Un artista combate los 'drones' desde Instagram
23 febrero 2013
05:16 AM ET

Un artista combate los 'drones' desde Instagram

(CNN) — El uso de drones (aviones no tripulados) para realizar ataques militares está cargado de polémica. Los legisladores estadounidenses y líderes internacionales aún examinan la legalidad de los ataques con aviones no tripulados y si su papel para frenar el terrorismo es mayor que el riesgo potencial de ocasionar víctimas no accidentales o no previstas. Pero el artista británico James Bridle ya decidió, y está usando herramientas móviles y web para contar su versión de la historia.

“Hay muchas formas de abordar el uso de drones, pero tengo una postura un tanto anticuada en contra de ellos: pretendo crear conciencia (...) Esto significa no solo conocer que los ataques de aviones no tripulados ocurren, sino conocer cómo los formulamos, cómo los entendemos”, dijo a CNN.

Su proyecto Dronestagram mezcla el arte y la tecnología en un esfuerzo para mostrar a los estadounidenses y a otros, una parte de la guerra que pocos verán en persona.

El proyecto recopila imágenes de Google Earth de los lugares que han sido atacados por drones. Las fotografías luego son publicadas en Instagram, la aplicación de Facebook para compartir fotografías con filtros, que dan a las imágenes aspecto antiguo.

Después, son promocionadas en la popular plataforma de blogs Tumblr y Twitter.

La idea, dijo Bridle, es hacer que los ataques sean “solo un poco más visibles, un poco más cercanos, un poco más reales”.

También señala la ironía de utilizar la tecnología, desde datos de ubicación GPS hasta redes sociales móviles, para reportar una forma de guerra única de alta tecnología.

“La historia es coproducida por nosotros y nuestras tecnologías (...) Esas tecnologías incluyen mapeo satelital, intercambio social de fotografías desde dispositivos que se llevan en la mano, y flotas de robots voladores muertos. “Deberíamos comprometernos con ellos en todos los niveles (…) hemos mejorado en la inmediatez y la intimidad en línea: quizá también podamos mejorar en la empatía”, dijo Bridle a CNN.

Un vocero del Departamento de Defensa de Estados Unidos se negó a comentar con CNN sobre Dronestagram o la actividad de los drones de Estados Unidos.

La campaña ampliamente secretista de aviones no tripulados de Estados Unidos en contra de al Qaeda y sus aliados transformó la naturaleza de la guerra moderna, y se volvió un arma clave en el arsenal estadounidense en contra de presuntos terroristas. Los defensores ven a los drones como una herramienta efectiva en la lucha contra extremistas, mientras que los oponentes se preocupan sobre las víctimas civiles y la poca vigilancia.

Aunque fueron utilizados durante los últimos años, los ataques con drones atrajeron cada vez más atención recientemente debido a que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nominó al consejero contra el terrorismo, John Brennan, para ser el próximo jefe de la CIA. Brennan es considerado por muchos como el cerebro detrás de la política de aviones no tripulados de EU.

Se espera una votación del comité del senado estadounidense para confirmar a Brennan como director de la CIA a finales de este mes.

La Fundación New America de Estados Unidos estima que en Pakistán, entre 1.953 y 3.279 personas fueron asesinadas por drones desde 2004; y que entre el 18% y 23% de ellas no eran militantes.

La tasa de víctimas no militantes se redujo aproximadamente 10% en 2012, según el grupo.

En Yemen, entre 646 y 928 personas han sido asesinadas en una combinación de ataques con drones y ataques aéreos, y 623 a 860 de esas personas eran militantes. Aproximadamente el 2% de aquellos asesinados eran “objetivos de alto nivel”, según el grupo.

Bridle, quien se describe como un “escritor, artista, publicista, tecnólogo y varias otras cosas” en su sito web, lanzó Dronestagram en octubre. La cuenta de Instagram ahora tiene aproximadamente 6.600 seguidores, con aproximadamente 2.400 en Twitter y más en el blog de Tumblr.

Bridle utiliza reportes de medios y sitios locales del gobierno para fotografiar las imágenes. Muchos, dice, están en áreas remotas donde la información sobre ubicaciones exactas es escasa; así que si una ubicación precisa no está disponible utiliza imágenes satelitales cerca de la ubicación reportada.

“Siempre estoy preocupado por posibles errores en la representación, pero también aclaro lo más posible en la descripción del proyecto que no son ubicaciones exactas, y que es lo más que puedo hacer”, dijo.

"Definitivamente está lejos de ser perfecto, y estoy seguro de que se han cometido errores, pero solo intento ser claro en eso”.

Para algunos observadores, eso socava el impacto de su proyecto.

“No es como si tuvieras la longitud y latitud exacta de cada ataque”, dijo Peter Bergen, un analista de seguridad nacional de CNN.

“Como proyecto de arte, esto (Dronestagram) es interesante”, dijo Bergen. “Como una pieza de periodismo real… parece algo desconectado”.

Bridle también utiliza información de la Oficina de Periodismo de Investigación, una organización independiente británica sin fines de lucro que recopila informes locales de ataques con aviones no tripulados en Pakistán, Yemen y Somalia.

El debate sobre el uso de drones de ataque sin duda continuará, incluso mientras las tropas estadounidenses las usan en lugares como Afganistán, lo que reduce el número de combatientes que se enfrentarán cara a cara.

Y Bridle dice que continuará intentando poner a las personas en la escena de los ataques; incluso si sólo es a través de las pantallas de sus smartphones, tabletas, o computadoras de escritorio.

“Se trata de intentar hacerlo literalmente visible”, dijo. “La naturaleza misma de este tipo de guerra, hace que los perpetradores, víctimas y escenario sean esencialmente invisibles”.

Brandon Griggs y Doug Gross de CNN contribuyeron con esta historia.

Temas: ,
Secciones: Estados Unidos • Mundo • Tecnología