12 febrero 2013
07:03 AM ET

Una desafiante Corea del Norte realiza "con éxito" tercera prueba nuclear

(CNN) — Corea del Norte afirmó este martes que había llevado a cabo con  "éxito" una nueva prueba nuclear más potente. KCNA, la agencia oficial de noticias del país, anunció la prueba en la cual dijo se utilizó un dispositivo atómico miniaturizado.

"La prueba nuclear se llevó a cabo en un alto nivel de seguridad usando un dispositivo nuclear miniaturizado y más ligero con una mayor fuerza explosiva y no planteó un impacto negativo en el ambiente ecológico circundante", dijo KCNA.

La prueba fue diseñada "para defender la seguridad del país y la soberanía de cara del acto de feroz hostilidad de los Estados Unidos", dijo la agencia KCNA, refiriéndose a las nuevas sanciones a Pyongyang por el reciente lanzamiento de un cohete de largo alcance.

El programa nuclear de Corea del Norte se mantiene en secreto, por lo que es casi imposible verificar de forma independiente muchos de los detalles de la prueba.

A pesar de los avances que presume Corea del Norte, los analistas creen que aún está a años de distancia de tener la tecnología para lograr una ojiva nuclear en un misil.

"Esta prueba no lo va a hacer eso en sí mismo, sino que es un importante paso adelante", dijo Mike Chinoy, de la Universidad de Estados Unidos y China Southern California Institute.

Unánime rechazo internacional

Después de que Pyongyang confirmó que había seguido adelante con la prueba desafiando la presión internacional, los líderes mundiales respondieron con la condenación.

Ante la afirmación del ensayo nuclear, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas anunció que sostendrá una reunión de emergencia este martes en la ciudad de Nueva York.

"Es una clara y grave violación de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad", dijo la oficina de Ban Ki-moon, el secretario general de las Naciones Unidas, en un comunicado.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos dijo que el ejercicio nuclear de Corea del Norte es un ejercicio "altamente provocativo" y aseguró que representa una "amenaza a la seguridad mundial", dijo Obama en un comunicado.

"Las armas nucleares de Corea del Norte y los programas de misiles balísticos constituyen una amenaza para la seguridad nacional de EU, para la paz y la seguridad", dijo, y pidió una "acción más rápida y creíble por la comunidad internacional".

Corea del Sur, que preside el Consejo de Seguridad en este momento, dijo que la prueba presenta "una amenaza imperdonable a la paz y la seguridad de la península de Corea".

"Corea del Norte debe ser responsable de todas las consecuencias graves presentadas por este tipo de acciones", dijo Chun Young-woo, asesor de seguridad nacional del presidente surcoreano Lee Myung-bak, que está cerca del final de su mandato.

El primer ministro japonés Shinzo Abe dijo que la prueba era "muy lamentable", y agregó que Tokio protestará "fuertemente".

El gigante asiático China también se sumó a la condena internacional y dijo este martes que "se opone firmemente" a la decisión de Corea del Norte de llevar a cabo una prueba nuclear nueva. En un comunicado publicado en su página web, el Ministerio de Relaciones Exteriores chino dijo que instó a Pyongyang a "cumplir con su promesa de desnuclearización y no hacer nada más que empeore la situación".

Sismos artificiales y amenazas

Este lunes el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) informó sobre una perturbación sísmica en el norte de Corea del Norte que tuvo una magnitud de 4.9 grados, de acuerdo con los reportes iniciales, en un área que tiene poca o ninguna historia de terremotos o desastres naturales.

"Creemos que Corea del Norte llevó a cabo su tercera prueba nuclear", dijo Kim Min-seok, portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur. Agregó que la magnitud del "temblor artificial", sugirió que el tamaño de la explosión fue del orden de 6 a 7 kilotones, más potente que las dos anteriores pruebas nucleares de Pyongyang.

El ensayo se produce antes de la fecha de nacimiento de Kim Jong Il, el ex líder de Corea del Norte que murió en diciembre de 2011 y que fue sucedido por su hijo, Kim Jong Un.

Corea del Norte anunció el mes pasado que estaba planeando una nueva prueba nuclear y el lanzamiento de cohetes de mayor alcance, todo lo que dijo eran parte de una nueva fase de confrontación con Estados Unidos.

Las amenazas fueron hechas dos días después de que el Consejo de Seguridad aprobó la ampliación de sanciones sobre el régimen de Pyongyang en respuesta al lanzamiento de un cohete de largo alcance en diciembre de 2012 que logró poner un satélite en órbita.

Corea del Norte dijo que llevó a cabo el lanzamiento con fines pacíficos, pero fue ampliamente considerado como una prueba de la tecnología de misiles balísticos.

Las anteriores pruebas nucleares por parte de Corea del Norte tuvieron lugar en 2006 y 2009.

La primera prueba de Corea del Norte, en octubre de 2006, produjo un rendimiento explosivo de menos de un kilotón (1,000 toneladas) de TNT. La segunda prueba en mayo de 2009 se cree que fue de alrededor de dos kilotones, dijo el funcionario estadounidense James Clapper a un comité del Senado en 2012.

En comparación, la bomba que los Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima en 1945 fue de 15 kilotones.

En mayo de 2012, Corea del Norte dijo que había modificado su constitución para proclamarse oficialmente un "Estado nuclear".


Secciones: Corea del Norte • Corea del Sur • Mundo