Senadores presentan plan bipartidista para una reforma inmigratoria en EE.UU.
28 enero 2013
08:54 AM ET

Senadores presentan plan bipartidista para una reforma inmigratoria en EE.UU.

Washington (CNN) - Un grupo de senadores demócratas y republicanos anunció este lunes su apoyo a una reforma migratoria que incluye un camino a la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que viven de forma ilegal en Estados Unidos.

Los inmigrantes tendrían la ciudadanía luego de que se tomen pasos para incrementar la seguridad fronteriza, de acuerdo con el plan anunciado por los legisladores este lunes.

La reforma migratoria incluirá un “duro pero justo” camino a la ciudadanía para quienes viven en Estados Unidos de forma ilegal, dijo el senador republicano John McCain, que pidió no cometer los mismos errores del programa de amnistía de 1986. “Necesitamos un sistema de inmigración humano y efectivo”, afirmó.

El plan fue dado a conocer un día antes de que el presidente Barack Obama pronuncie un discurso en materia migratoria en Nevada.

La propuesta de los ocho legisladores enfatiza en mejorar la seguridad fronteriza, tomar medidas enérgicas contra los empleadores que contratan a trabajadores indocumentados y crear un camino para quienes se han "ganado" la ciudadanía entre los inmigrantes indocumentados.

Los legisladores impulsarán cuatro "pilares" fundamentales:

- Un "duro pero justo" camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que ya viven en los Estados Unidos, y reforzar la seguridad de la nación fronteriza.

- Renovar el sistema nacional de inmigración legal, incluyendo la concesión de tarjetas de residencia para estudiantes avanzados en ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas en las universidades de Estados Unidos.

- Establecer un sistema de verificación de empleo que garantice que los empleadores no contraten trabajadores indocumentados.

- Crear un programa de trabajadores temporales para puestos que los estadounidenses no pueden o no quieren ocupar.

Los senadores detrás del plan son los demócratas Chuck Schumer, de Nueva York, Dick Durbin, de Illinois, Robert Menéndez, de Nueva Jersey, y Michael Bennet de Colorado y los republicanos John McCain, de Arizona, Lindsey Graham, de Carolina del Sur, Marco Rubio, de Florida, y Jeff Flake de Arizona.

El senador Schumer fue el primero en tomar la palabra durante la conferencia y agradeció el apoyo bipartidista a la declaración de principios, en particular al senador de Arizona John McCain.

“Quereos agraderles a todos, los cinco que estamos aquí y los ocho en total”, indicó.

El senador de Nueva York dijo que el grupo espera que el proyecto pueda ser aprobado por el Comité Judicial en Marzo y aprobado por ambas cámaras a finales del verano.

Aunque muchos activistas estaban descontentos con Obama por no abordar el tema en su primer período, el presidente ganó 71% del voto latino en noviembre contra el republicano Mitt Romney -quien había dicho que llevaría a los trabajadores indocumentados a la "auto-deportación" por hacer las condiciones tan duras para ellos que los obligaría a salir de Estados Unidos.

Los pobres resultados de noviembre entre los latinos dieron lugar a una introspección del Partido Republicano, que espera obtener mejores ganancias entre el cada vez mayor bloque de votantes en los próximos años.

McCain, un veterano de intentos fallidos por resolver la cuestión durante el gobierno de George W. Bush, dijo que la propuesta del grupo de senadores bipartidistas no es "muy diferente de la que tratamos de hacer en 2007".