¿Por qué asesinan a músicos en México como a los de Kombo Kolombia?
31 enero 2013
02:10 PM ET

¿Por qué asesinan a músicos en México como a los de Kombo Kolombia?

Por Krupskaia Alís, CNN

Ciudad de México (CNNEspañol.com) - Los integrantes del grupo Kombo Kolombia masacrados el 24 de enero se suman a una lista de más de 60 músicos asesinados en los últimos años en México. ¿Por qué los matan?

Diecisiete de los dieciocho miembros de la banda –entre músicos y personal de apoyo– fueron asesinados tras terminar una presentación privada en el bar “La Carreta”, en Hidalgo, Nuevo León. Uno de ellos, aparentemente logró escapar de sus captores.

Las líneas de investigación oficial apuntan a que los responsables pudieran pertenecer a algún grupo del crimen organizado que buscaba vengarse.

¿De quién y por qué? Es algo que aún no se establece.

Medios locales intentan dar con algunas pistas, al señalar que éste grupo especializado en música vallenata actuaba en muchos locales ubicados en zonas controladas por el narcotráfico.

Se presentaron en el Bar “La Eternidad”, donde en enero del 2012 once personas fueron secuestradas y posteriormente asesinadas, en una acción que en ese entonces las autoridades locales atribuyeron al Cártel de Los Zetas. También lo hicieron en el bar “Sabino Gordo”, el mismo lugar donde irrumpió un grupo armado el 8 de julio del 2011 y mató a 21 personas. La Secretaria de Defensa imputó este hecho al Cártel del Golfo.

Las autoridades de Nuevo León reconocen que tanto el Cártel de El Golfo como Los Zetas mantienen desde hace ya algunos años una cruenta disputa por el control de la plaza y que son los responsables de la ola de violencia que se vive en algunos puntos del estado.

¿Pero si el asunto es una disputa por el control de la plaza, qué papel juegan los músicos en éste caso? La interrogante se ha multiplicado tras varios asesinatos que han impactado al medio artístico nacional y que no termina de ser respondida oficialmente.

Entre el 2006 y el 2008 más de 13 músicos fueron acribillados a la salida de sus conciertos. Cuatro integrantes de “Los Padrinos de la Sierra” en Durango, otros cuatro de la “Tecno Banda Fugaz” en Michoacán.

Entre los más conocidos, el asesinato del popular cantante de los llamados narco-corridos Valentín Elizalde y dos acompañantes, quienes fueron acribillados al finalizar una presentación en la Feria y Exposición de Reynosa. O el caso de Sergio Gómez, fundador y cantante principal del grupo K-Paz de la Sierra, quien fue secuestrado tras participar en un baile popular en Michoacán. Su cuerpo, con huellas de haber sido torturado fue abandonado en una comunidad cercana a Morelia, la capital de ese estado.

Una suerte parecida corrió Zayda Peña, cantante principal del grupo “Zayda y los Culpables”, quien fue ultimada en el centro hospitalario donde era atendida, tras un ataque armado en un motel de Matamoros, Tamaulipas el 1 de diciembre de 2007.

De acuerdo con Edmundo Pérez, autor del libro “Que me entierren con narcocorridos”, del 2006 al 2012, más de 60 cantantes del género grupero, han sido asesinados en México. Y las razones, dice en entrevista con CNN en Español, son diversas.

Pérez asegura que al inicio de sus carreras no son pocos los cantantes o grupos, principalmente los de la zona norte del país, que reciben apoyo del crimen organizado. Esto genera una deuda, que pagan amenizando las fiestas de sus patrocinadores y en algunos casos componiendo canciones alusivas a su actividad criminal o en contra de los cárteles rivales.

Cuando empiezan a ser más conocidos y se niegan a seguir participando con ellos, los eliminan.

Otro posible móvil de estos crímenes, sostiene Edmundo Pérez, es cuando los músicos se niegan a pagar las extorsiones de las que son objeto por parte de cárteles de la droga, tal y como le sucedió al cantante Sergio Gómez, según concluyeron las autoridades, 4 años después de su muerte.

Para el autor de “Que me entierren con narcocorridos”, eso pudo haber pasado con el grupo Kombo Kolombia.

Dice que por la forma en que fueron asesinados, podría tratárse de un asunto similar.

Lo cierto es que algo pasaba con Kombo Kolombia, si se toma en cuenta lo declarado por la madre de una de las víctimas, a una radioemisora de Monterrey: “Mi hijo me dijo que ya no quería seguir en el grupo y que ese sería su ultimo concierto, porque tenía miedo”.

Temas:
Secciones: CNN Latino • México