Gabrielle Giffords lanza un sitio contra la violencia por armas en EE.UU.
Giffords y su esposo Mark Kelly recaudarán fondos para contrarrestar la influencia del sector armamentista en el Congreso.
8 enero 2013
10:57 AM ET

Gabrielle Giffords lanza un sitio contra la violencia por armas en EE.UU.

(CNN) — La excongresista Gabrielle Giffords y su esposo, Mark Kelly, lanzaron este martes un sitio de internet con la intención de frenar la violencia por las armas de fuego en Estados Unidos, el día que cumple el segundo aniversario del tiroteo masivo donde resultó gravemente herida.

“Hace dos años, un joven mentalmente enfermo me disparó en la cabeza, mató a seis de mis constitiyentes e hirió a otros 12”, escribió Giffords en su sitio de internet. “Desde ese terrible día, Estados Unidos ha vivido otros 11 tiroteos, pero no ha habido respuesta del Congreso para prevenir la violencia con armas”.

El sitio Americans for Responsible Solutions (Estadounidenses por una solución responsable) contiene también un artículo de opinión escrito por la pareja, el cual fue publicado este martes por el diario USA Today.

“Americans for Responsible Solutions, el cual estamos lanzando hoy, invitará a las personas de todo el país a unirse a una conversación nacional sobre la prevención de la violencia con armas de fuego, reunirá fondos necesarios para equilibrar la influencia del sector de las armas en el Congreso”, dice el artículo.

La apertura del sitio ocurre luego de que Giffords y Kelly visitaron la semana pasada a los familiares de las víctimas de la masacre de diciembre en Newtown, Connecticut. Un hombre mató a 27 personas, la mayoría niños, y luego se suicidó, un hecho que conmovió al país e inició un debate nacional sobre las armas.

Durante su viaje a Newtown, la pareja se reunión con líderes locales y estatales para discutir una legislación para controlar las armas e identificar a personas con problemas mentales para darles tratamiento.

Giffords se retiró del Congreso el año pasado para concentrarse en su recuperación luego de recibir un disparo en la cabeza en enero del 2011.

Ella fue una de las 19 personas que recibieron disparos durante el evento político que se celebraba en un centro comercial en Tucson, Arizona, lo que le obligó a dedicar meses a vovler a aprender a leer, hablar y caminar. Seis personas murieron en incidente, incluida una menor de nueve años y un juez federal.