26 abril 2013
08:46 PM ET

Cuatro personas son detenidas en Chile por quemar vivo a un bebé

(CNNMéxico) — La policía de Chile anunció este jueves la detención de cuatro integrantes de una secta, quienes presuntamente participaron en un rito en el que quemaron vivo a un bebé porque creían que era el anticristo.

La Policía de Investigación (PDI) informó el jueves que el bebé era hijo del líder de la secta Antares de la luz, Ramón Gustavo Castillo Gaete, un músico de 36 años, y una de las integrantes de la misma, Natalia Guerra, de 25. Ambos son sospechosos de la muerte del bebé, de acuerdo con la investigación. Él está prófugo y ella, entre los detenidos, según un reporte de EFE.

El crimen ocurrió el 23 noviembre de 2012 en la zona rural de Colliguay, en la región de Valparaíso, a unos 110 kilómetros de Santiago de Chile, de acuerdo con la PDI. El fiscal del caso, Juan Emilio Gatica, explicó este viernes que el grupo planeó con detalle cómo se llevaría a cabo el asesinato, de acuerdo con el reporte de la agencia EFE.

Castillo Gaete, quien se asume como la reencarnación de Dios, aseguraba que por ser una divinidad no podía procrear y que en caso de que eso sucediera, el bebé sería el anticristo y debía morir. Al enterarse del embarazo de Guerra, Castillo Gaete la mantuvo encerrada y vigilada por dos cuidadores. Era alimentada cada dos días, según las autoridades chilenas.

La PDI detalló que el 21 de noviembre de 2012, la mujer dio a luz a un niño y al día siguiente, Castillo se llevó al bebé y a la madre sin el consentimiento de los médicos, según el reporte de EFE.

El fiscal del caso aseguró que regresaron a Colliguay, donde el resto de la secta había preparado el rito. Cerca de la medianoche de ese día, pusieron una cinta en la boca del bebé para que no gritara y lo colocaron desnudo sobre un tablón encima de una caldera de dos metros de profundidad donde había fuego. Unos 30 minutos después giraron la tabla para que el bebé cayera a las llamas y posteriormente todos consumieron ayahuasca, de acuerdo con la agencia española.

La secta creía estar evitando el fin del mundo previsto para el 21 de diciembre de 2012, de acuerdo con las autoridades. En enero de ese año, la hermana de una de las integrantes de la secta se enteró de lo sucedido y presentó la denuncia. Las autoridades chilenas encontraron el cuerpo del bebé hace una semana, según el reporte de EFE.

"En el lugar donde se hizo este sacrificio humano, encontramos restos óseos que corresponden al hueso dorsal en formación, que significa que es de una persona no adulta, de cero a seis meses", dijo el subprefecto de la PDI, de acuerdo con la agencia AFP.

Castillo Gaete abandonó Chile el 19 de febrero rumbo a Perú con unos 66,500 dólares, por lo que las autoridades ya emitieron una orden de captura internacional, de acuerdo con Gatica. Las autoridades informaron que detuvieron a la madre del bebé y a otros tres integrantes de la secta. Los cuatro están en prisión preventiva y enfrentan cargos por homicidio.

“El bebé debía morir”

"Toda la comunidad sabía que mi hijo tenía que ser asesinado después de nacer y que había que obedecer a Antares de la luz (Castillo Gaete) porque él era Dios", dijo Guerra, la madre del bebé, en su declaración a la policía, señaló el fiscal ante el tribunal, según el reporte de AFP.

El abogado defensor Guerra, Claudio Pérez, atribuyó el crimen a la manipulación que Ramón Castillo ejercía sobre el grupo: “Son víctimas de la manipulación de esta persona”, dijo a la agencia EFE. Las autoridades chilenas buscan a otros tres integrantes de la secta que habrían participado en el asesinato.

La secta practicaba regularmente el consumo de alucinógenos, castigos físicos y ritos sexuales. Uno de los requisitos para ingresar a ella era entregar los bienes a Castillo Gaete. Quienes transgredían las reglas recibían 45 golpes con varas de madera, detallaron las autoridades chilenas. Los miembros de la secta son profesionistas con formación universitaria y buenos empleos, de acuerdo con la Policía de Investigaciones.

El psicólogo de la Universidad Autónoma de Chile, Víctor Cabrera, dijo en entrevista con CNN Chile que las personas con formación académica sólida también son susceptibles de manipulación.

“Una persona altamente inteligente, con mucho conocimiento puede estar expuesta a la búsqueda de una verdad, mucho más rebuscada, mucho más llena de elementos, de juicio que concuerde con su propia convicción de la existencia”, aseguró.

Cristian Paker, sociólogo de la Universidad de Santiago, dijo que la predisposición a adherirse a una secta de este tipo puede tener su origen en “una condición existencial” como "angustia y desesperación".

Más noticias de Mundo en CNNMéxico.com


Secciones: Chile