1 enero 2013
08:32 AM ET

¡Buen provecho 2013!

(CNN) — Los estadounidenses que celebran la víspera de Año Nuevo con una botella de champagne, sombreros de fiesta y un beso a la medianoche tienen una lección importante que aprender del resto del mundo (y ciertas regiones de su país): la llegada del año nuevo es para celebrar con banquetes.

A medida que el año nuevo llega en todo el mundo, pasteles especiales y panes abundan, como los fideos largos (que representan una vida larga), guisantes (que representan monedas), arenques (que representan abundancia) y cerdos (que representan buena suerte). Los detalles varían, pero el tema general es el mismo: sentarse y compartir una comida con la familia y amigos para marcar el comienzo en un año de prosperidad.

Aquí algunas de las tradiciones más típicas en todo el mundo y algunas pistas sobre dónde participar en ellas:

Hoppin' John, sur de Estados Unidos

Una tradición culinaria importante en Año Nuevo en el sur de Estados Unidos, el Hoppin’ John es un platillo de guisantes verdes con sabor a cerdo o guisantes negros (que simbolizan monedas) y arroz, frecuentemente servido con col u otras verduras verdes cocidas (ya que son del color del dinero) y pan de maíz (el color del oro). Se dice que el platillo trae buena suerte en el año nuevo.

Un folklore diferente traza la historia y el nombre de esta comida, pero el platillo actual tiene sus raíces en las tradiciones africanas y de las Antillas y probablemente fue traído por los esclavos a Norteamérica. Una receta de Hoppin’ John ya aparece en 1847 en The Carolina Housewife (El ama de casa de Carolina) de Sarah Rutledge y ha sido reinterpretado con el paso de los siglos por chefs caseros y profesionales.

Según reportes, el platillo obtuvo su nombre en Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos, y es un elemento básico de la cocina de la región Lowcountry (alrededor de la costa de Carolina del Sur).

Doce uvas, España

Mientras los estadounidenses ven caer la bola de luces en Times Square la víspera de Año Nuevo, los españoles ven la transmisión desde la Puerta del Sol en Madrid, donde los juerguistas se reúnen en frente de la torre del reloj de la plaza para recibir el Año Nuevo. Aquellos que están en la plaza y los que la ven en la casa participan en una tradición anual: al filo de la medianoche comen una uva por cada campanada del reloj. Algunos incluso preparan sus uvas (pelándolas y quitándoles las semillas) para asegurarse de que serán lo más eficientes posibles cuando llegue la medianoche.

La costumbre comenzó en el cambio hacia el siglo XX y supuestamente fue pensada por los productores de uva en el sur con una cosecha abundante. Desde ese entonces la tradición se extendió a muchas naciones que hablan español.

Aquellos que pasan la víspera de Año Nuevo en Madrid deben dirigirse hacia la Puerta del Sol antes de la medianoche. Es una plaza animada, rodeada de bares, restaurantes y tiendas, así que es un buen lugar para estar cuando el año nuevo llegue.

Tamales, México

Los tamales, alimentos de masa llenos de carne, queso y otras deliciosas adiciones envueltos en una hoja de plátano u hojas de maíz, hacen su aparición en casi todas las ocasiones especiales en México. Pero la temporada de fiestas es una época especialmente favorecida para la comida. En muchas familias, grupos de mujeres se reúnen para hacer cientos de paquetes pequeños (con cada persona a cargo de un aspecto del proceso de cocina) para entregárselos a amigos, familiares y vecinos. En Año Nuevo, a menudo se sirven con menudo (pancita), una sopa con callos y tripas que es famosamente buena para las resacas.

Aquellos que viven en ciudades con grandes poblaciones mexicanas no deberían tener mucho problema para encontrar restaurantes que vendan tamales para llevar en la víspera de Año Nuevo. Pero los golosos que quieran los tamales de verdad deben dirigirse a la ciudad de México, donde los tamales al vapor son vendidos en las esquinas de las calles noche y día. También pueden ser conseguidos en restaurantes.

Oliebollen, Países Bajos

En Países Bajos, bolas fritas de aceite, u oliebollen, son vendidas en carritos en la calle y tradicionalmente son consumidas en la víspera de Año Nuevo y en ferias especiales de celebración. Son bolas de masa como de dona, hechas al dejar caer una bola de masa añadiéndole grosellas o pasas en una freidora profunda y luego espolvoreadas con azúcar en polvo.

En Amsterdam, presta atención para encontrar los Oliebollenkraams, pequeñas chozas temporales o remolques en la calle que venden paquetes de oilebollen fritos calientes.

Marzipanschwein or Glücksschwein, Austria y Alemania

Austria, y su vecino del norte, Alemania, llaman a la víspera de Año Nuevo, Sylvesterabend, o la víspera de San Silvestre. Los juerguistas austriacos beben un ponche de vino tinto con canela y especias, comen lechón para la cena y decoran la mesa con cerdos pequeños hechos de mazapán, llamados marzipanschwein. Los cerdos de buena suerte, o Glücksschwein, que están hechos de todo tipo de cosas, también son regalos comunes en todo Austria y Alemania.

Las pastelerías de Viena en esta época del año estarán llenas de una variedad de dulces en forma de cerdo. Dirígete a Julius Meinl, con más de tres pisos de comida gourmet, cafeterías y restaurantes, para encontrar la muestra más impresionante de trufas de champagne en forma de cerdo, mazapanes y chocolates en una variedad de tamaños.

Fideos soba, Japan

En las casas japonesas, las familias comen fideos soba de trigo, o soba toshikoshi, en la medianoche de la víspera de Año Nuevo para despedirse del año que ya se fue y para recibir el año que vendrá. La tradición data del siglo XVII, y los fideos largos simbolizan la longevidad y la prosperidad. En otra costumbre llamada mochitsuki, los amigos y familia pasan el dían antes de Año Nuevo al moler pasteles de arroz mochi. Arroz glutinoso dulce es lavado, remojado, cocinado al vapor y molido en una masa suave. Luego los invitados toman turnos pellizcar pedazos y convertirlos en pequeños bollos que luego se comen como postre.

Esta víspera de Año Nuevo, en el restaurante japonés de Manhattan, Estados Unidos, En Japanese Brasserie, el chef (y los clientes que estén dispuestos) participarán en el mochitsuki. El mochi que resulte será servido como postre más tarde en la noche. El restaurante también sirve dos menús kaiseki, ambos con fideos soba como el platillo final. A la medianoche, abrirán una barril de sake para recibir el Año Nuevo.

Rosca de reyes, en todo el mundo

La tradición de una rosca de año nuevo es una que abarca innumerables culturas. Los griegos tienen la Vasilopita, los franceses la gateau o galette des rois. Los mexicanos tienen la Rosca de Reyes y los búlgaros disfrutan la banitsa.

La mayoría de los pasteles se consumen en la medianoche o víspera de Año Nuevo (aunque algunas culturas cortan su rosca en Navidad o la Epifanía, 6 de enero) e incluyen una moneda de oro o figura oculta, que simboliza un año próspero para cualquiera que la encuentre en su rebanada.

Cotechino con lenticchie, Italia

Los italianos celebran la víspera de Año Nuevo con 'La Festa di San Silvestro', que a menudo comienza con un tradicional cotechino con lenticchie, un estofado de salchichas y lentejas que se dice trae buena suerte (las lentejas representan dinero y buena fortuna) y, en ciertas casa, zampone, un pie de cerdo relleno.

La comida termina con chiacchiere, bolas de masa frita que están enrolladas en miel y azúcar espolvoreado, y prosecco. Los platillos tienen sus raíces en Modena, pero los banquetes de la víspera de Año Nuevo prosperan en todo el país.

Arenque en escabeche, Polonia y Escandinavia

Debido a que el arenque abunda en Polonia y partes de Escandinavia, y debido a su color plata, muchas personas en estas naciones comen arenque en escabeche al filo de la medianoche para traer un año de prosperidad y abundancia. Algunos comen arenque en escabeche en salsa de crema, algunos los comen con cebollas.

Una preparación especial polaca de arenque en escabeche de la víspera de Año Nuevo, llamada Sledzie Marynowane, está hecha al remojar arenques enteros salados en agua durante 24 horas y luego cortarlas en capas en un tarro con cebollas, pimientas, azúcar y vinagre blanco. Los escandinavos a menudo incluyen arenque en un platillo smorgasbord más grande en medianoche con pescado ahumado y en escabeche, paté y albóndigas.

Kransekage, Dinamarca y Noruega

Kransekage, literalmente pastel de corona, es un pastel en torre compuesto de muchos anillos concéntricos de pastel en capas uno encima del otro, y son hechos para la víspera de Año Nuevo y otras ocasiones especiales en Dinamarca y Noruega. El pastel está hecho de mazapán, y a menudo se pone una botella de vino o Aquavit en el centro y puede ser decorado con adornos, banderas y galletas.

soundoff (2 comentarios)
  1. Elisa Camargo

    A quién corresponda:
    En mi país, los tamales son para ciertas fechas, sin embargo para la cena de Año Nuevo no es un platillo, por lo menos en la mayoría de los hogares mexicanos en el Distrito Federal y gran parte del país se prepara: bacalao, romero, adobo, pero los tamales sólo hasta el 2 de febrero.
    Se acostumbra que los tamales se comen como desayuno o cena. Por lo que me gustaría saber de dónde salio la información de que en México celebramos el año nuevo con "tamales". No dudo que tengan una fuente confiable sobre este hábito.
    Gracias y quedo en espera de sus comentarios.
    Saludos

    4 enero, 2013 en 2:12 pm | Report abuse |
  2. MIGUEBEL

    En Centroamerica a la media noche se acostumbra comer tamales colorados y negros con pan pirujo grande y de beber ponche de frutas caliente FELIZ AÑO.

    6 enero, 2013 en 4:00 pm | Report abuse |