11 febrero 2013
06:49 PM ET

El alto número de fieles refuerza la teoría de un Papa latino o africano

Por Eric Marrapodi y Catherine E. Shoichet

(CNN) — Horas después del anuncio de este lunes sobre la renuncia del Papa Benedicto XVI, empezaron a surgir las especulaciones sobre quién podría ser su sucesor y de qué parte del mundo podría ser el nuevo Pontífice.

Los 118 cardenales que elegirán al próximo papa también compiten por el puesto. Los cardenales son de todas partes del mundo, aunque más de la mitad de ellos son de países europeos, según estadísticas del Vaticano.

A nivel mundial, las tendencias demográficas entre los casi 1,200 millones de miembros de la Iglesia católica romana muestran una distribución distinta, en la cual la Iglesia presencia sólo un goteo de nuevos miembros en Europa, mientras que el número de adeptos ha crecido significativamente en África, según estadísticas del Vaticano.

Así que, en esta ocasión, ¿el papa podría ser de África, donde los adeptos han crecido significativamente, o de América Latina, desde hace mucho tiempo un bastión para la Iglesia?

“Siempre es algo emocionante. Podría asegurar que habrá una línea de apuestas en Las Vegas, probablemente ya está”, dijo Randall Woodard, profesor asociado de Teología en la Universidad de Saint Leo. “Sobre todo basado en el crecimiento del catolicismo y los cambios geográficos que han ocurrido, una gran cantidad de dinero puesto en las apuestas estará en África o en Centroamérica”.

Algunos descartan la importancia de la nacionalidad de los candidatos. “Todas las preguntas acerca de las nacionalidades carecen de sentido”, dijo Michael Sean Winters, investigador visitante en el Instituto de Investigación Política y de Estudios Católicos. “Hay 118 hombres y todos han llegado a conocerse unos a otros. Sus preguntas serán, “¿a quién podemos ver en esa silla?”

Uno de los principales contendientes al papado podría ser el cardenal Peter Turkson, de Ghana. El cardenal de 64 años actualmente encabeza el consejo para la justicia y la paz del Papa, y tiene experiencia en trabajar con personas de diferentes credos, dijo Woodard, el jefe de redacción de la Revista Internacional del Catolicismo Africano.

“Él podría responder a las necesidades globales y a la realidad de cuál es el rostro del catolicismo”, dijo Woodard. En tanto que la gente que no pertenece a la Iglesia podría centrarse en la nacionalidad y raza del próximo papa, los cardenales más importantes al interior de la Iglesia tienen “una visión muy global”, dijo.

“El papa tiene que ser el pastor visible de 1,000 millones de católicos en el mundo”, dijo el obispo Thomas Paprocki, de Springfield, Illinois. "No creo que para entrar en el cónclave el papa tiene que ser de una determinada nacionalidad”.

Otros factores son importantes, dijo Paprocki, como la edad. “Es un calendario demasiado agotador y exigente como para aguantar el ritmo”, dijo. Benedicto XVI, de 85 años, dijo el lunes que renunciará a finales del mes “debido a la edad avanzada”.

“Es necesaria la fuerza de la mente y del cuerpo, fuerza que en los últimos meses se ha deteriorado en mí en la medida en que he tenido que reconocer mi incapacidad para cumplir adecuadamente con el ministerio que se me confió”, dijo el Papa, según el Vaticano.

La edad también constituye un factor para los cardenales. Una vez que un cardenal llega a los 80, ya no puede participar en la elección del papa o entrar en el cónclave secreto donde los cardenales se reúnen para elegir al próximo.

De los 118 cardenales en edad de votar, 28 son de Italia, 34 son de otras partes de Europa, 19 de América Latina, 14 de Estados Unidos y Canadá, 11 de Asia, 11 de África y uno de Australia.

Los cardenales se reunirán algún día para elegir al sucesor de Benedicto XVI después de la renuncia oficial de este, el 28 de febrero, dijo en una conferencia de prensa el reverendo Federico Lombardi, vocero del Vaticano.

“Antes de Pascua tendremos nuevo papa”, dijo. Benedicto no estará involucrado en la decisión, dijo Lombardi. Sin embargo, su influencia indudablemente se hará presente. Benedicto nombró a 67 de los 118 cardenales que tomarán la decisión.

Es una elección que el cardenal Donald Wuerl dijo que no toma a la ligera. “Cuando entremos en el cónclave, lo que ha de ser superior en la mente de todos nosotros es lo que Dios nos está pidiendo en tomar una decisión. ¿Quién va a ocupar la silla de (San) Pedro? Y creo que esa va a ser la única consideración”, dijo Wuerl, arzobispo de Washington. “¿Quién de este organismo cuenta con los requerimientos, las características, los dones espirituales para ocupar esa silla?”

Wuerl dijo a la prensa que él se encontraba en su estudio, a las cinco de la mañana del lunes, preparando una homilía para el Miércoles de Ceniza, cuando se enteró de la decisión del Papa. “Esto es muy sorprendente”, dijo. “En lo absoluto estaba preparado para ello”.

Michael Pearson y Hada Messia, de CNN, contribuyeron con este reporte.

Temas: