Qué es la gripe aviar, cómo se transmite y cuáles son los síntomas
El virus de la gripe aviar se presenta rara vez en humanos, pero más de la mitad de los casos en personas son mortales.
19 febrero 2013
04:39 PM ET

Qué es la gripe aviar, cómo se transmite y cuáles son los síntomas

(CNN) — El gobierno mexicano confirmó este lunes que en 12 granjas del estado de Guanajuato se hallaron muestras de la presencia de la cepa AH7N3 de influenza aviaria.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) informó que esta cepa es considerada “de alta patogenicidad” y es la misma que se detectó en los vecinos estados de Jalisco y Aguascalientes en los últimos seis meses.

El virus de la gripe aviar (también llamada gripe o influenza aviar o aviaria), se presenta rara vez en humanos, pero más de la mitad de los casos en personas son mortales.

En años recientes, han ocurrido casos de gripe aviar en humanos en Asia, África y Europa. La mayoría de las personas que tienen síntomas desarrollados de gripe aviar tuvieron contacto cercano con aves enfermas. En pocos casos, la gripe aviar se transmitió de una persona a otra.

A los científicos les preocupa que pueda ocurrir un brote global si el virus de la gripe aviar muta hacia una forma que se transmita más fácilmente de persona a persona. Los investigadores actualmente trabajan en vacunas para ayudar a proteger a las personas de la gripe aviar. Te presentamos la información más importante que debes saber acerca de los riesgos de la gripe aviar en personas, según la Clínica Mayo.

Síntomas

Los síntomas de la gripe aviar normalmente comienzan entre dos y cinco días después del contagio. En la mayoría de los casos, se parecen a los de la influenza convencional, incluidos:

Tos
Fiebre
Dolor de garganta
Dolores musculares

Algunas personas también experimentan náuseas, vómitos o diarrea. En contraste, en algunos casos la única indicación de la enfermedad es una infección leve en los ojos (conjuntivitis).

Cuándo debes ver a un médico

Acude al médico inmediatamente si recientemente viajaste a una parte del mundo donde hay gripe aviar y desarrollas fiebre, tos y dolor en el cuerpo. Asegúrate de informar a tu médico si visitaste alguna granja o mercado al aire libre.

Causas

La gripe aviar ocurre naturalmente en aves silvestres y puede contagiarse a las aves de corral como pollos, pavos, patos, gansos y avestruces. La enfermedad se transmite por el contacto con las heces de un ave infectada, o las secreciones de su pico (nariz y boca) y ojos.

Los mercados al aire libre, donde se venden huevos y aves en condiciones de hacinamiento e insalubridad, son focos de infección.

En muy pocas ocasiones, la gripe aviar se trasmite de un humano a otro. Para los científicos, el patrón de transmisión humana es un misterio todavía. Las personas que han contraído y muerto de gripe aviar son una población de todas las edades y géneros. En este punto, no hay suficientes casos de personas enfermas de gripe aviar como para conocer todos los factores de riesgo de la enfermedad.

El mayor factor de riesgo conocido para contraer gripe aviar es el contacto con aves enfermas o con superficies contaminadas por sus plumas, saliva o excremento.

Prevención

La gripe aviar no se transmite por comer carne o huevos de aves infectadas, siempre y cuando estos sean cocinados apropiadamente, según la Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

La carne de ave es segura para su consumo cuando se cocina a una temperatura interna de 74 grados centígrados y los huevos deben cocinarse hasta que la yema y la clara estén firmes.

La FDA aprobó una vacuna para prevenir la infección con una cepa del virus H5N1 de gripe aviar. Esta vacuna no está disponible para el público, pero el gobierno estadounidense la almacena y la distribuirá en caso de un brote.

México cuenta con un banco de 70 millones de dosis de vacunas contra la influenza aviar ante cualquier emergencia, según las autoridades de Sanidad.

Los investigadores intentan descubrir otros tipos de vacunas contra la gripe aviar. Uno de los obstáculos es que para desarrollar y producir la mayoría de las vacunas se necesitan huevos de gallina, pero estos virus son letales para los huevos de gallina.

Pruebas y diagnóstico

Las muestras de fluidos de la nariz o garganta pueden ser examinadas para buscar evidencia del virus de gripe aviar.

Estas muestras deben ser tomadas en cuanto aparecen los síntomas. Según el tipo de prueba, los resultados pueden tardar semanas o solo algunas horas en procesarse.

Los rayos X pueden ser útiles para evaluar la condición de los pulmones, lo que puede ayudar a determinar el diagnóstico apropiado y las mejores opciones de tratamiento.

Tratamientos y medicamentos

Muchos virus de influenza se han vuelto resistentes a los medicamentos antivirales que incluyen amantadina y rimantadina. Los funcionarios de salud recomiendan el uso de oseltamivir (Tamiflu) y posiblemente zanamivir (Relenza).

Estos medicamentos deben ser tomados durante los primeros dos días tras la aparición de síntomas, algo que podría resultar difícil logísticamente a escala mundial, incluso si hubiera suficientes para todos.

Recomendaciones para los viajeros

Si viajas al sureste de Asia o a cualquier región con brotes de gripe aviar, considera estas recomendaciones de salud pública:

Evita las aves domesticadas

Si es posible, evita áreas rurales, pequeñas granjas y mercados al aire libre.

Lávate las manos

Lavarse las manos es una de las mejores formas para prevenir infecciones de todo tipo. Cuando viajes, utiliza un desinfectante para manos que contenga al menos 60% de alcohol.

Pide una vacuna contra la gripe

Antes de viajar, pide a tu médico una vacuna contra la gripe. No te protegerá específicamente de la gripe aviar, pero puede ayudar a reducir el riesgo de infección simultánea con virus de gripe aviar y humana.

Productos de ave y huevos

El calor destruye los virus de gripe aviar, por lo que la carne de ave cocinada no es una amenaza a la salud. Aún así, es mejor tomar precauciones al preparar la carne de ave, que puede estar contaminada con salmonella u otras bacterias dañinas.

Evita la contaminación cruzada

Utiliza agua caliente y jabonosa para lavar las tablas para cortar, los utensilios de cocina y todas las superficies que estuvieron en contacto con carne cruda de ave.

Cocina completamente

Cocina el pollo, pato o demás aves hasta que no salga ningún jugo de la carne y alcance una temperatura interna de al menos 74 grados centígrados.

Mantente alejado de los huevos crudos

Las cáscaras de huevo a menudo están contaminadas con excremento de aves, el cual es un medio de transmisión del virus de la influenza aviaria. Evita los alimentos que contengan huevos crudos o poco cocidos.

Nota del editor: Con información de la Clínica Mayo.

Temas:
Secciones: Salud