Acuerdo para evitar el abismo fiscal en manos de los líderes del Senado de EE.UU.
El Congreso tiene tres días para llegar a una solución.
28 diciembre 2012
09:55 PM ET

Acuerdo para evitar el abismo fiscal en manos de los líderes del Senado de EE.UU.

(CNN) — Después de una reunión de congresistas estadounidenses en la Casa Blanca, en la que participó el presidente Barack Obama, quedó en el campo de los líderes demócratas y republicanos en el Senado la posibilidad de llegar a un acuerdo para evitar el abismo fiscal, indicaron los asistentes.

El líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, demócrata de Nevada, dijo que las próximas 24 horas serían "muy importantes" en los esfuerzos para disminuir las consecuencias más graves del abismo fiscal, una combinación de aumento de impuestos y recortes en el gasto que comenzaría a repercutir el próximo año.

"Todo lo que presentemos será imperfecto. Hay gente a la que no le va a gustar, a algunas personas les gustará menos", dijo Reid en el Senado, tras la reunión con el presidente Obama, otros líderes del Congreso y altos funcionarios del gobierno.

El homólogo republicano de Reid, el senador Mitch McConnell, de Kentucky, expresó su esperanza de que tanto él como el líder demócrata en la Cámara alta puedan establecer una propuesta que se presente a más tardar el próximo domingo.

Obama se declaró "moderadamente optimista" respecto a que los líderes del Senado puedan forjar un acuerdo, pero advirtió "nadie va a obtener el 100% de lo que quiere".

En una declaración a la prensa, Obama también dijo que, en ausencia de un acuerdo, su propuesta más reciente tendría que ser sometida a votación, con la expectativa de que cuente con el apoyo bipartidista en la Cámara y el Senado.

“El pueblo estadounidense nos está observando, su paciencia se está acabando”, dijo el mandatario. No habrá ninguna paciencia si hay heridas a la economía que se pueden evitar, agregó.

El Congreso tiene tres días para llegar a una solución, antes de que finalice el 2012 y ocurran los aumentos de impuestos y los recortes de gastos, por el abismo fiscal.

Los mercados abrieron a la baja este viernes, en medio de crecientes temores de que el presidente y los legisladores no logren llegar a un acuerdo, lo que también provocó que el Índice de Confianza del Consumidor cayera.

Los economistas advierten que seguir con la parálisis podría provocar otra recesión.

El encuentro en la Casa Blanca ocurrió con un Senado que regresó a Washington después de las vacaciones navideñas. En tanto, la Cámara de Representantes planea reunirse el próximo domingo.