OPINIÓN: Los cruceros, unas vacaciones seguras y saludables
23 febrero 2013
02:29 PM ET

OPINIÓN: Los cruceros, unas vacaciones seguras y saludables

Nota del editor: Bud Darr es vicepresidente senior de asuntos técnicos y reglamentarios a Cruise Lines International Association Inc.

Por Bud Darr (CNN) –
Un reciente comentario de James Walker en la sección de opinión de CNN.com -a raíz del incidente de Carnival- tergiversaba de forma grosera las prácticas de la industria de los cruceros alegando que la industria está "en gran parte no regulada" y acusa "a países como Panamá o Bahamas." Nada podría estar más lejos de la verdad.
Todos los aspectos de la industria de cruceros está muy regulada y controlada de acuerdo con normas nacionales o internacionales marítimas para muchos propósitos, la más importante de las cuales es la de proteger la seguridad de los pasajeros y la tripulación.

Una agencia de las Naciones Unidas – la Organización Marítima Internacional – es quien establece las normas mundiales para la seguridad operacional de los buques de cruceros a través de sus 170 países miembros, entre ellos Estados Unidos.

Estos reglamentos son amplios. Para comenzar regulan el diseño y la construcción de la nave y se extienden a la operación de la embarcación, el equipo de emergencia a bordo, y escenarios para situaciones de emergencia, incluyendo la evacuación de un barco.

La regulación de la industria de cruceros involucra muchos niveles: el Estado de la bandera o la bandera del país en que esté matriculado el buque y el Estado del puerto. Por ejemplo, los cruceros que operan desde puertos de los EE.UU. están sujetos a una estricta supervisión en EE.UU. y sujetos al cumplimiento de las leyes internacionales y los reglamentos, así como todas las leyes federales de los Estados Unidos. Esta aplicación de la supervisión se lleva a cabo principalmente por la Guardia Costera de los EE.UU.

Más importante aún que esto es que cualquier buque que entre en un puerto de EE.UU., no importa qué bandera tenga, está sujeta a examen la Guardia Costera de los EE.UU. para el cumplimiento de las normas internacionales de Estados Unidos y reglamentos aplicables, especialmente los relacionadas con la seguridad.

La seguridad de la aplicación en los EE.UU. comienza con el diseño de nuevos buques de crucero y continúa durante todo el tiempo que la nave esté en servicio. En cualquier momento, el capitán de la Guardia Costera responsable de un puerto puede evitar que un buque crucero salga en caso de violación grave de cualquier medida de seguridad o en caso de que haya cualquier peligro.

Contrariamente a lo que el autor del artículo de opinión dice, son muy raros los incendios significativos a bordo de los buques. La industria mundial de cruceros tiene fuertes medidas para proteger a los pasajeros y la tripulación. Las normas de seguridad contra incendios están mejorado y gracias a ello se han reducido la frecuencia y gravedad de los incendios. La última revisión importante de las normas de seguridad contra incendios entró en vigor en 2010, y los reglamentos siguen siendo objeto de continua revisión y actualización.

Todo buque trasatlántico en la flota de la Cruise Line International Association debe llevar los equipos de extinción de incendios integrados entre los miembros de la tripulación. Ellos reciben entrenamiento formal y extinción de incendios y realizan simulacros regulares para asegurar una respuesta rápida en el caso poco probable de que se declare un fuego.

El barco de crucero trasatlántico promedio tiene alrededor de 4.000 detectores de humo, 500 extintores, 16 kilómetros de tuberías de riego, 5.000 cabezas de rociadores y seis kilómetros de manguera contra incendios.

Los empleos en la industria de los cruceros son muy codiciados, y los miembros de la tripulación tienen oportunidades de promoción profesional importantes. El sector ofrece oportunidades que no están disponibles para muchos miembros de la tripulación en sus países de origen, lo que les permite apoyar a las familias, pagar la universidad e incluso iniciar sus propios negocios.

Más allá de los salarios, a los miembros de la tripulación se les proporciona alojamiento y comida gratis en un ambiente limpio y bien mantenido. Reciben atención médica patrocinada por la línea del crucero sin costo alguno. Y la industria del crucero mantiene estrictas normas laborales establecidas por la Organización Marítima Internacional y la Organización Internacional del Trabajo – ambas agencias de la ONU.

La industria de cruceros también pone medidas para impedir que los pasajeros suban al barco con norovirus, que causa enfermedades gastrointestinales, a bordo. Cerca de 10.3 millones de pasajeros se embarcaron en Líneas de Cruceros Internacionales de la Asociación en un puerto de EE.UU. en 2012. Hubo 16 casos de brotes de norovirus reportados a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades del año pasado, que afectaron a 2.600 pasajeros de los 10,3 millones que viajaron en un crucero. Para poner esto en perspectiva, el CDC informa norovirus causa cerca de 20 millones de casos de gastroenteritis por año.

La industria de cruceros está sujeta a una estricta regulación y supervisión internacional y plenamente promueve políticas y prácticas que fomenten un ambiente de cruceros seguro y saludable. No hay duda de que los cruceros es una de las vacaciones más seguras, asequibles y agradables disponibles en la actualidad, lo que explica por qué ostentan el récord de 20,6 millones de pasajeros en todo el mundo en las vacaciones en el 2011.

soundoff (Sin Respuestas)

Los comentarios están cerrados.