Acusan de asesinato a la banda de seis violadores
30 diciembre 2012
01:15 PM ET

Acusan de asesinato a la banda de seis violadores

NUEVA DELHI, India (CNN) —  Mientras que hoy se incineraba el cuerpo de la joven india de 23 años a la que seis hombres violaron en un autobus, la policía acusó de asesinato a los sospechosos de la violación. Entre los detenidos se encuentran un menor de edad y el conductor de autobús en el que ocurrieron los hechos en Nueva Delhi.



Multitudes de personas han protestado durante días, exigiendo una mayor protección para las mujeres y el castigo para los responsables del asalto.

La mujer fue trasladada a Singapur a principios de esta semana después de haber recibido tratamiento en un hospital de Nueva Delhi.

Médicos de Singapur, aseguraron que habçia muerto "pacíficamente" la madrugada del sábado, rodeada de su familia y funcionarios indios de la embajada.

La mujer había estado en "estado extremadamente crítico" desde su llegada el jueves y empeoró, según el doctor Kelvin Loh, director ejecutivo del Hospital Mount Elizabeth.

El cuerpo de la víctima fue devuelto a la India, donde fue incinerado el domingo en un funeral privado, segçun un portavoz del Ministerio .

La Embajada de EE.UU. en Nueva Delhi expresó sus condolencias sábado.
"Al honrar la memoria de este joven valiente, también nos comprometernos a cambiar las actitudes y poner fin a todas las formas de violencia basada en el género, que afecta a todos los países del mundo".

Las autoridades no han dado a conocer el nombre de la mujer, pero los manifestantes le llamaban Damini, que significa "relámpago" en hindi y que es tambiçen el tçitulo de una película de 1993 de Bollywood sobre una empleada doméstica, víctima de asalto sexual.
Susan Rice, embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas, escribió en Twitter: "A nuestros amigos en India: compartimos su indignación por un acto de crueldad inimaginable en contra de una de nuestras hermanas RIP Nirbhaya.».

Embajador de India en Singapur dijo que los familiares de la víctima, que son hindúes y viven en Nueva Delhi, han pedido privacidad.

Los atacantes asaltaron a la mujer y su compañero en un autobús de 16 de diciembre, robándoles sus pertenencias antes de tirarlos a una cuneta, dijo la policía. El hombre se recuperço y fue dado de alta en el hospital.

La semana pasada, la policía dijo que la mujer hizo una declaración a un magistrado de su cama de hospital.

La muerte ha provocado la desolación y la tristeza en la India y ha provocado que el Gobierno acepte abordar como atajar el incremento de violaciones en el país.
Por temor a protestas masivas tras la muerte, la policía reforzó la seguridad en la capital y barricadas en algunos sitios de reuniones anteriores.

Las autoridades dijeron que las manifestaciones sólo se permiten en observatorio Jantar Mantar y los jardines Ram Lila.

La policía prohibió las protestas en las colinas de Raisina y cerró las carreteras que conducen a la zona, por temor a una posible repetición de los furiosos, grandes manifestaciones que tuvieron lugar la semana pasada. Diez estaciones de metro también se cerraron, dijeron las autoridades.

El primer ministro indio, Manmohan Singh ofreció sus "profundas condolencias".
"Ya hemos visto las emociones y energías que este incidente ha generado", dijo, en referencia a las protestas generalizadas. "Sería un verdadero homenaje a su memoria, si somos capaces de canalizar estas emociones ... y la energía en un curso de acción constructivo."

Los casos de violación en la India – donde un estigma cultural lleva a muchas mujeres a no denunciar este delito – han aumentado drásticamente en las últimas cuatro décadas, desde 2.487 en 1971 a 24.206 en 2011, según cifras oficiales.
Solo en Nueva Delhi hubo 572 violaciones denunciadas el año pasado y más de 600 en 2012.

En un caso reciente, el de una niña de 17 años de edad, quien dijo que fue violada durante el festival hindú de Diwali 13 de noviembre. Un caso formal no fue registrado por la policía hasta 14 días después.

La chica se suicidó el miércoles por la ingestión de veneno, según las autoridades del distrito de Patiala de Punjab, en el norte de la India.
En su nota de suicidio, ella culpó a sus presuntos violadores. Tres sospechosos – incluyendo una cómplice femenina – han sido detenidos.
La mayoría de las mujeres en la India tienen historias de abuso y acoso sexual en el transporte público, en las calles y otros lugares, dijo Seema Sirohi del Consejo Indio de Relaciones Globales.

"Hay un montón de razones por las que esto sucede, pero el sistema patriarcal es una, la falta de vigilancia es otro y el tratamiento general de las mujeres no es igual a los hombres, a pesar de que así sea bajo la ley", dijo Sirohi.

El gobierno de la India anunció planes el jueves para "nombrar y avergonzar" violadores condenados mediante la publicación de sus nombres, las imágenes y las direcciones de sus sitios web oficiales, de acuerdo con el Times of India.

Y el Consejo de Ministros tiene previsto crear una comisión para investigar los casos de violación y proponer medidas para mejorar la seguridad de las mujeres. Este grupo tiene tres meses para presentar su informe al gobierno.

Temas:
Secciones: India • Mujer • Mundo • Noticias