Armstrong confiesa que le gustaría competir de nuevo
18 enero 2013
09:42 PM ET

Armstrong confiesa que le gustaría competir de nuevo

(CNNMéxico) - La salida de la fundación Livestrong fue el momento más "humillante" que ha vivido dentro de la polémica del dopaje, según aseguró el exciclista Lance Armstrong en la segunda parte de su "confesión" con la presentadora de televisión Oprah Winfrey.

Armstrong, quien aceptó haber consumido sustancias prohibidas durante su carrera profesional, dijo a Oprah que su salida de Livestrong fue lo mejor para la fundación.

Ante la pregunta sobre un posible regreso al deporte, el excampeón del Tour de Francia dijo que eso le gustaría pero con las sanción que le impusieron de por vida, no puede.

"Quisiera correr el maraton de Chicago cuando esté en mis 50, pero no puedo", dijo Armstrong.

El exdeportista texano añadió que le gustaría que la aceptación de su dopaje pudiera evitarle sanciones, aunque cree que "realmente eso no sucederá". La agencia mundial antidopaje apuntó en la semana que si hiciera esas declaraciones bajo juramento, podría considerarlo.

El momento más sensible de la entrevista llegó cuando Armstrong se refirió a su familia y cómo la polémica de dopaje los ha afectado, en especial a sus cinco hijos, quienes cargarán con esa "deuda".

"Si algún niño dice algo, no me defiendan. Solo digan, 'mi papá lo lamenta'", dijo el exciclista con los ojos llorosos, y añadió que esta confesión con Oprah lo hacía por sus hijos, al considerar "injusto" que padecieran por su mentira.

Uno de los golpes que Armstrong ha recibido tras ser señalado por la Agencia Antidopaje de EE.UU. como parte de una red de dopaje ha sido en la cuestión de los patrocinadores, asegurando que perdió 75 millones de dólares en un día.

"(El dinero) se fue y probablemente nunca regrese (...) ciertamente he perdido todo ingreso futuro", apuntó Armstrong.

En la primera parte de la entrevista, el exciclista aseguró que para competir elaboraba un coctel que consistía en EPO (eritropoyetina), transfusiones y testosterona con el fin de mejorar su rendimiento y negó que fuera "humanamente posible" ganar los siete títulos del Tour de France sin dopaje, al menos en su generación.

Durante la entrevista de una hora y media, Armstrong negó haber presionado a sus compañeros para utilizar sustancias ilegales.

Las declaraciones del Armstrong sobre la polémica de dopaje en la que ha estado involucrado son las primeras que hace a medios después de que en octubre pasado la Unión Internacional de Ciclistas lo suspendiera de por vida y le retirara sus siete títulos del Tour de Francia, después de que la Agencia Antidopaje de EE.UU. (USADA) diera a conocer un reporte que vinculaba al exclicista en una "sofisticada" red de dopaje.

La organización Livestrong, que fundó Lance Armstrong en 1997 tras superar un cáncer testicular, apuntó en un comunicado estar “decepcionada” por el engaño que mantuvo el exciclista, aunque reconoció su labor contra el cáncer.

Por su parte, el Comité Olímpico Internacional (COI) condenó el uso de sustancias prohibidas por parte del ciclista Lance Armstrong y le pidió presentar toda la evidencia para que las autoridades antidopaje cierren el caso.

MÁS NOTICIAS DE DEPORTES EN CNNMÉXICO.COM


Secciones: Ciclismo • Deportes