Hong Kong tiene la peor contaminación lumínica del mundo
22 marzo 2013
08:40 AM ET

Hong Kong tiene la peor contaminación lumínica del mundo

(CNN) — Si quieres un lugar para apreciar el barrido majestuoso de la Vía Láctea —o cualquier estrella durante la noche— Hong Kong debe ser tu última opción.

El cielo nocturno urbano es hasta 1.000 veces más brillante que lo normal en el resto del mundo, de acuerdo con un estudio realizado por la facultad de Ciencias de la Universidad de Hong Kong.

Más allá del parpadeo romántico de una luz de neón a través de la ventana, los hongkoneses lidian con distritos comerciales encendidos cual estadios de futbol, que destacan como el amanecer en el horizonte.

El líder del estudio, Jason Pun Chun-shing, dijo que el grupo no podría encontrar ningún otro lugar en el planeta tan contaminado de luz como Hong Kong.

"Es un lugar con una extrema densidad de población, por lo que la ciudad tiene un problema grave", dijo el investigador a CNN. La iluminación de los edificios sin regulación, así como la obsesión del gobierno con la seguridad pública ha hecho de este lugar una trampa de luz.

"En Hong Kong, el gobierno tiende a reproducir las cosas en el lado seguro", explicó."Ciertamente, yo estoy a favor de la seguridad —son cuestiones muy importantes— por otro lado, cuando te acercas a algunos lugares públicos, como los parques de la ciudad, están encendidos durante la noche como si fuera la tarde".

"Creo que parte de eso es simplemente una exageración", dijo Pun.

A diferencia de otras grandes ciudades del mundo —incluidas Sydney y Londres— Hong Kong no tiene leyes que controlen la iluminación urbana.

El estudio encontró que incluso en las zonas rurales, como la cercana isla de Lantau y el Parque de Humedal al norte de la ciudad (famoso a nivel mundial como un punto de llegada de aves migratorias) han sido afectados por la iluminación artificial. El Parque de Humedal es en promedio 100 veces más brillante que lo permitido, según el estudio.

El estándar internacional es fijado por la Unión Astronómica Internacional y refiere a un cielo nocturno no afectado por la luz artificial.

Irónicamente, el lugar con más contaminación lumínica en Hong Kong es el Museo Espacial en Tsim Sha Tsui, una zona 1,000 veces más brillante que lo permitido por la norma internacional debido a la gran cantidad de vallas publicitarias y focos en los alrededores.

Para el estudio Hong Kong Night Sky Brightness Monitoring Network, los físicos tomaron más de cinco millones de mediciones por un periodo de tres años. El equipo dice que ahora cuenta con la mayor base de datos sobre el brillo del cielo nocturno en el mundo.

Incluso las mediciones en el observatorio Astropark de Hong Kong, situado en Sai Kung Country Park, mostraron problemas de contaminación lumínica.

"A pesar de que Astropark era la zona más oscura en nuestro estudio, el cielo nocturno es al menos 20 veces más brillante que el estándar internacional del cielo oscuro antes de las 23:00 horas", detalló Pun.

"La contaminación lumínica rápidamente está destruyendo los puntos de observación de estrellas restantes de Hong Kong".

Aunque en principio la investigación tenía una perspectiva astronómica, los ecologistas se unieron al proyecto para determinar el impacto de la contaminación lumínica sobre la fauna.

"Existen muchos estudios que demuestran definitivamente que el derroche de luz tiene un gran impacto ecológico, en particular para los animales nocturnos que dependen de la cantidad de luz para regular sus vidas. Es parte de la razón por la cual hemos creado una estación cerca del Parque del Humedal, porque es un área ecológicamente importante", dijo Pun.

Sin embargo, para Chan Yuk Lung, que dirige el club de astronomía en la Queen's University —una escuela secundaria cuyo observatorio en la azotea, en la Bahía Causeway de Hong Kong, es una de las áreas más iluminadas de la ciudad— el problema de la contaminación lumínica no es tan grave.

"El cielo es brillante, sin duda, pero el brillo es causado por las partículas en el aire, no directamente por la luz circundante", dijo Chan. "Tenemos un aire muy contaminado en Hong Kong y tenemos una gran cantidad de partículas en suspensión en el aire, y las partículas flotantes reflejan de nuevo la luz en nuestros ojos, es por eso que sentimos que el cielo es tan brillante en la noche".

Los filtros modernos en el telescopio pueden obviar los problemas de la luz refractada por las partículas, afirmó.

"El problema principal para nosotros no son las luces de la ciudad, son las nubes", dijo, y agregó que Hong Kong cuenta con más de 200 noches nubladas al año.

Temas:
Secciones: China • Ecología • Hong Kong • Medio Ambiente • Mundo