8 enero 2013
10:00 PM ET

Piers Morgan vs. Alex Jones: la pelea por el control de armas en EE.UU.

Por Josh Levs y Ben Brumfield

(CNN) — ¿Era un debate? ¿Un regaño? ¿Un “truco” televisado surrealista? Sin importar cómo llames la aparición del locutor de radio Alex Jones en Piers Morgan Tonight, una cosa es cierta: genera una gran cantidad de comentarios en las redes sociales.

En la mañana de este martes, Jones era trending topic en Twitter mientras las personas leían sobre la entrevista, veían clips en línea o compartían sus pensamientos después de ver el intercambio feroz en vivo la noche del lunes.

El hombre detrás de una petición para deportar a Morgan de regreso a Reino Unido por expresar sus puntos de vista sobre el control de armas se lanzó al ataque, llamando al anfitrión de CNN “un hombre asesino del nuevo orden mundial”.

“¡1776 comenzará de nuevo si tratas de quitarnos nuestras armas!”, gritó Jones. “¡No importa cuántos seguidores descerebrados saques a la calle pidiéndoles que se lleven sus armas! ¡No vamos a renunciar a ellas! ¿Entiendes?”.

Morgan presiona para obtener regulaciones más estrictas de control de armas desde que un hombre asesinó a 27 personas antes de suicidarse el mes pasado en Newtown, Connecticut, Estados Unidos; 26 de ellas en un tiroteo masivo en una escuela primaria, incluidos 20 niños.

“Estoy a favor de una prohibición en toda la nación de armas semiautomáticas de estilo militar y municiones de alta capacidad”, dijo mientras abría su programa la noche de este lunes, antes de presentar a Jones.

La petición de Jones, publicada en el sitio web de la Casa Blanca, acusa a Morgan de estar “comprometido en un ataque hostil en contra de la Constitución de Estados Unidos al tener como objetivo la Segunda Enmienda”. Tiene más de 100,000 firmas.

Morgan prologó su confrontación con Jones con un reporte en vivo del testimonio de este lunes en una audiencia preliminar para James Holmes, el sospechoso del tiroteo en un cine en Aurora, Estados Unidos, y una entrevista en vivo con familiares de dos víctimas que murieron en una lluvia de balas desatadas de un rifle de estilo militar en julio.

“Aprecio que entiendas la Primera Enmienda correctamente. Me alegro de que hables”, dijo Dave Hoover, cuyo sobrino murió en el cine.

La Casa Blanca también hizo referencia a las libertades de la Primer Enmienda, en un comunicado la noche de este lunes.

“La Casa Blanca responde a todas las peticiones que cruzan el umbral, y responderemos a ésta”, dijo el vocero Jay Carney, refiriéndose a las peticiones en whitehouse.gov que obtienen al menos 25,000 firmas. “Mientras tanto, vale la pena recordar que la libertad de expresión es un principio fundamental en nuestra democracia”.

Advertencia de ‘tiranía mundial’

Jones agradeció a Morgan por invitarlo al programa, y luego dijo que él y otros comenzaron la petición para señalar que “todos tenemos esos extranjeros” y fuerzas globalizadoras, incluidos “megabancos que controlan el planeta”, al intentar llevarse las armas estadounidenses.

“Cuando obtengan nuestras armas, ellos pueden tener su tiranía mundial”, dijo.

El intento de Morgan de interponer preguntas tropezó con la plática acalorada de Jones, lo que llegó a un crescendo con Jones recitando una lista de líderes mundiales déspotas que dijo se llevaron las armas: Hitler, Stalin, Mao, Castro, Chávez.

A medida que Jones continuó, Morgan miraba, con los labios apretados y callado.

Después de dos minutos y medio, Jones finalizó su monólogo con una oferta amigable de llevar a Morgan de caza, para que pudiera “volverse estadounidense” y “unirse a la República”.

También ofreció subirse a un cuadrilátero de boxeo con Morgan. Al final de la entrevista, imitó el acento británico, antes de declarar que era un “soldado británico” que debería regresar al lugar de donde vino.

Morgan preguntó: “¿Ya terminaste?”.

Jones dijo: “Sí”. Luego comenzó una diatriba en contra de los fabricantes de medicamentos antidepresivos.

Jones dijo que posee aproximadamente 50 armas. Su programa de radio puede ser escuchado en 140 programa de radio en todo el país, dijo.

Morgan: No hay mejor anuncio para el control de armas

Morgan dice que la diatriba de Jones le salió mal, haciendo el punto de Morgan por él.

“No puedo pensar en un mejor anuncio para el control de armas que la entrevista de Alex Jones de la noche de ayer”, dijo este martes en Newsroom de CNN. “Fue sorprendente, fue aterradora en algunas partes. Fue completamente engañosa. Estaba basada en una premisa de hacer a los estadounidenses tan temerosos que tienen que apresurarse a comprar más armas”.

“Creo que el silencio fue la mejor arma contra él porque cavó un hoyo más grande”, dijo Morgan, añadiendo que Jones “dijo tonterías peligrosas”.

Jones, en su sitio web infowars.com, tenía una imagen de Morgan vestido como un “soldado británico” junto a Jones vestido como un “patriota”.

Un resumen de su plan para el programa de radio de este martes decía que discutiría “su esfuerzo para defender la Constitución y la Segunda Enmienda de ataques de los medios mientras el gobierno prepara su más reciente ataque sobre armas en los estadounidenses que respetan las leyes”. La descripción añade que a través de la entrevista, “hemos puesto sobre aviso a los globalizadores”.

¿’Crisis’ o ‘knock-out’?

Las reacciones en las redes sociales fueron francas.

Jay Rosen, profesor de periodismo de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos, llamó a la entrevista una “crisis” y llamó a Jones “repugnante”.

James Poniewozik, columnista de televisión para Time (que, como CNN, es parte de Time Warner), escribió sarcásticamente: “Impactante: recompensas a un lunático en televisión por lograr una payasada”, y no puede “comportarse con civismo”.

The Huffington Post resumió el programa de esta manera: “El invitado del programa de Piers Morgan se vuelve absolutamente loco contra él”.

Jones retuiteó una nota positiva de Gerald Calente, quien tiene 36,000 seguidores. “Bravo”, decía el tuit, alabando a Jones por “noquear al ‘periodista no objetivo’ de CNN, Piers Morgan”.

La aparición de Jones en Piers Morgan Tonight fue seguida por una entrevista con el famoso abogado y profesor de Derecho de Harvard, Alan Dershowitz.

“Nosotros los abogados nos referimos a personas así no como testigos, sino como pruebas”, dijo de Jones. “Él era una prueba, un pedazo de evidencia. Lo ves hablar y dices, ‘no quiero que ese hombre tenga un arma’”.

Dershowitz dijo que los estadounidenses que quieren una política equilibrada de armas no deben dejar los argumentos a defensores de las armas como la Asociación Nacional de Rifles de Estados Unidos y a Jones sin hablar ellos mismos.

“Tenemos que cumplir con lo que el verdadero significado de la Segunda Enmienda es: acceso razonable a las armas para autoprotección y para cazar. Y no hay espacio en Estados Unidos para estas armas semiautomáticas, automáticas y otros tipos de armas que simplemente están diseñadas para causar destrucción masiva”, dijo Dershowitz.

Además de las limitaciones a rifles de estilo militar, Morgan quiere que se cierren las lagunas de las demostraciones de armas y demanda que a los vendedores de armas se les pida ejecutar verificaciones con los compradores en las demostraciones.

También aboga por un aumento en el financiamiento federal para el tratamiento de salud mental para cualquiera que lo necesite.

Morgan escribió recientemente una columna en The Daily Mail que dice que por cada crítico, tiene a muchos estadounidenses que le agradecen por hablar a favor del control de armas.

“Si no cambias tus leyes de armas para al menos intentar detener esta ola incesante de matanza, entonces no tienes que preocuparte por deportarme.

“Aunque amo al país como un segundo hogar y uno que me ha tratado increíblemente bien, en primera como padre preocupado; de una hija de un año que podría asistir a una escuela primaria estadounidense como Sandy Hook dentro de tres años, consideraría seriamente deportarme”, escribió.


Secciones: Noticias