El coste humano de la crisis en España
23 febrero 2013
11:49 AM ET

El coste humano de la crisis en España

(CNN)-
Duramente golpeada por la crisis financiera mundial y los problemas en la zona euro, España está sufriendo su segunda recesión en tres años, con tasas de desempleo en niveles récord. La gente en todos los ámbitos de la sociedad frente a las dificultades, lo que desató la ira generalizada en todo el país. Ordinaria personas españolas explican cómo se han visto afectados – y lo que están haciendo para cambiar su futuro

Cristina González
Cristina González, 18 años, es estudiante de ingeniería en la Universidad Carlos III de Madrid. Durante las primeras protestas del 15-M en 2011, fue uno de los "indignados" acampados en la Puerta del Sol de la ciudad, y volvía cada día a la plaza después de sus clases. Ella dice que aún espera que las manifestaciones en las que participaron tendrán sus efectos. "Estoy muy decepcionado con el gobierno y en la gente que permanece tranquila sin hacer nada -. Tenemos que salir todos a la calle. Los que se queden tranquilos en sus casas no lograrán cambiar nada".

- Sofía de Roa
Sofía de Roa, de 28 años, fue uno de los fundadores del movimiento de protesta de España 15-M, creada por los "indignados" desencantados con la manera en que se gestiona el país, y el enfado ante la falta de perspectivas. Ella trabaja como jefa de prensa de la universidad y de los voluntarios en la estación de radio de los activistas, Radio Agora Sol, pero teme por un futuro sombrío. "Realmente sentimos que algo cambiaría. Entonces nos dimos cuenta que no era tan fácil ... Un montón de gente nos culpa que no salváramos el mundo, pero creo que lo que hicimos fue importante".

- Alex Alvarez Cachero, Estudiante indignado
Alex Alvarez Cachero, 20 años, es un estudiante y un "indignado" que se enorgullece de no tener la ayuda del gobierno para salir adelante. Cuando no está participando en las asambleas de activistas en la Puerta del Sol de Madrid, toca la batería en una banda. "Lo que estamos buscando aquí es vivir con dignidad y ser responsables de nuestras propias vidas, lo cual es muy importante ... No se puede tratar de transformar el mundo si no te transformas en primer lugar tú."

- Rocio, desempleada
Rocío se trasladó a España desde Ecuador y compró un apartamento en el madrileño barrio obrero de Vicálvaro cuando todo iba bien. Ella trabajaba en una tienda y como limpiadora para pagar la hipoteca, pero cuando las cosas se pusieron difíciles perdió su trabajo, y ahora ella está en riesgo de desalojo. "No he pagado mi hipoteca porque no puedo no tengo trabajo, y no puedo soportar la idea de vivir en la calle con mi hijo, pero no tengo ni idea de dónde ir. Sólo pensar en ello me pone muy triste".

- Verónica Bustamante, artista
Verónica Bustamante, de 53 años, es una pintora que trabaja en un estudio en su casa de Madrid. Ella dice que la crisis financiera en España ha tenido un impacto tremendo en su vida y en la cultura del país, que según ella ha sido olvidado por el gobierno en tiempos difíciles. "No puedo soportar ver a la desigualdad. ¿Por qué hay tantos políticos, con guardaespaldas? ¿Por qué comer en estos restaurantes caros? Es un escándalo. Creo que hay suficiente para todos. Pero ellos no quieren organizarlo, no les interesa. "

- Tomas Rodriguez
Tomás Rodríguez, de 33 años, está durmiendo a la intemperie en la Plaza Mayor de Madrid después de haber perdido su trabajo en una tienda de comestibles. Durante el día, la plaza es un paraíso para los turistas absorbiendo la historia de la capital española, pero de noche se transforma en una ciudad de cartón, "casa" de decenas de hombres y mujeres sin hogar. "No me puedo permitir pagar nada así que estoy viviendo en la calle ... La gente tiene una imagen de las personas sin hogar que no es real – ven a alguien con una caja de vino y piensan que todos somos así, pero no es el caso, incluso hay personas con títulos universitarios viviendo en la calle -. Nadie está a salvo ".

- Rafael Jiménez, bailaor
Rafael Jiménez, apodado "El Olae", solía ganarse la vida con sus espectáculos flamencos, pero la crisis financiera golpeó los bolsillos de su público, y ahora él tiene que confiar en las clases de danza para llegar a fin de mes. "Han cerrado muchos lugares flamencos ... Hay menos turismo [y] la gente gasta su dinero en comer en vez de ir a un espectáculo ... No pierdes la esperanza, [pero] nosotros los jóvenes lo tenemos muy difícil porque estamos tratando de aprender y empezar nuestras carreras al mismo tiempo".

- Nacho del Valle Serreno, activista
Nacho del Valle, de 22 años, duerme en la Puerta del Sol de Madrid, sede del país "Indignados" del movimiento. Perdió su trabajo en enero, y está a la espera para tener derecho a las prestaciones por desempleo."No soy anti-sistema, soy un amigo del sistema, es el sistema que no me quiere, el que me ve como un extraño que sobrase".

- Fernando Garrigues, ganadero taurino
Fernando Garrigues cría toros en la Finca Pendejera, cercana a Madrid. Pero mientras que el "torero", o torero, sigue siendo una de las imágenes más perdurables de España, Garrigues dice los problemas económicos del país han afectado a la industria duramente. "El mantenimiento de una granja taurina es muy caro ... y un toro vale menos ahora que hace 15, 20, 25 años ... Lo doloroso es que los toros que solían ir a las plazas ahora van al matadero a causa de el precio de la carne y la falta de demanda ".

- Jose, desempleado
José llegó a España desde Ecuador en busca de trabajo cuando la economía española iba fuerte, pero cuando se desató la crisis, las oportunidades de empleo se secaron y no pudo mantener los pagos de su casa. "El banco se ha quedado con el piso porque no tengo trabajo, así que no podíamos pagar. Traté de explicarle la situación al banco. Ellos me dijeron que podía mantener el piso, pero yo tendría una deuda de 80.000 euros".

Temas:
Secciones: España • Europa • Latinoamérica • Noticias