6 formas en que los videos de Vine podrían cambiar a Twitter
30 enero 2013
12:36 PM ET

6 formas en que los videos de Vine podrían cambiar a Twitter

(CNN) — Como si no fuera suficiente que Twitter limite nuestras ráfagas de inspiración a menos de 140 caracteres, la red social presentó Vine, una aplicación para compartir videos de seis segundos de duración.

¿Qué podrías hacer con ese tiempo de video grabado con un smartphone? (Por ahora solo está disponible en iPhone, lo que ha provocado lamentos de la ofendida nación Android.)

Definitivamente no podrás recrear Lawrence de Arabia con figuras de acción. Eso requeriría de 2,270 posts en Vine, más o menos. Tampoco puedes documentar una monta de toros exitosa, ya que esas requieren de al menos ocho segundos.

Te compartimos el potencial de Vine para cambiar tanto tu feed de Twitter como a la red.

1. Alentar la creatividad

Si la brevedad es el alma del ingenio, como escribió Shakespeare, este límite de seis segundos podría inspirar la creatividad. En realidad esa es la lógica en la que Twitter se basa.

Los críticos usaron el límite de 140 caracteres del sitio como un ejemplo de que el intervalo de atención de la sociedad es cada vez más corto. Sin embargo, en muchos casos ese límite ha inspirado a los usuarios a ser más ingeniosos, reflexivos o informativos en la menor cantidad de palabras posible.

Twitter es descrito como un sitio de microblogging. Contando con los largos y sinuosos textos que hemos leído en algunos blogs, tiene sentido animar a los usuarios a simplemente llegar al punto rápidamente. Tal vez Vine haga lo mismo en el caso de videos en la red.

“En vista del entusiasmo que Twitter ha generado hasta ahora, creo que la gente hará cosas realmente interesantes”, dijo Scott Klemner, codirector del Grupo de Interacción entre Humanos y Computadoras de la Universidad de Stanford, en entrevista con Wired, socio de contenidos de CNN.

“Una de las cosas que sabemos acerca de la creatividad es que los límites son esenciales para lograr que la gente haga cosas creativas. Si piensas en los límites adecuados, es un beneficio, no una desventaja”.

Y aquí hay un ejemplo.

2. Llenar tu feed de basura

Durante las primeras 24 horas, el tema principal de la mayoría de los videos que hemos visto en Vine ha sido: “¡Oigan, estoy haciendo un video de Vine!”. (No estamos exentos).

Probablemente eso cambie conforme las personas creativas vayan afinando su arte. Pero seamos honestos: entre los millones de usuarios de Twitter hay muchas personas que probablemente compartirán cosas banales y estúpidas y, como ha sucedido a lo largo de la historia de la red, veremos videos cortos de gente desnuda.

Esperamos que tu lista de “Siguiendo” se salve de tales prácticas. De otra forma, podrías terminar viendo montones de videos de comida, y todos sabemos que para eso está Instagram.

3. Hacer de Twitter la alternativa a Facebook

Pasaron varios meses después de que Facebook adquirió Instagram —una aplicación que permite a los usuarios aplicar filtros fabulosos a sus fotos— para que la gente empezara a perder el interés en Twitter.

Facebook impidió que se mostraran imágenes de Instagram en el feed de Twitter, lo cual reservó para sí mismo. Todavía puedes postearlas en Twitter, pero tus seguidores solo ven un enlace que los dirige al sitio web de Instagram.

Suponemos que es justo. ¿Por qué habrías de permitir que la competencia se beneficie de una aplicación que te costó 1,000 millones de dólares?

Entonces, si eso hace que Facebook sea la plataforma a la que debes acudir para ver fotos sociales, tal vez Vine haga de Twitter el lugar por excelencia para ver videos cortos divertidos. Los clips de Vine podrían dar a los usuarios una nueva razón para quedarse.

4. Provocar más momentos incómodos

Borra todo lo que quieras, pero una vez que tuiteaste algo, estará allí para siempre. Pregúntale a Chris Brown, a Anthony Weiner o a CNNMéxico.

Si pones videocámaras en manos de millones de personas y les das una plataforma donde compartir los resultados con el resto de esos millones de personas, el resultado seguramente serán millones de malas decisiones, usualmente después de algunos cocteles o si eres una celebridad.

Como ya hay una nueva herramienta para compartir, seguramente habrá más traspiés en Twitter. Muchos de nosotros no podemos esperar.

5. Continuar con el renacimiento de los GIF

Años después del boom de Baby Cha-Cha y otros memes móviles en Messenger, la gente volvió a descubrir el gozo de ver algo rápido y bobo una y otra vez.

Y Vine lo aprovecha muy bien: seis segundos (o menos) de video en loops durante todo el tiempo que el espectador lo deje correr. Esto puede ser desconcertante e irritante, pero si la gente desarrolla su creatividad, también podría ser inteligente. La primera persona que recree Dramatic Chipmunk tendrá nuestra devoción permanente.

Un Vine no es exactamente un GIF (el nombre completo es Formato de Intercambio de Gráficos), pero puede aprovechar los mismos instintos que hicieron de los GIF una presencia duradera en la red.

6. Presionar a la competencia

Vine no es la única aplicación móvil que busca ser el “Instagram del video”. Viddy, Tout, SocialCam y hasta la olvidada Color buscaron volverse la aplicación más importante en este campo social emergente. Twitter puede haber puesto fin a la discusión cuando adquirió Vine por un monto no revelado.

El espacio móvil tiene bastantes historias de un peso ligero que se las arregla para burlar a un peso completo. ¿Recuerdan cuando se suponía que Facebook Places aplastaría a Foursquare?

Por lo pronto, Vine seguirá a disposición de los más de 140 millones de usuarios de Twitter y los demás tendrán que renovarse o morir.

¿Has visto algún video de Vine que te haya gustado en verdad, o has hecho alguno? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Temas: , , , ,
Secciones: Aplicaciones • Gadgets • Internet • Móviles • Redes sociales • Tecnología • Twitter • Video