Ganador de la lotería en Illinois muere envenenado con cianuro
8 enero 2013
09:50 AM ET

Ganador de la lotería en Illinois muere envenenado con cianuro

(CNN) — Un día, Urooj Khan literalmente saltó de alegría después de ganar un millón de dólares en un "raspadito" de la lotería de Illinois.

Al mes siguiente estaba muerto.

La oficina del médico forense del condado de Cook inicialmente afirmó que Khan falleció de muerte natural. Pero después de ser cuestionado por un familiar, la oficina revisó el caso y determinó finalmente que había una cantidad letal de cianuro en el cuerpo de Khan.

"Eso nos llevó a emitir un certificado de defunción que establece la toxicidad del cianuro como la causa del fallecimiento y la forma de muerte como homicidio", dijo el jefe médico forense Steve Cina este lunes.

¿Por qué Khan, un inmigrante indio que fue descrito como un hombre de negocios muy querido, muy trabajador y exitoso, murió? ¿Y quién es el responsable?

Nadie ha sido arrestado.

"Lo estamos investigando como un asesinato y estamos trabajando en estrecha colaboración con la oficina del médico forense", dijo el portavoz de la policía de Chicago, Melissa Stratton este lunes.

El 26 de junio, Khan fue sonriendo a un 7-Eleven en la sección Rogers Park de Chicago. Rodeado de su esposa, su hija y amigos, celebró el cheque de 1 millón de dólares y recordó su alegría al jugar el "premio mayor de 3 millones en efectivo!", juego donde los boletos se venden a 30 dólares cada uno.

"Raspé el billete, entonces yo decía: 'Me golpeó un millón!' una y otra vez", dijo Khan de 46 años de edad, de acuerdo con un comunicado de prensa de la Lotería de Illinois.

El plan, según explicó, era utilizar el dinero en su hipoteca, el pago de las facturas, una donación al Hospital de Investigación Infantil St. Jude, e invertir más en sus negocios de lavado en seco.

"Ganar la lotería es todo para mí", dijo Khan.

Tendría que esperar unas semanas para recoger sus ganancias reales, que ascendieron después de los impuestos a aproximadamente 425.000 dólares. De acuerdo con WGN filial de CNN, el cheque fue emitido el 19 de julio pero Khan nunca pasó por él.

A la noche siguiente, Khan llegó a casa, cenamos y nos fuimos a la cama, según un documento interno de la policía obtenido por el Chicago Tribune. Su familia más tarde le oyó gritar y lo llevaron a un hospital local, donde fue declarado muerto más tarde, informó el diario, citando el documento.

Ahí es donde la oficina del médico forense del condado de Cook entró en la investigación de la muerte de Khan porque era "repentino e inesperado", dijo Cina.

En ese momento, no hubo acusaciones de "juego sucio" o evidencia de traumatismo. Así que, siguiendo la política de la oficina, el cuerpo de Khan sufrió lo que Cina describió como un "examen externo (y) las pruebas de toxicología básica", en ninguno de los cuales apareció nada anormal.

Así que el médico forense dictaminó Khan había muerto de enfermedad cardiovascular arterial esclerótico, que abarca los incidentes como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y rupturas aórticas, y que su forma de muerte fue natural, de acuerdo con Cina.

Unos días más tarde, un miembro de la familia se acercó al médico que había examinado el cuerpo y sugirió investigarlo más, dijo el forense.

"Así que hicimos eso", agregó. "El forense no es un campo estático. Si nuevas evidencias salen a la luz, vamos a revisar los casos".

Eso significaba más profundidad en las pruebas de toxicología. A principios de septiembre, los nuevos resultados de detección indicaron cianuro en la sangre de Khan. Con eso, la forma oficial de la muerte fue cambiada, dijo Cina, y la policía de Chicago se involucró.

A finales de noviembre, un análisis de sangre más detallado regresó mostrando "un nivel letal de cianuro" y la muerte de Khan se convirtió en un caso de asesinato.

La policía de Chicago no ha ofrecido detalles, incluyendo un posible motivo, de lo que ellos llaman una "investigación en curso". Hablando brevemente con la filial de CNN, WBBM y el Chicago Tribune, la viuda de Khan describió a su marido como un hombre ejemplar.

Jimmy Goreel, que dirige el 7-Eleven donde se vendió el boleto ganador de la lotería, ofreció de manera similar comentarios elogiosos acerca de Khan.

"Nunca podría pensar que alguien le haría daño...", dijo Goreel a WGN. "(Fue) una persona agradable, muy optimista y amable (y) muy trabajador".