EEUU apunta sus misiles a Corea del Norte e Irán
16 marzo 2013
12:49 PM ET

EEUU apunta sus misiles a Corea del Norte e Irán

(CNN) - Estados Unidos hará un despliegue especial de misiles terrestres interceptores en la Costa Oeste para reforzar la capacidad de defensa de la nación ante un posible ataque de Corea del Norte, según anunció el viernes secretario de Defensa Chuck Hagel. Aún relativamente nuevo en el cargo, el jefe del Pentágono dijo a los periodistas que junto a los 14 interceptores adicionales que se instalarán en 2017 llevarían el total a 44. Es parte de un paquete de medidas se espera que cueste mil millones de dólares, según dijeron las autoridades.

"La razón por la que estamos haciendo esto y avanzando en nuestro programa para la seguridad nacional es que no queremos correr ningún riesgo, y buscamos ir por delante de la amenaza y asegurar una protección ante cualquier contingencia", dijo Hagel.

El movimiento del viernes se produjo después de que Corea del Norte amenazara recientemente con un ataque nuclear contra Corea del Sur y Estados Unidos en respuesta a la intensificación de las sanciones del Consejo de Seguridad tras su reciente prueba nuclear el mes pasado.

En diciembre, Corea del Norte lanzó con éxito un cohete de largo alcance por primera vez. Ante lo que Estados Unidos y otras naciones occidentales creen que fue un pretexto de poner un satélite en órbita.

Funcionarios del Pentágono dijeron que habían comenzado a preocuparse por un misil móvil visto en un desfile en abril pasado. El misil KN-08 se puede mover por todo el país y oculto, por lo que es más difícil de detectar en comparación con un misil desde una plataforma de lanzamiento. "Creemos que el KN-08 tiene alcance para llegar a Estados Unidos", dijo el almirante James Winnefeld.

Corea del Norte también dijo la semana pasada que anulaba la declaración conjunta sobre la desnuclearización de la península coreana. Uno de los generales más importantes del país, de acuerdo con informes publicados, afirma Pyongyang tiene misiles nucleares balísticos intercontinentales que están listos para ser disparados.

Mientras Hagel dijo que las medidas que anunció estaban destinadas a hacer frente a la amenaza de Corea del Norte e Irán, la atención se centró claramente en la posibilidad de que Corea del Norte algún día cumpla con su retórica beligerante.

Irán también se cree que continúa sus esfuerzos por desarrollar armas nucleares.Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que los actuales misiles de defensa de Estados Unidos son adecuados para el nivel actual de la amenaza, y el presidente Barack Obama dijo en una entrevista con ABC News esta semana que él no cree que Corea del Norte puede llevar a cabo un ataque contra Estados Unidos con sus misiles de defensa. "Probablemente no, pero no nos gusta el margen de error", dijo Obama.

Hagel añadió que "Corea del Norte, en particular, ha hecho recientemente avances en sus capacidades y se ha involucrado en una serie de provocaciones irresponsables e imprudentes". Sin embargo, Joe Cirincione del Fondo Ploughshares dijo a CNN que la ampliación prevista sólo gastará más dinero en un sistema que no funciona para proteger contra una amenaza aún no realizada del Norte de Corea.

El sistema de misiles de defensa existente era "profundamente defectuoso", dijo Cirincione, cuya fundación se opone a las armas nucleares. Agregó que Corea del Norte estaba "a años luz de que un misil con una ojiva nuclear pueda llegar a los Estados Unidos".

Hagel reconoció un problema con el sistema de guía de misiles interceptores y dijo que se están realizando otras pruebas ocurrir este año. "No va a seguir adelante la incorporación adicional de 14 interceptores hasta que estemos seguros de que tenemos la plena confianza de que los vamos a necesitar", dijo Hagel. "Pero el pueblo estadounidense debe tener la seguridad de que nuestros interceptores son efectivos". Además, anunció el ejército trabajará con Japón para aumentar la capacidad de radar para mejorar la alerta temprana y el seguimiento de cualquier misil lanzado desde Corea del Norte.

Preguntado sobre cómo China iba a reaccionar al anuncio de Hagel, el subsecretario de Defensa para Política James Miller dijo: "Espero que entiendan que tenemos que tomar medidas para protegernos de las amenazas potenciales de Irán y Corea del Norte".

Parte de la medida anunciada por Hagel implicaría volver a abrir un campo de misiles en Fort Greely, Alaska. En 2011, el Pentágono cerró el Campo de Misiles 1, en línea con la política militar de la administración Obama. En lugar de clausurarlos permanentemente, la Agencia de Defensa de Misiles lo colocó en un estado no operativo.

El Pentágono declaró en una audiencia en el momento que la reactivación de los seis silos de misiles en el Campo 1 llevaría dos años y un costo aproximado de 200 millones de dólares. Los funcionarios del Pentágono declararon entonces que no había "amenazas actuales que dicten la necesidad, ni se pretende reactivar MF-1 en el futuro".

Fuentes republicanas del Congreso, argumentaron en contra de la medida en declaraciones a CNN. "Corea del Norte estaba haciendo todo tipo de cosas de las que no podíamos hablar públicamente en ese momoento", dijo un funcionario republicano del Congreso que está al tanto de informes de inteligencia. "La inteligencia no cambió. Es justo donde espera que estemos Corea del Norte. Lleva dos años solicitar y recibir un nuevo interceptor. Por eso hay que adelantarse a las amenazas".

En su discurso del Estado de la Unión el mes pasado, Obama dijo que Estados Unidos junto a sus aliados, "fortalecerán su propia defensa antimisiles y estará a la cabeza del mundo en la adopción de medidas firmes en respuesta a estas amenazas".

La semana pasada, Miller dijo al Consejo Atlántico que "las estridentes declaraciones públicas de Corea del Norte ponen de relieve la necesidad de que los EE.UU. de que sigan adoptando medidas prudentes para derrotar a cualquier futuro de Corea del Norte" de misiles balísticos intercontinentales.

Temas:
Secciones: Corea del Norte • Corea del Sur • Estados Unidos • Mundo • Noticias