¿Cómo ser más feliz con menos?
26 diciembre 2012
02:34 PM ET

¿Cómo ser más feliz con menos?

(CNN) — Francine Jay, de más de 35 años, ha vivido felizmente con menos durante 12 años, gracias a una revelación inspirada en un viaje.

“Siempre viajé lo más ligera posible, y encontraba estimulante salir solo con una bolsa de mano pequeña”, dijo Jay, autora de La alegría de lo menos, una guía de vida minimalista: cómo deshacerte del desorden, organizar y simplificar tu vida.

“Pensé: '¡Wow!, viajar ligero es genial, ¿cuán increíble sería vivir de esta manera?'. Quería tener el mismo sentimiento de libertad en mi vida diaria, así que decidí deshacerme de todo el exceso de posesiones y vivir sólo con las esenciales. Quería gastar mi tiempo y energía en experiencias, en lugar de cosas”.

Jay y su esposo vendieron su casa, la mayoría de sus posesiones y se reubicaron en Londres con solo una bolsa de lona para cada uno. “Vivimos durante tres años poseyendo solo lo que podíamos cargar en nuestras bolsas”, dijo. “Recientemente tuvimos un bebé y ahora estamos más establecidos, pero seguimos comprometidos a vivir con lo menos posible. Aunque no adopté el minimalismo por razones financieras, volverme una minimalista es lo mejor que he hecho para mis ingresos”.

La recesión global actual y las preocupaciones ambientales y ecológicas, han generado que muchas personas reconsideren lo que es importante. Y para algunos, no es lo que poseen o lo que pueden comprar.

La consejera de vida y negocios Nicole A. Dunbar ha aprendido a vivir con menos, y lo ama. Antes de lanzar su propio negocio el año pasado, trabajaba de 50 a 70 horas semanales y vivía en la zona opulenta de Hyde Park, un vecindario adyacente a la casa en Chicago del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Las cenas costosas con sus amigos no le daban descanso. Pero esos días se terminaron.

Primero consiguió un departamento subarrendado por seis meses, lo cual le garantiza una renta baja y la mantiene móvil. Lleva folletos de descuentos cuando compra en el supermercado; come según la temporada y cocina más en casa.

Su membresía del club deportivo es historia. “El parque cerca de mi casa se volvió mi gimnasio”, dijo Dunbar. ¿Esa factura de 150 dólares al mes del teléfono celular?: Se fue. Puede que no sea sexy, pero un teléfono prepagado de 55 dólares tomó su lugar.

“Las personas en realidad no saben lo que necesitan. Una necesidad es la electricidad; un deseo es la televisión por cable”.

Debido a que hace la mayoría de su trabajo a través de internet, no está atada a una ubicación física. La verdadera meta de Dunbar es pasar los meses más fríos con su madre en Atlanta o visitando a su hermano en Jamaica. Reducir sus gastos le da la libertad de hacerlo.

“Decidí tomar tareas de medio tiempo o por contrato que me permitieran construir mi negocio y mantener algunos ingresos. Nunca habría llegado a este lugar sin vivir con simpleza y sin dejar de escuchar los ‘deberías’”.

Para algunos, como Dunbar, se trata de cambiar de carrera para hacer algo que ama, a pesar de ganar menos. Para otros puede significar vender sus automóviles y en su lugar depender de sus pies o del transporte público y servicios para compartir automóvil.

“Nuestros miembros nos dicen que ahorran un promedio de 600 dólares al mes”, dijo el presidente y CEO de Zipcar, Scott Griffith, cuya red para compartir automóvil opera en más de 50 ciudades en Estados Unidos, el Reino Unido, España y Austria. “No es que no puedan costear un automóvil; han aprendido a hacer las cuentas”, dijo.

Los ahorros son grandes, pero “la verdadera conexión a largo plazo y más emocional está alrededor de todo el concepto de ‘menos es más”, dijo Griffith.

La idea básica de estas personas es la “disminución voluntaria”, o aprender a vivir felizmente con menos “cosas”.

“Le compramos a los medios la idea de que el dinero compra la felicidad. Realmente intentamos lograrlo durante un par de generaciones, y no funcionó”, dijo Duane Elgin, autor de Simplicidad voluntaria: hacia un camino de vida que es externamente simple, internamente rico.

“¿Qué te importa? ¿Qué valoras? Es importante para las personas darse cuenta que no es simplemente la cantidad de cosas que consumimos. Se trata de nuestras familias, nuestro trabajo, nuestra conexión con el resto del mundo, nuestra dimensión espiritual. Se trata de cómo tocamos al mundo entero”.

Pero, ¿la simplicidad alguna vez se siente como un sacrificio?

“Nunca pienso en el minimalismo como una privación”, dijo Jay. “En su lugar, es eliminar el exceso: objetos sin utilizar, compras innecesarias, tareas insatisfactorias, de tu vida. Puede que tenga muy pocas posesiones, pero tengo más espacio. Puede que tenga menos compromisos, pero tengo más tiempo. El minimalismo es hacer espacio para lo que importa más”.

Y aquellos que simplifican su vida como Nicole Dunbar no han mirado atrás. “Escucho que las personas dicen: ‘Me gustaría poder hacer eso’. Sí puedes; solo necesitas comenzar a entender los deseos contra las necesidades”.

soundoff (9 comentarios)
  1. Chelita

    Buenisimo el articulo. Gracias por compartir todas estas ideas que son bien practicas para nuestra propia economia domestica. Debe ser que como estamos en una nueva era vamos a ser mas espirituales y podemos determinar mejor lo que es realmente importante para ser felices. Gracias una vez mas.

    27 diciembre, 2012 en 3:22 pm | Report abuse |
  2. Luis Peri

    Maria, me parece que cuando CNN indica que el "COMENTARIO PENDIENTE DE MODERACION"significa que no quieren involucrarse por que podria ser un tema espinoso........a mi tambien me paso

    27 diciembre, 2012 en 8:57 am | Report abuse |
  3. Luis Peri

    Felicitaciones Francine por transladar esta vivencia, pienso que en muchos casos nos dejamos llevar por la manada y el bombardeo de publicidad que recibimos a diario y la falta de solidaridad entre nosotros que continua creciendo.

    27 diciembre, 2012 en 8:55 am | Report abuse |
  4. Mar Azul Turquesa

    El asunto es muy simple, en nuestra cultura occidental gastamos el poco dinero que percibimos y que nos cuesta tanto trabajo ganarlo en cosas que realmente no necesitamos para vivir. Ejemplo: 1.-Comer fuera de casa es carísimo, además generalmente la comida es muy mala para la salud por los ingredientes y los aceites de mala calidad que usan para prepararla, luego nos enfermamos y debemos ir al médico que también es carísimo pagar por sus servicios. 2.- La casa o apartamento están llenos de cosas no son imprescindibles para vivir: muchas alfombras, muchos cuadros, muchas lamparas, muchos cojines, mucho de todo. 3.- Compramos demasiada ropa y demasiados zapatos y generalmente usamos lo más cómodo y el resto se queda amontonado en los closets. 4.- Los padres de hoy tienen un gasto adicional , el gasto del celular e internet para sus hijos adolencentes y jóvenes y que se pasan clavados y sumergidos en su facebook y si no tienen esos servicios se sienten fuera de "onda", "arde Troya" y se sienten acomplejados e hijos de padres pobres. 5.- Las mujeres de hoy(E incluso los hombres) pagan por cirugías que no necesitan: narices, senos, nalgas, liposucciones, etc, etc. 6.- Se podrían detallar muchos ejemplos de gastos no necesarios etc., etc. Y luego revientan las tarjetas de crédito porque es muy fácil sacar tarjeta de crédito y pagar con dinero plástico. Y ¿Como no vivir estresados si los gastos son mas altos que los ingresos? Para no vivir con ese estrés infinito en primer lugar debemos generar el ingreso de dinero trabajado honestamente para luego gastarlo y si es posible ahorrar una parte de ese ingreso por cualquier eventualidad.

    27 diciembre, 2012 en 12:48 am | Report abuse |
  5. Erwin

    Es muy acertado. me he dado cuenta que cuando elimino cosas que no las necesito, me siento menos estresado. felisito a esta pareja. que supieron encontrar una de muchas maneras para ser feliz....

    26 diciembre, 2012 en 9:47 pm | Report abuse |
  6. José Daley Alarcón Rangel

    Creo que esta filosofía o estilo de vida se me esta haciendo interesante

    26 diciembre, 2012 en 9:22 pm | Report abuse |
  7. Maria O'Connor

    Hay cosas indispensables: alimentos, salud, educación (aun universitarios, excepto pos grado que debería ser costeado por el individuo) y vivienda y todo aquel que trabaja o es jubilado debería tener la capacidad adquisitiva para comprarlas, porque todo esto está muy cerca de derechos humanos y sobrevivivencia. Hay cosas que no son indispensables: autos de lujo, yates, ropa de marca, joyas, muebles caros, teléfonos celulares, etc.
    La felicidad tiene que ver con sentimientos compartidos y obtención de cosas indispensables. Lo no indispensable, es solo un espejismo, obtenerlo puede dar satisfacción, pero no significa mayor felicidad.

    26 diciembre, 2012 en 5:02 pm | Report abuse |
  8. Maria O'Connor

    Estoy intrigadisima. Cuando Ud. no quieren publicar algo, dicen "comentario pendiente de moderacion", porque observo que cuando aparece ese mensaje, el comentario nunca se publica. Simplemente, una pregunta.

    26 diciembre, 2012 en 4:58 pm | Report abuse |
  9. Maria O'Connor

    Hay cosas indispensables: salud, educacion y vivienda y todo aquel que trabaja o es jubilado deberia tener la capacidad adquisitiva para comprarlas, porque todo esto esta muy cerca de derechos humanos y sobrevivivencia. Hay cosas que no son indispensables: autos de lujo, yates, ropa de marca, joyas, muebles caros, telefonos celulares, etc.
    La felicidad tiene que ver con sentimientos compartidos y obtencion de cosas indispensables. Lo no indispensable, es solo un espejismo, obterlo no signifca mayor felicidad.

    26 diciembre, 2012 en 2:55 pm | Report abuse |