De Tiger Woods a Lance Armstrong, ¿por qué engañamos y hacemos trampa?
21 enero 2013
01:15 PM ET

De Tiger Woods a Lance Armstrong, ¿por qué engañamos y hacemos trampa?

(CNN) — ¿Por qué engañar?

La historia sobre el dopaje de Lance Armstrong, el ciclista que venció al cáncer y ganó y ahora perdió siete títulos del Tour de France, enfoca la atención internacional en el engaño, lo cual no se había visto desde, quizá, Tiger Woods.

El engaño en ambos casos es distinto. El de Woods fue marital y terminó en su divorcio. El de Armstrong puso su reputación y la del equipo estadounidense en duda.

Los deportes y el matrimonio no son los únicos ámbitos para el engaño. La escuela, el trabajo, la ciencia, también son lugares para la mala conducta.

Ya sea en una gran o pequeña escala, por parte de alguien que aparentemente lo tiene todo o que lucha por sobrevivir, engañar es una debilidad compartida por todos nosotros, dicen los expertos en psicología y ética.

¿Alguna vez has engañado?

La médico Wendy Walsh de CNN, quien tiene un doctorado en Psicología Clínica admite haber engañado: cuando llegó tarde a una consulta, culpó al tráfico.

“Aquí está la parte importante: incluso las personas buenas engañan”, dijo. “Todos los seres humanos mienten, incluso si es una mentira piadosa como: '¡Oh, te ves grandioso en esos pantalones de mezclilla!'".

“Pero cuando es una violación grave a las reglas que es completamente despreciada por la sociedad, o hay una consecuencia legal, ahí es donde se vuelve un poco más arriesgado, cuando decimos, ‘¿dónde están la moral y los valores de la persona?’”.

En general, ¿por qué engañan las personas?

“Por un lado, las personas tienden a engañar en respuesta a sus deseos e incentivos. Hay una motivación individual”, dijo Paul Root Wolpe, director del Centro de Ética de la Universidad Emory, en Estados Unidos. “Y luego están las presiones estructurales, cuando se sienten bajo presión por sus carreras o su ingreso”.

La atmósfera y la cultura institucional afectan en si el engaño es aceptado o rechazado, dijo Wolpe. Al dimensionar las posibles influencias sobre el engaño, Wolpe pregunta “¿hay un sentido fuerte de expectativas éticas?” o “¿hay una aprobación tácita al hecho de que necesitamos ganar a toda costa?”.

“En ese caso, sus modelos, mentores y ejemplos son la razón por la cual las personas engañan o no”, dijo Wolpe.

Contrastó el golf con el futbol. Dijo que en el golf se tiene “una expectativa muy alta de honestidad, mayor que en cualquier otro deporte”.

“Es muy diferente en el futbol. A menudo ves que a alguien se le comete una falta y se tira en la cancha. ¿Crees que el otro jugador descaradamente lo golpeó, o que apenas lo tocó?”, preguntó Wolpe.

“¿Por qué está bien tirarse a la cancha?; es parte de la cultura de ese deporte", explicó Wolpe. Y agregó: “Las culturas diferentes toleran niveles diferentes de engaño”.

Walsh describió el engaño como violar una regla que prometiste mantener, con el fin de tomar ventaja.

“La recompensa por engañar, ya sea hacer trampa en una prueba para ingresar a la universidad, engañar a tu esposa o hacer trampa en una competencia atlética, es que ganarás y obtendrás todos los beneficios y reconocimientos que vienen con el campeonato”, dijo Walsh.

¿Por qué engañar en relaciones?

Weinstein citó varias razones que más comúnmente afectan a matrimonios o a relaciones a largo plazo.

“Está la emoción de estar con alguien más. Está la emoción de participar en un tabú”, dijo Weinstein. “Si las cosas no están bien en tu matrimonio, una infidelidad podría satisfacer las necesidades que tu matrimonio no satisface”.

Algunos creen que las consecuencias de engañar en un matrimonio no son tan devastadoras como antes, dijo Walsh.

“Una de las razones por las que vemos tanta infidelidad marital es que las consecuencias se han reducido. El divorcio ya no es tan costoso como solía ser, las mujeres pueden mantenerse a sí mismas ahora y hay mucha menos vergüenza social asociada”, dijo Walsh, autora de La desintoxicación amorosa de 30 días.

Pero incluso para las personas con mucho dinero puede tener un alto costo, como la pérdida de patrocinadores corporativos de Tiger Woods y sus batallas en el campo después de que su engaño marital fue publicado, dijo Bruce Weinstein, autor de ¿Es engaño aunque no me atrapen?.

“Tienes que preguntarte si hay una relación entre el escándalo y su desempeño después del escándalo”, dijo Weinstein, doctor en Filosofía.

¿Cuál es la respuesta a engañar?

Comienza con liderazgo y fijar estándares, dijo Wolpe.

Por ejemplo, él trabajó esta semana en un comité que revisaResponsible Science (Ciencia responsable), la biblia sobre conducta científica, publicada por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. La guía combate el fraude, el plagio y la falsificación en la investigación y la ciencia, dijo.

“Ya sea en una institución o empresa científica, la expectativa o modelos que sostienen o demuestran en realidad en la forma que viven sus vidas son cruciales”, dijo Wolpe. “Realmente hay una teoría benéfica en ética”.

El individuo también debería tomar la iniciativa, añadió Weinstein.

“Es muy difícil vivir una vida éticamente inteligente”, dijo Weinstein. “Mantener tu palabra, mantener las cosas privadas, decir la verdad, evitar herir a las personas, ser justo y compasivo, todo eso requiere mucho trabajo”.

Temas:
Secciones: Deportes • Estados Unidos
soundoff (9 comentarios)
  1. Carlos Salazar

    Es lamentable, por el ejemplo ya que muchos se apoyarán en esto para dar rienda suelta a su comportamiento, ojalá el pueda superar esta etapa, al fin y al cabo es otro ser humano simplemente
    Carlos Salazar, Costa Rica, Pura Vida

    21 enero, 2013 en 1:54 pm | Report abuse |
  2. maria

    Ser compasivo ahi me detuve en la lectura

    21 enero, 2013 en 1:59 pm | Report abuse |
  3. Eduardo Nosti

    ¿Porque?... ¿en serio?, es fácil, fama, fortuna, prestigio, una persona gana millones de dolares por representar a marcas deportivas así como ser reconocido por muchas personas e instituciones; el dinero te compra casas, coches, viajes, y entre mas ganas mas quieres, sin embargo llega un momento que, como en este caso, te descubren y lo pierdes todo... y solo te queda el dinero, para muchos es suficiente, para otros la caída es demasiado.

    21 enero, 2013 en 2:13 pm | Report abuse |
  4. Johnarsi

    Sin mencionar el GRAN ENGAñO DE George W Bush y las torres gemelas!!!

    21 enero, 2013 en 3:39 pm | Report abuse |
  5. vent

    aveces uno tiene que mantener una mentira no solo para que uno sea feliz sino también a los que aprecias y se llega a un punto irreversible en el que la verdad ya no es una opción triste pero cierto lo comprendo

    21 enero, 2013 en 5:10 pm | Report abuse |
  6. Su

    Tengo la impresión de que este artículo está mal planteado. Parece hecho por un principiante.

    22 enero, 2013 en 7:25 am | Report abuse |
  7. FERNANDO

    CON RESPECTO A Sr "Lance Armstrong" NO INTERESA SI ES PEDANTE, SOBERBIO, CREIDO Y DEMAS LO QUE INTERESA ES QUE SI COMPITE PROFESIONALMENTE NO PUEDE HACER TRAMPAS PARA SACAR VENTAJA, SI EL LO QUIERE HACER POR AFICCION PUDE HACER LO QUE QUIERA PERO PROFESIONALMENTE DEBE RESPETAR LAS REGLAS DE LA COMPETENCIA EN DONDE ESTA, Y EL DURANTE MUCHOS AÑOS SE CAGO DE LA RISA Y TRATO A TODOS COMO GILES PORQUE EL SI LO PUDE HACER Y LOS OTROS NO, ESO ES FALTARLE EL RESPETO A OTROS COMPETIDORES Y ENSUCIAR LO MAS HERMOSO QUE TIENE CUALQUIER COMPETENCIA DEPORTIVA QUE COMO BASE GENERA COMPETENCIA LEAL EVITANDO BAJEZAS COMO LAS QUE EL COMETIO, ESTE SEÑOR ES UN DELINCUENTE, Y MERECE PASASR AL OSTRASISMO DE PARTE DE LOS CONSUMIDORES Y PRACTICANTES DE DEPORTE. SOLO UN DELINCUENTE HACE DURANTE AÑOS TRAMPA Y DESPUES SE HACE EL CONFUNDIDO, Y DICE SENTIR CULPA CUANDO LO HA COMETIDO SI INMUTARSE MIENTRAS COMPETIA.

    22 enero, 2013 en 10:34 am | Report abuse |
  8. Darwin Morales

    Es por la necesidad del reconocimiento social, se venera a los ganadores, los que hacen fama y dinero, pero la sociedad toda está mantenida con el que todos los días, sale a trabajar, a ganarse el jornal diario. La sociedad impone requisitos para que un gran número de gente común, mire, siga, se entusiasme, o lamente lo que hace una persona. La que probablemente ni sepa que ese que lo sigue existe, sólo ve el número de seguidores, cuantos más, mejor pero cuando se encuentra a cara con uno de ellos, posiblemente se escape ignorándolo. Es la vida, no tengo ídolos, me valoro como ser humano, y no comprendo la pasión que sienten esas personas que siguen a ídolos, dejando de lado la familia, los hijos, los amigos.

    22 enero, 2013 en 6:18 pm | Report abuse |
  9. olman

    aunque no lo quieras apreciar o leer, pero el gran opositor de la mentira fue Cristo, quien se llamo asi mismo soy la Verdad... y es que fuera de El, todo hombre es falaz, ¿cuanto poder tiene la mentira? gracias a la mentira es que se suceden la mayoria de las cosas en este mundo. Muchas personas han llegado al poder porque ofrecen cambiar el mundo y terminan defraudando el fisco. cuantos se han hecho de lo que no es suyo a costo de mentir?. ¿Cuantas mujeres han sido engañadas a traves de una conquista verbal o un ofrecimiento de un castillo en el cielo? pero ante la mentira, hay algo peor, ser ingenuo y confiado. por eso tambien dice la Escritura, "maldito el hombre que confia en el hombre". dice que si confiesas estas palabras dices lo correcto:" Dios es veraz, mas todo hombre, falaz."

    27 enero, 2013 en 8:43 am | Report abuse |