El ejército de EE.UU. abrirá los puestos de combate a las mujeres
23 enero 2013
07:40 PM ET

El ejército de EE.UU. abrirá los puestos de combate a las mujeres

Por Chris Lawrence

(CNN) — El Ejército de Estados Unidos está poniendo fin a su política de excluir a las mujeres del combate en los frentes, y abrirá puestos y unidades de combate directo con tropas femeniles, de acuerdo con información confirmada por CNN.

Varios funcionarios aseguraron que el secretario de Defensa, Leon Panetta, hará el anuncio mañana, y posteriormente notificará al Congreso de la modificación prevista en la política de guerra.

"Vamos a eliminar la política de no inclusión de mujeres en las unidades que tienen la tarea de combate directo", dijo un alto funcionario de Defensa. Sin embargo, las fuentes advierten que "no todas las posiciones se abrirían a la vez" con el anuncio de este jueves.

Una vez que se cambie la política, el Departamento de Defensa entrará en lo que se llama una "fase de evaluación" en la que cada rama militar examinará la totalidad de sus puestos de trabajo y las unidades no integradas en la actualidad, y después elaborará un calendario en el que se puedan integrar.

El Cuerpo del Ejército y los Marines, en especial, examinarán los estándares físicos y alojamientos neutrales de género dentro de las unidades de combate. Cada 90 días, los jefes de servicio tendrán que informar sobre sus progresos.

La medida será una de las últimas decisiones políticas importantes hechas por Panetta, quien se espera que deje su cargo a mediados de febrero. Aún no está claro cuándo llegará el exsenador Chuck Hagel, el sustituto designado, pero las autoridades dicen que ha sido informado de la decisión de Panetta.

"Va a tomar un tiempo en trabajar la mecánica en algunos casos. Esperamos que algunos puestos de trabajo se abran rápidamente, a finales de este año. Otros, como las Fuerzas de Operaciones Especiales de Infantería, pueden tomar más tiempo", explicó un alto funcionario de Defensa.

Panetta está fijando el objetivo para enero de 2016 para que todas las evaluaciones sean completadas y las mujeres puedan integrarse como sea posible. El Pentágono ha dejado un margen de maniobra, sin embargo, para que en última instancia algunos puestos sean colocados como "cerrados" a las mujeres.

Un alto funcionario de Defensa dijo que si después de la evaluación una rama considera que "un trabajo específico o unidad no debe ser abierto, se puede acudir a la secretaria y pedir una excepción a la política, para designar el trabajo o como unidad cerrada".

El funcionario dice que el objetivo sigue siendo abrir el mayor número posible. "Tenemos que abrir todas las especialidades en la mayor medida posible a las mujeres. Sabemos que pueden hacerlo".

El Pentágono debe notificar al Congreso de cada puesto de trabajo o unidad que se “abran” a las mujeres. Y entonces el Departamento de Defensa debe esperar 30 días mientras el Congreso está en sesión antes de implementar el cambio.

Esta apertura marca una diferencia de la manera en que el Ejército puso fin a la exclusión de los homosexuales en el servicio, conocida como la política "no preguntar, no decir".


Secciones: Estados Unidos