¿Deberían poderse casar los curas en la Iglesia Católica?
9 marzo 2013
11:57 AM ET

¿Deberían poderse casar los curas en la Iglesia Católica?

(CNN) – Durante siglos, el Vaticano ha exigido el celibato de sus sacerdotes. Es un voto que para la Iglesia Católica dice no sólo pone de relieve el compromiso de los seminaristas a su vocación, sino que también lo consideranes un modelo de celibato de Cristo. Pero con la elección de un nuevo papa, muchos observadores se preguntan si la doctrina de la Iglesia podría cambiar para permitir que todos los sacerdotes se casen.

En la actualidad, el Vaticano permite a los sacerdotes anglicanos casados ​​que se unan a la Iglesia Católica para ser ordenados como sacerdotes. Jóvenes seminaristas católicos, por su parte, deben permanecer célibes, y parece poco probable que lod líderes de la Iglesia Católica aborden en breve esa cuestión.

El cardenal de Nueva York, Timothy Dolan dijo Christiane Amanpour de CNN que, si bien los cambios en la ley eclesiástica sobre el celibato podrían debatirse, es poco probable que cambie la doctrina al respecto, en breve.

Para el Vaticano, el debate sobre el celibato no es nada nuevo, sino que ha estado presente en diversas formas desde la Reforma del siglo XVI -, pero en los últimos 50 años ha puesto nuevas presiones sobre el sacerdocio. El Vaticano reafirmó su compromiso de continuar con la práctica en el apogeo de la revolución social y sexual de la década de 1960. En 1967, el Papa Pablo VI, quien guió a la Iglesia Católica a través de la revolución cultural de la década de 1960, publicó una carta encíclica titulada Sacerdotalis Caelibatus (del latín "del sacerdocio célibe").

En ella, expuso las razones para mantener la tradición del celibato: era una forma superior de alcanzar la gracia, liberado sacerdotes de las obligaciones familiares con el fin de consagrarse a Dios, y reflejaba el cielo como un lugar fuera del matrimonio. "En cualquier caso, la iglesia de Occidente no puede debilitar la observancia fiel de su propia tradición", escribió el Papa Pablo VI en su momento.

El cardenal Keith O'Brien, el cargo católico más veterano de la iglesia romana en Gran Bretaña, dijo a la BBC en febrero que muchos sacerdotes luchan para hacer frente con el celibato y deberían ser capaces de casarse y tener una familia. Sólo tres días más tarde se vio obligado a dimitir por las acusaciones de un escándalo sexual relacionado con los seminaristas a su cargo. O'Brien más tarde admitió que su conducta había "caído por debajo de los estándares" que se esperan de un sacerdote.

"Yo sería muy feliz si los demás tuvieran la oportunidad de considerar si deben o no casarse. Es un mundo libre y me doy cuenta de que muchos sacerdotes han encontrado que es muy difícil lidiar con el celibato, ya que viviendo su sacerdocio han sentido la necesidad de un acompañante, de una mujer, con la que puedan casarse y formar una familia", dijo a la cadena de noticias británica.

O'Brien no es el primero o el único cardenal de la iglesia católica que ha cuestionado la tradición del celibato sacerdotal. En 1993, en una audiencia semanal, incluso el Papa Juan Pablo II dijo que el celibato "no pertenece a la esencia del sacerdocio". A pesar de ello, añadió: "No hay duda sobre su idoneidad y de hecho su adecuación a las exigencias del orden sagrado".

El celibato en la Iglesia Católica es un derecho, no una doctrina, y puede ser cambiado por el Papa en cualquier momento. A pesar de esto, el Papa Benedicto XVI dejó en claro durante su mandato que la práctica tradicional era poco probable que cambiase.

El reverendo Joseph Fessio, fundador y editor de la editorial católica estadounidense Ignatius Press, de Boston, recordó en la radio católica Good Life en febrero que el celibato es una disciplina y no un dogma. "La gente dice que el celibato es sólo una disciplina, pero no es sólo una disciplina", dijo en el programa de radio. "Es algo que la iglesia en su sabiduría durante 2000 años ha reconocido como el modo más exacto y más profundo de seguir el ejemplo que Jesús nos dio".

Mientras tanto, los argumentos contra el celibato ha ido en aumento. Los opositores argumentan que Jesús no exigía el celibato de sus apóstoles, que la represión sexual ha llevado a los escándalos de abusos sexuales en la iglesia y que el celibato ha sido responsable de la disminución del número de jóvenes que tienen la vocación.

La hermana Chris Schenk de la sede del movimiento de reforma católica en Ohio Futurechurch cree que el celibato debería ser opcional. "En todo el mundo hay una gran escasez de sacerdotes católicos y más de 50.000 iglesias no tienen pastor", dijo. "Mientras que el número de católicos está aumentando, el número de sacerdotes está en declive, el celibato obligatorio puede disuadir a candidatos de calidad de entrar en el sacerdocio.

De acuerdo con el anuario del Vaticano, entre 1975 y 2010 los católicos del mundo aumentaron un 59% de 709 millones a casi 2.000 millones, pero el número de sacerdotes aumentó sólo un 1,8%. En 1975 había 404.783 sacerdotes en todo el mundo en comparación con los 412.000 ahora. Cuarenta y seis por ciento de los sacerdotes del mundo están en Europa, pero sólo el 24% de los católicos viven allí ... y el número está disminuyendo.

Parece que su opinión puede ser apoyada por la mayoría de los católicos americanos. Según una encuesta de los católicos americanos por el Centro de Investigación Pew realizada después que el Papa Benedicto XVI anunciase su renuncia, el 58% de los miembros de la congregación era partidario de que se permita a los sacerdotes casarse. Aunque de los que asisten a misa regularmente, sólo el 46% apoya el matrimonio para los sacerdotes mientras que el 66% de los que apoyan el matrimonio asisten a la eucaristía con menos regularidad.

Un ex seminarista, quien no quiso ser identificado porque todavía está activo en la iglesia y no estar autorizado a hablar públicamente, dijo a CNN que el voto de castidad era una de las razones principales de que abandonen la vocación. "Yo tuve problemas fuertes con el celibato y, en ese momento, quería la libertad para casarme y no sabía por qué no podía haber pastores luteranos que tuvieran una familia y pudieran vivir de forma normal", explicaba. Pero luego lo comprendió: "Desde que comprendí el celibato, respeto más al sacerdocio, aunque creo que debe existir la opción".

En su opinión no hay relación directa entre los abusos sexuales que están saliendo a la luz con este voto. "Yo me crié en esencia educado por monjas y sacerdotes – que tiene un impacto muy profundo sobre todo si son buenos modelos a seguir. Cuando tienes a esos buenos modelos a seguir, ambas monjas y sacerdotes, que son célibes, eso hace una gran marca en ti."