Cuál es el futuro de Livestrong tras la confesión de Lance Armstrong
18 enero 2013
07:22 PM ET

Cuál es el futuro de Livestrong tras la confesión de Lance Armstrong

Por Emanuella Grinberg

(CNN) - En cierto sentido, Fred Schuster tiene un recordatorio permanente del desacreditado ciclista Lance Armstrong grabado en su piel.

Para el residente de 48 años de Nueva Jersey, Estados Unidos, el brazalete de la Fundación Livestrong tatuado en su muñeca no trata sobre Armstrong o su esperada confesión de dopaje durante su etapa como ciclista profesional.

Es un símbolo de la lucha de su padre contra el cáncer y el lazo que compartieron, dijo Schuster. Además, en cualquier momento que está tentado a encender un cigarrillo, el fumador en recuperación recuerda la principal razón por la que dejó de fumar.

“Mi decisión de tatuarme no tuvo absolutamente nada que ver con el señor Armstrong y, subsecuentemente, estas revelaciones no hicieron nada para disminuir el significado que tiene para mí. El tatuaje fue y siempre será un símbolo del amor que mi padre y yo compartimos”, dijo Schuster en un iReport de CNN.

“El efecto que tuvo en la fundación fue enorme, pero ambos deben de poder valerse por sí mismos. La fundación no debe ser considerada responsable de su engaño”.

Armstrong admitió este jueves, en una entrevista con Oprah Winfrey, que utilizó una gran variedad de sustancias que mejoran el rendimiento para ganar los siete títulos del Tour de Francia, lo cual había negado durante años, a menudo con enojo. La primera de dos partes de la entrevista se transmitió este jueves por la noche.

Otros que han portado el brazalete amarillo o apoyaron a la organización altruista que Armstrong creó en 1997 dicen que Livestrong ahora es más grande que él. Siempre y cuando personas como Schuster vean a Livestrong como una entidad separada de su fundador caído, la organización altruista en contra del cáncer probablemente resistirá cualquier controversia que le ocurra a Armstrong, dijeron expertos en altruismo.

“La organización ha hecho demasiado para separarse de la imagen de Lance con el paso de los años. Como resultado, muchas personas la identifican como una organización en contra del cáncer, que es por lo que aún no se desmorona”, dijo Stacy Palmer, editora de The Chronicle of Philanthropy, una fuente de noticias para el mundo de las organizaciones sin fines de lucro ubicada en Washington, Estados Unidos.

Después de todo, no es la primera vez que Armstrong está envuelto en una controversia en la última década, y Livestrong aún permanece. Desde 2004, cuando las acusaciones de dopaje en contra de Armstrong salieron a la luz por primera vez en un libro del periodista deportivo francés Pierre Ballester, la fundación ha experimentado un crecimiento constante en ingresos cada año, según registros financieros, con la excepción de una caída de 2005 a 2006, el año en que Armstrong fue absuelto de acusaciones que derivan de una prueba de dopaje en 1999.

Muchas organizaciones sin fines de lucro ven a Livestrong como un modelo de éxito, especialmente por sus campañas en redes sociales, en parte gracias al liderazgo sin intervención de Armstrong, dijo Palmer. Contrató a un personal de recaudadores de fondos experimentados con un historial de dirigir organizaciones altruistas y sin fines de lucro, lo que puede ser inusual entre las organizaciones altruistas impulsadas por celebridades, dijo.

“Les permitió seguir adelante sin microgestión, lo que algunas celebridades no han podido hacer”, dijo. “Para las fundaciones iniciadas por una persona, puede ser difícil superar a la celebridad porque así es como han llegado a ser tan grandes”.

Livestrong también construyó alianzas con otras organizaciones para recaudar fondos y crear conciencia en torno a mensajes positivos, lo que también hace que se destaque de otras organizaciones altruistas en contra del cáncer, dijo.

En otras palabras, si Livestrong iba a derrumbarse bajo la montaña de escándalos y engaño que ahora son sinónimos de Armstrong, probablemente ya hubiera pasado. Eso no significa que la fundación no enfrentará algunas consecuencias, pero su futuro en general probablemente no va a depender de Armstrong, dijo.

Su decisión de dimitir como presidente y dejar el consejo ayudó a distanciar a Livestrong de la controversia y a dar la impresión de que la fundación traza un camino independiente, dijo Palmer.

“Hubo un momento durante algunas semanas entre que dimitió como presidente pero permaneció en el consejo, lo cual fue cuestionable”, dijo. “Pero ahora que no está en el consejo, muestra que (el consejo) intenta volverse una nueva generación de la organización”.

Livestrong indicó que esto sería parte de su estrategia para seguir adelante, sin importar lo que revelara Armstrong a Winfrey.

“…Trazamos un camino fuerte e independiente hacia delante, enfocado en ayudar a las personas a superar los desafíos financieros, emocionales y físicos relacionados con el cáncer”, dijo este jueves la fundación ubicada en Austin, Texas, Estados Unidos. “Inspirados por las personas con cáncer a las que servimos, nos sentimos seguros y optimistas sobre el futuro de la fundación y recibimos el final de la especulación”.

Eso no quiere decir que la situación no provocó una crisis de fe entre muchos partidarios de Livestrong, especialmente aquellos que fueron inspirados por los logros de Armstrong como ciclista y sobreviviente de cáncer.

Evan Andrew Del Colle Jr. admiró a Armstrong y todo lo que representaba, especialmente después de leer sus libros, y comenzó a portar el brazalete tan pronto como salió en 2004. El lema de Livestrong resonó con él después de que su abuelo y tía murieron de cáncer, y decidió hacerse un tatuaje de Livestrong cuando tenía 20 años porque no podía portar los brazaletes amarillos mientras practicaba deportes en la universidad.

“Livestrong representa poder conquistar incluso el más duro de los obstáculos, incluido el cáncer”, dijo.

Ahora, después de todo lo que salió, el tatuaje lo avergüenza y no sabe qué hacer.

“Aún apoyo la causa Livestrong y aún tengo admiración por lo que Lance Armstrong pudo hacer, con dopaje o no, pero la fundación y Lance ahora están afectados”, dijo en un iReport de CNN.

“Es increíble que ganara siete Tours, pero hizo trampa. Es así de simple. Y el hecho de que después de todo el cáncer que tuvo hiciera cosas antinaturales que pudieran dañar su cuerpo es algo que simplemente no puedo comprender”.

Antes de que se tatuara, Schuster comenzó a portar el brazalete amarillo en 2004 en un esfuerzo para dejar de fumar. Después, su padre recibió un diagnóstico abrupto de cáncer de estómago en 2005. Schuster le dio su brazalete cuando entró al hospital para una cirugía relacionada con su cáncer en el estómago. Nunca salió.

El día en que su padre murió en 2005, Schuster sostuvo su mano y deslizó el brazalete amarillo de Livestrong de su muñeca hacia la de él. Cuando el brazalete se desgastó un año después, se lo tatuó en su muñeca. El artista que lo tatuó no creía que el amarillo quedaría bien y lo hizo rojo en su lugar, dijo Schuster, así que las personas no lo reconocen inmediatamente.

No tiene planes para deshacerse de él, debido a todo lo que significa para él. Y en cuanto a su padre, tenía un gran sentido del humor, dijo.

“Me gustaría pensar que se ríe en algún lugar y sonríe por toda la situación”.

Henry Hanks y Nicole Saidi de CNN contribuyeron con este reporte.


Secciones: Ciclismo • Deportes
soundoff (2 comentarios)
  1. JORGE SILVA

    solo un enfermo estafador mas ....

    19 enero, 2013 en 1:44 pm | Report abuse |
  2. Nick Mendoza

    A LA CARCEL Y QUE LO ACOMPANEN SUS COMPLICES, ESTRO NO TIENE NOMBRE.

    19 enero, 2013 en 7:03 am | Report abuse |