La incertidumbre se apodera de Venezuela a días de la toma de posesión de Chávez
4 enero 2013
11:56 AM ET

La incertidumbre se apodera de Venezuela a días de la toma de posesión de Chávez

(CNN) — Los aplausos de los legisladores venezolanos irrumpieron en la toma de protesta del presidente venezolano Hugo Chávez hace seis años. Una orquesta tocaba y él estaba radiante.

Este año, la escena es distinta.

Está previsto que Chávez asuma su nuevo mandato por otros seis años en pocos días, pero no está claro siquiera que esté en el país. El mandatario se recupera de una cirugía en Cuba, donde ha recibido tratamiento contra el cáncer.

Sus colaboradores más cercanos describen su condición como "complicada" y "delicada".

La incertidumbre sobre lo que sucederá el día de la inauguración, el próximo 10 de enero, permanece en este país de más de 28 millones de personas y rico en petróleo. Los periódicos y el ambiente están llenos de dudas sobre el futuro.

¿Qué pasará si Chávez pierde la batalla contra el cáncer o queda incapacitado para gobernar? ¿Y si está demasiado enfermo para asistir a la ceremonia?

La Constitución de Venezuela proporciona claridad sobre qué sucedería si Chávez muere o queda incapacitado; ambos escenarios conducirían a nuevas elecciones presidenciales. Pero el debate es más intenso acerca del panorama en caso de que el presidente permanezca en Cuba y no tome protesta en Caracas.

Te presentamos varios escenarios posibles en los próximos días, basados en la lectura de la Constitución de Venezuela y entrevistas con expertos.

Que los legisladores declaren la ausencia permanente de Chávez o que fallezca antes del 10 de enero: 

El vicepresidente Nicolás Maduro terminaría el mandato que finaliza la próxima semana. Luego, el líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, asumiría la presidencia.

Las nuevas elecciones se celebrarían 30 días después de esa fecha.

Si Chávez toma protesta el 10 de enero y muere después o los legisladores declaran su ausencia permanente: 

El vicepresidente asumiría la presidencia y se llevarían a cabo nuevos comicios 30 días después.

Si el presidente no puede tomar protesta ante los legisladores el 10 de enero:

En lugar de jurar el cargo ante la Asamblea Nacional, la Constitución contempla la posibilidad de que el presidente tome protesta ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Pero la redacción de la Constitución genera un debate: ¿La ceremonia con el Tribunal Supremo debe ocurrir el 10 de enero? ¿Debe llevarse a cabo en Venezuela? ¿Quién dirige el país en el interinato?

La legislación no es clara respecto a si la toma de protesta ante el Tribunal Supremo debe realizarse el 10 de enero, explicó Jesús María Casal, profesor de derecho constitucional en la Universidad Católica Andrés Bello, en Caracas. "Deja un margen de interpretación", indicó.

Cabello es uno de varios funcionarios de alto nivel y miembros del partido de Chávez que defienden la posibilidad de posponer la ceremonia.

Incluso, el abogado constitucionalista Félix Roque dijo a la televisora estatal VTV esta semana que, de ser necesario, el presidente podría jurar ante los magistrados al interior de la embajada venezolana en Cuba.

Otros expertos sostienen el plazo no es negociable.

El abogado constitucional José Vicente Haro dijo a CNN en Español que la toma de posesión debe realizarse ese mismo día y que no puede ocurrir en la sede diplomática, pues "no es territorio venezolano".

El 10 de enero es una fecha "realmente importante", dijo Javier Corrales, profesor de Ciencias Políticas en el Amherst College.

"Cuando concibes la idea de que las personas pueden cambiar la fecha de la toma de protesta fácilmente, esencialmente estás gobernando fuera de la Constitución", explicó. "Esencialmente estás abandonando la democracia".

En última instancia, podrían pedirle al Tribunal Supremo decidir al respecto, dijo Jennifer McCoy, directora del programa de las Américas del Centro Carter, con sede en Atlanta.

Si Chávez no ha regresado a Venezuela y es incapaz de jurar el 10 de enero, la Asamblea Nacional podría verse obligada a actuar, coincidieron McCoy y Casal.

Los legisladores no tendrían más remedio que declarar la ausencia permanente del mandatario, en cuyo caso el presidente de la Asamblea tomaría el cargo, o la ausencia temporal.

Si los legisladores declaran a Chávez temporalmente ausente del cargo:

Otro funcionario asumiría la presidencia hasta por 90 días, con la posibilidad de que los legisladores renueven el periodo otros tres meses más.

Con esta medida, el gobierno ganaría 180 días para decidir si declara la incapacidad del mandatario.

Pero este escenario también plantea algunas dudas: ¿Quién asumiría la presidencia durante la ausencia temporal de Chávez? ¿Existe la posibilidad de su recuperación?

La Constitución indica que el vicepresidente debe tomar el cargo en este caso, pero si Chávez no ha jurado para su nuevo mandato, ¿tiene un vicepresidente legítimo?

Algunos simpatizantes del presidente argumentan que debido a su reelección, la administración continúa automáticamente para el nuevo periodo. Pero la oposición señala que el gobierno actual concluye el 10 de enero, por lo que el líder de la Asamblea Nacional deba asumir el cargo.

Pero los legisladores enfrentan un reto mayor al decidir si la ausencia temporal es apropiada, de acuerdo con los expertos.

"¿Físicamente puede manejar un periodo de seis años?", cuestionó Casal.

Según McCoy, eso es difícil de determinar.

"No conocemos el diagnóstico", dijo. "Ese es el verdadero problema".

La periodista Osmary Hernández contribuyó con este reporte

La salud de Chávez

Escenarios ante posesión de Chávez

Rumores sobre la salud de Chávez

Maduro, voz oficial sobre salud de Chávez