Francisco, símbolo de la pobreza y la humildad
El papa Francisco sucede a Benedicto XVI, quien se retiró.
13 marzo 2013
09:53 PM ET

Francisco, símbolo de la pobreza y la humildad

Por Michael Martínez

(CNN) — El nuevo papa, el cardenal de Argentina, Jorge Bergoglio, está rompiendo con las tradiciones al elegir el nombre de Francisco.

Es la primera vez que un papa usa ese nombre, dijo a CNN el experto en el Vaticano, John Allen. El Papa eligió su nombre en honor a San Francisco de Asís porque ama a los pobres, dijo el vocero asistente del Vaticano, Thomas Rosica.

“El cardenal Bergoglio tiene un lugar especial en su corazón y en su ministerio para los pobres, los desposeídos, para los marginados y los que se enfrentan a las injusticias”, dijo Rosica.

San Francisco, uno de los personajes más venerados de la Iglesia católica romana, fue conocido por conectar con los demás cristianos, agregó Rosica.

Allen describió que ese nombre es la elección “más sorprendente” y “rompe con los precedentes”. “Hay figuras clave en el catolicismo”, como San Francisco, dijo Allen. Los personajes de la estatura de San Francisco de Asís parecen ser “irrepetibles, sólo puede haber un Francisco”, agregó.

El nombre simboliza “la pobreza, la humildad, la sencillez y la reconstrucción de la Iglesia católica”, dijo Allen. Según el sitio web del Vaticano, en 2010 el papa Benedicto XVI relató que San Francisco nació en 1181 o 1182, y fue hijo de un acaudalado mercader de telas italiano.

Después de una “adolescencia y juventud despreocupadas”, Francisco se unió al ejército y cayó prisionero. Lo liberaron cuando cayó enfermo, y cuando regresó a Asís, Italia, inició una conversión espiritual. Abandonó su estilo de vida terrenal.

En un episodio famoso, el Cristo de la Cruz resucitó tres veces en la pequeña iglesia de San Damián y le dijo: “Anda, Francisco, repara mi Iglesia que está en ruinas”, dijo el papa Benedicto XVI, según el sitio web del Vaticano.

“En ese momento, San Francisco fue llamado a reparar la pequeña iglesia, pero el ruinoso estado que guardaba el edificio era el símbolo de la dramática e inquietante situación de la Iglesia misma”, dijo el papa Benedicto XVI. “En ese entonces, la Iglesia tenía una fe superficial que no daba forma a la vida ni la transformaba, tenía un clero poco celoso y un corazón frío”. El papa Francisco sucede a Benedicto, quien se retiró.

Temas: , ,
Secciones: Mundo • Religión