Las tiendas de aplicaciones ¿son las nuevas censuradoras de la web?
28 febrero 2013
12:28 PM ET

Las tiendas de aplicaciones ¿son las nuevas censuradoras de la web?

(CNN) — En semanas recientes, varias empresas tuvieron que lidiar con imágenes sexualmente explícitas que aparecieron en sus populares aplicaciones móviles.

Esas imágenes, una pequeña fracción del contenido generado por los usuarios en las aplicaciones, pueden causar que estas empresas sean suspendidas de sitios como la App Store de Apple.

Pero algunos observadores ven algo más en juego.

“En este debate, algunos pueden enfocarse en la libertad y otros en los daños que provoca el material para adultos, pero lo que realmente está ocurriendo es la cristalización del poder de los proveedores de plataformas; Apple, Google, Microsoft e incluso Amazon”, dijo James McQuivey, un analista de la industria tecnológica de Forrester Research, una consultoría de tecnología.

“Estas empresas son libres de establecer sus propios estándares en el interés de sus clientes, incluso si eso significa censurar algún contenido en servicio de otro”, dijo McQuivey.

El episodio de más alto perfil ocurrió la semana pasada después de que Twitter lanzara Vine, una aplicación móvil que permite a los usuarios filmar y publicar video clips repetitivos de seis segundos. Comenzó a tener éxito entre los usuarios incluso más rápido de lo que las personas en la red social esperaban.

Y, como tal, Vine rápidamente se volvió una víctima de la pornografía.

Los usuarios publicaron videos picantes, incluido uno que accidentalmente apareció en la sección “Selecciones del Editor” de la aplicación. Causó que Twitter dificultara a los usuarios buscar contenido adulto al usar hashtags como #pornografía y #desnudos. Antes de eso, Apple había eliminado a Vine de su sección “Selección del Editor” en su App Store, el único lugar en el que está disponible actualmente.

Una semana antes, Apple suspendió a 500px, una aplicación para compartir fotografías, debido a que los usuarios podían acceder fácilmente a imágenes sexuales. Los creadores de la aplicación afirmaron que las únicas imágenes adultas de 500px eran un pequeño número de fotografías artísticas de desnudos.

Apple eventualmente restauró la aplicación, pero solo después de que 500px accedió a aumentar su clasificación por edad de “mayores de cuatro años” a una más restrictiva “mayores de 17 años”.

A raíz de estos dos movimientos, Tumblr, la popular plataforma de blogs que incluye algo de pornografía entre sus aproximadamente 92 millones de blogs, similarmente fue reclasificada con la etiqueta “mayores de 17 años”.

Lo importante aquí es que la web se vuelve cada vez más móvil.

“Si la nación iPad (usuarios que cuentan con una de estas tabletas) fuera un país, estaría entre los 10 más grandes del mundo con más de 100 millones de ciudadanos (...) Ésta es más evidencia de que plataformas como estas empresas se vuelven más importantes que los gobiernos en algún aspecto”, dijo McQuivey.

Si esos propietarios de dispositivos móviles no utilizan productos Apple, probablemente utilizan el sistema Android de Google, el de Microsoft o el de BlackBerry.

Así que, de repente, ponemos grandes decisiones sobre lo que podemos y no podemos ver en las manos de empresas con fines de lucro. Eso es lo que preocupa a algunos observadores.

Sí, virtualmente todos los dispositivos móviles tienen un navegador web que permite al usuario llegar al resto del contenido de internet, con o sin tienda de aplicaciones. Pero un solo toque de dedo es mucho más fácil que teclear la dirección web en un navegador pequeño.

“Hay ciertas ventajas en ser una aplicación”, dijo Parker Higgins de la Fundación Electronic Frontier, un grupo que promueve los derechos digitales. “Negar esas ventajas a ciertos tipos de discursos impopulares no parece apropiado”.

Apple termina en el centro de estas conversaciones, debido a su prominencia en el mundo tecnológico y a sus estrictos controles que mantiene en su “plataforma cerrada” de datos.

La empresa aún aboga por una experiencia que el difunto CEO Steve Jobs describió alguna vez como “libertad de programas que roban tus datos personales. Libertad de programas que destrozan tu batería. Libertad de la pornografía”.

Pero los críticos, incluidos algunos desarrolladores de aplicaciones, afirman que la plataforma de Apple no es supervisada en una forma justa.

Por ejemplo, ¿por qué 500px fue suspendido, pero no Tumblr? ¿Apple fue apoyado por Twitter, cuyos activistas han elogiado por su devoción a las libertades en la web, para cambiar la clasificación de edad para mayores de 12 años de Vine?

“No digo que Apple sea malicioso; tienen 1,000 millones de aplicaciones en esa tienda (...) No es que hagan algo mal a propósito. Es solo un trabajo muy grande para cualquiera del que se espere que regule todo eso”, dijo Higgins.

Sin embargo, señala que las suspensiones no siempre han sido por pornografía, spam o aplicaciones ineficientes.

El año pasado, una aplicación que identificaría la ubicación de ataques aéreos de Estados Unidos en Medio Oriente fue rechazada en múltiples ocasiones. Y hace dos años, la aplicación del caricaturista ganador del Premio Pulitzer, Mark Fiore, fue rechazada porque “tenía contenido que ridiculizaba a funcionarios públicos”. (Eventualmente fue aprobada, tras protestas públicas).

“Ese es un discurso político bastante claro”, dijo Higgins sobre las aplicaciones.

Apple no respondió a preguntas sobre este artículo.

Pero la empresa no tiene reparos en tener controles estrictos en la App Store.

“Si suena como si fuéramos obsesivos con el control, quizá es porque estamos tan comprometidos con nuestros usuarios y nos aseguramos de que tengan una experiencia de calidad con nuestros productos”, escribió la empresa en sus pautas de reseña de la App Store.

Google tiene pautas para su tienda móvil Google Play. Pero tienden a ser más flexibles que las de Apple. El sistema Android también permite que aplicaciones de tiendas externas sean cargadas en los teléfonos y tabletas que las utilizan.

Google tampoco respondió a una petición para emitir comentarios.

Eso, por supuesto, abre al usuario a las posibilidades que Jobs mencionó; ya sea  la selva de Android, y la jungla potencialmente peligrosa fuera de la plataforma de Apple.

Sin embargo, independientemente de las especificaciones de sus planteamientos, estas empresas toman decisiones que, dejando a un lado la retórica, nunca se tratan completamente de los derechos o preocupaciones de los usuarios.

“Su trabajo es generar dinero al cultivar una base de clientes”, dijo McQuivey de Forrester. “Si consideran que algún contenido dañará la relación, son libres de prohibirlo.

“Como resultado, los pensamientos tradicionales sobre la censura o control del gobierno ya no son relevantes; sin importar cuán molesto será para las personas en ambos lados de este particular debate”.

soundoff (Sin Respuestas)

Los comentarios están cerrados.