La NASA halla una roca marciana rica en agua
La roca nombrada NWA 7034, tiene 10 veces más agua que otros meteoritos
4 enero 2013
10:48 AM ET

La NASA halla una roca marciana rica en agua

(CNNMéxico) — Un meteorito marciano de hace 2.100 millones de años, descubierto recientemente en África fue declarado como único debido a la cantidad de agua que conserva, informó este jueves la NASA.

Esta investigación afirma que la roca NWA 7034 – llamada así por haber sido encontrada en el Noroeste de África – tiene 10 veces más agua que otros meteoritos de orígenes desconocidos.

"La edad de NWA 7034 es importante porque es significativamente mayor que la mayoría de los otros meteoritos marcianos", dijo Mitch Schulte, científico del Programa de Exploración de Marte de la NASA en Washington. "Ahora tenemos una idea de un trozo de la historia de Marte en un momento crítico de su evolución”.

Esta nueva clase de meteorito fue encontrado en el desierto del Sahara en 2011 y pesa aproximadamente 320 gramos, informó la agencia espacial estadounidense en su página de internet.

“La roca basáltica en este meteorito es consistente con la corteza o el manto superior de Marte. La abundancia de agua, unas 6.000 partes por millón, sugiere que el meteorito interactuó con la superficie marciana hace unos 2.100 millones de años”, lo que indica que la roca estuvo en contacto con agua superficial a partir del magma o de los líquidos de los cometas que impactaban durante esa época, dijo Carl Agee, líder del equipo de análisis, director y curador del Institut of Meteoritics de la Universidad de Nuevo México, en Albuquerque.

"Este meteorito marciano tiene todo en su composición para mejorar nuestra comprensión acerca del planeta rojo", aseguró Agee.

"Este meteorito único nos dice cómo era el vulcanismo en Marte hace 2.000 millones años. También nos da una idea de la antigua superficie y las condiciones ambientales en Marte que ningún otro meteorito ha ofrecido nunca”, dijo.

El equipo de investigación incluyó grupos de la Universidad de California en San Diego y del Instituto Carnegie en Washington.

Esta investigación se suma a la que realiza el Curiosity, robot enviado a Marte  para analizar las rocas del planeta rojo. Su misión es investigar si el planeta rojo pudo haber alojado vida, al conocer los componentes químicos de los que se encuentran formadas.

El rover tiene un instrumento que pretende estudiar la composición química de las piedras que encuentre en el planeta.

Temas: ,
Secciones: Ciencia y Espacio • Tecnología