"Speed Sisters", las mujeres palestinas que entraron al automovilismo
Noor Daoud, de 23 años, se convirtió en la primera mujer árabe en competir en el circuito internacional del automovilismo.
25 enero 2013
07:01 PM ET

"Speed Sisters", las mujeres palestinas que entraron al automovilismo

Por Catriona Davies

(CNN) — Entre el humo de gasolina y la testosterona, una mujer palestina de 23 años estuvo este jueves en la línea de salida del Emirates Motorplex, donde se llevó a cabo la carrera drifting profesional, una de las disciplinas más peligrosas del automovilismo.

Noor Daoud, quien previamente había sido invitada a competir en Fórmula 3 (una disciplina diferente al automovilismo) en Israel, es la primera mujer árabe en competir en el circuito internacional del automovilismo.

Pasó dos meses en Emiratos Árabes Unidos entrenando para la carrera Drift UAE del 24 de enero, y después irá a otras competencias internacionales en Japón y Polonia.

El drifting es una técnica de manejo, originada en Japón, en la que el conductor intencionalmente gira demasiado rápido el volante, lo que causa que las llantas traseras se patinen, mientras intenta mantener el control del automóvil.

“Es una gran carrera y todas las personalidades internacionales estarán allí. Soy la primera mujer árabe en correrla, así que es algo muy grande para mí”, dijo Daoud.

“Realmente quiero que esta sea mi carrera. Hablo en serio sobre eso (...) Solo quiero mostrar al mundo lo que puedo hacer. No solo lo hago por mí, lo hago por mi país. Quiero mostrar que las personas palestinas pueden lograrlo”, aseguró.

Daoud compitió previamente en un nivel de categoría mundial en natación, tenis y futbol y también ama el boxeo y el motocross. Dice que el automovilismo se volvió su deporte favorito desde que se unió a un equipo palestino solo de mujeres: las Speed Sisters.

Speed Sisters se volvió un equipo en 2009 con el apoyo del consulado británico en Jerusalén.

Ahora una cineasta canadiense, Amber Fares, hace un documental sobre las Speed Sisters y su increíble viaje desde las calles de Cisjordania.

Daoud ha podido llevar su carrera a un nivel internacional porque nació en Texas, Estados Unidos, y tiene un pasaporte estadounidense.

Sus compañeras de Speed Sisters no han viajado más lejos de Jordania para carreras en las calles, pero compiten regularmente en el circuito automovilista popular palestino.

Maysoon Jayyusi, exSpeed Sister, ahora entrena al equipo y es la representante palestina en la Comisión de Mujeres en el Automovilismo de la Federación Internacional del Automovilismo (FIA).

Jayyusi, de 36 años, entró al automovilismo por un colega en Naciones Unidas, quien también era presidente de la Federación Palestina de Automovilismo, y le sugirió que intentara correr después de verla manejar desde su trabajo.

“Es emocionante para nosotras, especialmente como mujeres; queremos mejorar y mostrar que podemos lograr lo que nos gusta”, dijo Jayyusi. “Queremos desafiar las ideas de que las mujeres solo pueden trabajar en la cocina y que las personas palestinas no pueden vivir vidas normales”.

Cuando Jayyusi entró al deporte, estaba tan preocupada por decirle a sus padres sobre su nuevo pasatiempo que solo se enteraron cuando comenzó a aparecer en artículos de periódicos.

“Son una familia árabe tradicional y no alientan que las mujeres participen en el deporte”, dijo. “Ahora lo aceptan porque saben que somos fuertes”.

El equipo principal de Speed Sisters incluye a Betty Saadeh, de 31 años, originaria de la localidad de Bethlehem; a Marah Zahalka, de 21 años, originaria de Jenin, y a Muna Ennab, de Ramallah.

En 2011, el equipo fue invitado a Silverstone, hogar del Grand Prix británico, para entrenar.

Pero la búsqueda de éxito aún es una lucha para Speed Sisters.

Jayyusi dijo que no tienen un terreno regular de entrenamiento, deben abrirse paso para encontrar suficiente dinero para competir y no pueden llevar sus automóviles al extranjero por restricciones de viaje.

“Este año tengo una nueva agenda en la que queremos hacer conexiones en el automovilismo con otros país y arreglar intercambios”, dijo Jayyusi.

Fares, quien tiene ascendencia libanesa, decidió hacer una película sobre Speed Sisters mientras vivía en Cisjordania porque quería mostrar a las mujeres árabes en una forma que no se ve a menudo en los medios occidentales.

“Mujeres que corren automóviles es casi lo último que esperarías que ocurriera en Palestina (...) Son mujeres sorprendentes y sus historias resuenan con la gente. Cuando las personas escuchan su historia, las encuentran inspiradoras”.

Daoud encuentra su inspiración dentro de ella.

“Es un deporte peligroso y realmente disfruto la adrenalina”, dijo. “Cuando manejas algo realmente poderoso, tú y el automóvil deben ser uno. Siento el poder y no el miedo.

“A veces después de una carrera salgo del automóvil y me quito mi casco, y la gente dice ‘Oh por Dios, es una mujer’.

“A algunas personas no les gusta y dicen que debería conseguir un marido y tener hijos o que debería limpiar la casa, pero sólo los ignoro”.


Secciones: Automovilismo • Deportes • Palestina