El diario británico The Sun reclama a Argentina las Islas Malvinas
4 enero 2013
11:12 AM ET

El diario británico The Sun reclama a Argentina las Islas Malvinas

(CNN) — Un periódico británico se metió en la discusión entre Argentina y Gran Bretaña sobre la soberanía de las Islas Malvinas este viernes, con la publicación de una carta abierta en un diario de Buenos Aires en la que exige “sacar las manos” del territorio disputado.

La carta de The Sun, impresa en el diario Buenos Aires Herald, fue una respuesta a una carta abierta publicada en la prensa británica el jueves en la cual la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner llamó a Gran Bretaña a hablar sobre las islas, conocidas por los británicos como Falkland Island.

En su misiva – dirigida al primer ministro británico, David Cameron y con copia para el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon – la mandataria argentina acusaba al país europeo de colonialismo descarado.

“Los argentinos de las islas fueron expulsados por la Marina Real y Gran Bretaña subsecuentemente comenzó a implantar población en un proceso similar al que aplicó en otros territorios bajo su dominio colonial.

“Desde entonces, Gran Bretaña, el poder colonial, se ha rehusado a regresar los territorios a la República Argentina, evitando así restaurar la integridad del territorio”.

Fernández citó una resolución de 1965 de las Naciones Unidas, en la que invita a los dos países a negociar una solución a la soberanía en disputa y llama a Gran Bretaña a acatar la resolución.

La carta de The Sun, dirigida a Fernández, rechaza estas afirmaciones al decir: “Los reclamos de que hace 180 años Argentina fue despojada de las Islas Malvinas son infundados.

“Nunca se expulsó a población civil argentina. Era una guarnición argentina la que fue enviada a las isla para tratar de imponer la soberanía de argentina sobre el territorio británico”.

Las islas nunca han sido gobernadas por Argentina o formado parte de su territorio, establece el diario, y agrega: “Hasta que el pueblo de las Islas Malvinas elija convertirse en argentino siguen siendo absolutamente británico”.

“En nombre de nuestros millones de lectores, y para decirlo de otra forma: “¡SAQUEN LAS MANOS!”.

The Sun, el tabloide más vendido y parte del imperio mediático de Rupert Murdoch, explicó en una de sus páginas que el Herald “es un diario influyente leído por más de 50.000 personas en la capital”.

Los isleños, que participarán en un referéndum sobre su estatus político en marzo, también se apresuraron a rechazar la posición argentina.

“No somos una colonia”, dijo Barry Elsby, miembro de la Asamblea Legislativa de las Malvinas. “Nuestra relación con Gran Bretaña es una elección”.

El gobierno británico rechazó rápidamente el llamado de Fernández a negociar, al decir que los isleños han elegido ser británicos.

En un comunicado la Oficina del Extranjero de Gran Bretaña, dijo el jueves que los isleños siguen siendo libres de elegir su futuro y “tienen un derecho a la autodeterminación consagrada en la Constitución de las Naciones Unidas”.

El comunicado agrega: “Hay tres partes en este debate, no sólo dos como Argentina pretende. Los isleños no pueden ser sacados de su historia.

“Como tal, no puede haber negociaciones sobre la soberanía de las Islas Malvinas sino hasta que los isleños lo quieran”.

Localizada en el sur del Océano Atlántico, cerca de 480 kilómetros al este de la punta de Sudamérica, las Malvinas han sido codiciadas como un lugar estratégico y fuente de potenciales recursos naturales.

La isla, la cual recolecta sus propios impuestos pero se apoya en Gran Bretaña para su defensa y su política exterior, es uno de los 14 territorios en ultramar del país europeo desde 1833.

Argentina y Gran Bretaña se enfrentaron en una guerra por el territorio en 1982, cuando el gobierno militar argentino desembarcó tropas en la isla. Argentina cifró su número víctimas en cerca de 645. Gran Bretaña perdió a 255 personas, entre civiles y militares.

El más reciente intercambio de declaraciones ocurre en medio de una creciente tensión sobre las islas, donde viven unas 3.000 personas.