el próximo viernes.

"Por respeto a las familias, y como una cuestión de decencia mínima, hemos dado tiempo para el duelo, la oración y para una investigación completa de los hechos antes de hacer comentarios", afirmó la organización en un comunicado. "La NRA está preparada para ofrecer contribuciones significativas para ayudar a asegurar que esto no vuelva a suceder".

El debate sobre las armas se intensifica

La discusión nacional sobre el uso de las armas ha alcanzado un nuevo clímax, mientras algunos piden controles más estrictos y otros más permisos.

Bill Mingin había guardado un arma en su ático durante 40 años. "Creí que la necesitaría, por si acaso", dijo el residente de Nueva Jersey en iReport.

Pero luego de la masacre en Newtown ha pensado en venderla. Sin embargo, no quiere que termine "en manos de una mala persona".

"Entonces la destrocé con un martillo y la tiré al rio. Nadie nunca causará daño con este juguete mortal. Librémonos de las armas. Comencemos con la mía".

Otros dicen que podrían evitarse futuras tragedias armando a los profesores.

Una ley presentada en la legislatura de Carolina del Sur el pasado sábado permitiría a empleados escolares portar armas. La ley pide que solo las lleven quienes estén certificados y que utilicen balas frágiles para evitar rebotes.

Pero Larry Pratt, director ejecutivo de la organización Gun Owners of America, dijo que si hubiese habido más armas en la escuela Sandy Hook, más víctimas estarían vivas.

“Dado que hemos aceptado leyes para la portación de armas en todo el país, la gente puede traer un arma con permiso. Y aún así hay leyes que dicen que no se puede hacer en escuelas”, señaló Pratt. “Y en los mismos lugares que buscan estos monstruos como el asesino de esos adultos y niños, decimos que no, no queremos que puedas defenderte a ti mismo. Es mejor que solo estés ahí sentado, esperando a que te maten. Es algo que encontramos moralmente incomprensible".

Piers Morgan, de CNN, cuestionó si el aumento de armas es la solución en un país con más de 300 millones de armas no militares. También confrontó a Pratt en el asunto de los rifles de asalto de alto poder.

“Tras lo que pasó en Sandy Hook, su respuesta al problema del uso repetido de este tipo de armas, con esos cartuchos de alta capacidad, es continuar permitiéndole a los estadounidenses comprarlas con impunidad, y no preocuparse de esos tiroteos masivos, ¿es así?”, preguntó Morgan.

“La segunda enmienda significa lo que dice, y mientras tanto, ¿quieres continuar con las leyes contra la defensa propia?”, respondió Pratt.