19 febrero 2013
10:14 AM ET

Catalina de Cambridge, ¿una muñeca con sonrisa plástica?

LONDRES (CNN) — Una reconocida escritora británica ha causado controversia al describir a Catalina, la duquesa de Cambridge como una muñeca “hecha a máquina” con una “sonrisa plástica”, que carece de la personalidad y la sensibilidad humana mostrada por la Princesa Diana.

Hilary Mantel, quien ha ganado dos veces el Premio Booker de novela por sus textos históricos ambientados en los tiempos de la casa real Tudor, hizo los comentarios en el encuentro Royal Bodies (Cuerpos Reales), organizado por la revista literaria London Review of Books.

En su lectura, Mantel dijo que la imagen pública de Catalina fue definida primero por su ropa y luego por su embarazo. La duquesa y su esposo, el príncipe Guillermo, esperan un bebé para julio próximo.

Antes de convertirse en la madre modelo, fue una “muñeca articulada en la que se colgaban algunos trapos” y un “maniquí de escaparate sin ninguna personalidad propia, totalmente definida por lo que usaba”, dijo Mantel. Ahora la duquesa será retratada como si “su único punto y propósito fuera dar a luz”, añadió.

La autora también sugirió que el principal atributo traído por Catalina al matrimonio real son buenos modales, añadiendo que la duquesa “parecía haber sido diseñada por un comité y construida por artesanos, con una perfecta sonrisa plástica” con “extremidades satinadas”.

Mantel contrastó estas características con el potencial para el desastre de Diana, la antigua princesa de Gales y madre de Guillermo y Enrique, diciendo que Catalina era “intachable, tan dolorosamente delgada como cualquier podría desear, sin caprichos, sin rarezas, sin el riesgo de una emergencia de carácter”.

A diferencia de Diana, “cuya rareza humana e inconsistencia emocional se mostraba en cada gesto”, Kate parece ser “hecha a máquina con precisión”, dijo Mantel. En el primer retrato oficial de la duquesa, revelado por el artista Paul Emsley en enero, sus “ojos están muertos” y usa una sonrisa forzada, según la autora.

Mantel también criticó al público a los medios que, dice, coloca a las mujeres de la nobleza bajo un escrutinio insano, particularmente cuando se trata de producir un heredero real.

Las opiniones de la escritora recibieron fuertes críticas este martes. En el diario Telegraph, la editora de temas femeninos Emma Barnett calificó los comentarios de Mantel como “no solo infundados, sino increíblemente baratos”.

En sus primeros días en la nobleza, Catalina y su imagen es cuidadosamente manejada, dijo Barnett. “Ella tiene tiempo suficiente para desarrollar un perfil público hecho y derecho y convertirse en un modelo totalmente  si es necesario”, dijo.

El Daily Mail también atacó los comentarios de Mantel, describiéndolos como “un ataque increíble y venenoso”.

El agente literario de Mantel, Bill Hamilton, dijo este martes que no tenía comentarios sobre la controversia. “El artículo habla por sí mismo”, dijo.

El furor por los comentarios ocurre mientras Catalina cumplía con su primer compromiso oficial de este año, una visita a una clínica de tratamiento de adicciones en la capital británica. La duquesa sonrió y saludó a los medios mientras entraba a la clínica Hope House, administrada por la organización de caridad Action or Addiction, que ella misma apadrina.

Mantel se convirtió el año pasado en la primera mujer en ganar en dos ocasiones el premio Premio Booker por su novela Bring Up the Bodies. Previamente ganó en 2009 con Wolf Hall.

Sus novelas, centradas en la casa de los Tudor. En sus lecturas, hace un paralelismo entre la actual fascinación por el cuerpo de Catalina y la observancia pública en el que vivían las esposas de Enrique VIII para dar un heredero.

Temas:
Secciones: Entretenimiento • Gran Bretaña • Mundo