La Asociación Nacional del Rifle considera a Barack Obama un "hipócrita"
16 enero 2013
08:33 AM ET

La Asociación Nacional del Rifle considera a Barack Obama un "hipócrita"

(CNN) — La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) lanzó la noche de este martes un nuevo comercial de televisión, en el que acusa al presidente Barack Obama de ser un hipócrita, por ser “escéptico” ante la posibilidad de colocar guardias armados en las escuelas.

El grupo indicó que las dos hijas de Obama son protegidas por el Servicio Secreto de Estados Unidos, para remarcar la supuesta contradicción del mandatario.

Está previsto que este miércoles Obama presente un paquete de propuestas con restricciones más severas para la adquisición de armas.

“¿Son los niños del presidente más importantes que los tuyos?”, menciona un narrador en el anuncio de 30 segundos.

"¿Entonces por qué es escéptico acerca de colocar seguridad armada en las escuelas, cuando sus hijos están protegidos por guardias armados en la escuela?".

"El señor Obama pide a los ricos que paguen una parte justa de impuestos", agrega el narrador. "Pero él es solo un hipócrita elitista cuando se trata de una parte equitativa de seguridad. Protección para sus hijos y zonas libres de armas para nosotros”.

El comercial es transmitido en el canal Sportsman, una cadena de cable enfocada en programas de caza y la pesca. También aparece en el sitio web Stand and Fight.

En el anuncio, el narrador solo menciona a Obama por su nombre, pero también aparecen imágenes del vicepresidente Joe Biden, la senadora Dianne Feinstein, y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

La introducción de las hijas de Obama en el debate sobre las armas demuestra el nivel de complejidad del tema de la Segunda Enmienda y la seguridad de los ciudadanos, después de la masacre de 20 niños en la escuela primaria Sandy Hook, de Newtown, Connecticut.

La NRA asegura que cuenta con el apoyo de cuatro millones de ciudadanos. Por otro lado, una encuesta de Gallup, publicada el 8 de enero, mostró que el 38% de los estadounidenses están insatisfechos con las leyes de armas actuales, y apoyan los controles más estrictos.