Sexo, mentiras y casettes: las claves para entender el juicio del año en EEUU
4 mayo 2013
02:09 PM ET

Sexo, mentiras y casettes: las claves para entender el juicio del año en EEUU

(CNN) – El juicio por asesinato más mediático del año en EEUU se encuentra en su recta final. El jurado, que ha estado en el tribunal desde enero, escuchando las acusaciones y defensas de Jodi Arias comenzó las deliberaciones el Viernes después de alegatos finales y emitirá su veredicto el lunes. El caso ha capturado un enorme interés entre los estadounidenses. Mientras medio EEUU mira a la cadena hermana de CNN, HLN, para seguir cada giro del juicio en directo, o intenta conseguir uno de los escasos asientos que se sortean en la sala del tribunal (sí, ahora se sortean), la otra mitad del país se pregunta: "¿Jodi qué?". Si usted es uno de los segundos, aquí van las claves para entender el juicio del año en dos minutos:

¿Quién es quién?
Más allá de los detalles escabrosos que apuntan a que Jodi Arias es la víctima, Travis Alexander, la que fuera su pareja, de 30 años, fue brutalmente asesinado en Mesa, Arizona, en junio de 2008. Ella está acusada del crimen.

La fe era una parte fundamental de la vida de Alexander. Hijo de adictos a la metanfetamina, Alexander creció en Riverside, California, con tres hermanos y cuatro hermanas. Su abuela lo introdujo al mormonismo cuando era un niño. Después de graduarse de la escuela secundaria se fue en una misión de dos años a Denver. Más tarde se trasladó a Mesa, donde hay una fuerte comunidad mormona y se convirtió en un orador motivacional y empresario. También fue autor de un libro titulado, "El aumento de Usted."

Arias vivía en Yreka, California, cuando conoció a Alexander a una convención de negocios en Las Vegas en septiembre de 2006. En noviembre, él bautizó Arias en la fe mormona, una ceremonia a la que, según explicó Arias, le siguió una sesión de sexo anal. Arias se convirtió en su novia, dos meses más tarde.

Se separaron en el verano de 2007 y Alexander comenzó a salir con otras mujeres. Aún así, él y Arias se veían de vez en cuando para pasar el rato en varias ocasiones hasta que, desencantada, Arias asegura que regresó al norte de California. Aunque siguieron en contacto.

La versión de la acusación
El cuerpo desnudo de Alexander se encontró metido en la ducha de pie después de haber faltado a dos citas, lo que llevó a sus amigos a acudir a su casa. Había sido apuñalado 27 veces en la espalda y el torso y recibió un disparo en la cabeza. Tenía la garganta cortada de oreja a oreja.

Arias dijo inicialmente a un investigador, "He oído un montón de rumores, y que no había mucha sangre." Más tarde afirmó que ella lo mató, aunque aseguró que fue en defensa propia.

Según Juan Martínez, abogado adjunto del Condado de Maricopa Arias había preparado la escena del crimen para que se viera como una auto-defensa y trató activamente de beneficiarse de la atención de los medios.

Antes de la muerte de Alexander, Martínez asegura que Jodi Arias robó una pistola del calibre 25 a sus abuelos, alquiló un coche en Redding, California, apagó su teléfono celular y compró bombonas de gas para que no hubiera ningún registro que estaba en Arizona. "La única razón para mantener todo esto en secreto, era lo que ella trataba de hacer, ya que pretendía suicidarse y ella estaba haciendo estos preparativos", dijo el fiscal.

Por último, de acuerdo con el argumento de cierre de Martínez, después de que ella mató a Alexander, se conectó alguien fuera del estado con quien mantenía cierta relación romántica para que fuera su coartada.

La defensa de Arias
El abogado defensor Jennifer Willmott señaló que Arias fue víctima de una relación de control, psicológicamente abusiva y que Alexander Arias la consideraba "su pequeño secreto sucio".

Antes de que Arias matara a su ex en defensa propia, Willmott asegura que fue objeto de sexo vaginal violento. Después dejó caer que él se puso agresivo, la defensa dijo, y que si Arias no se hubiera defendido, los investigadores habrían encontrado a Arias en lugar de Alexander, muerto en el baño.

Argumentar la posición de la fiscalía de que Arias estaba obsesionada con Alexander y lo acechaba no encaja, según otro abogado de la defensa, Kiki Nurmi, con el perfil activo que ella demostró en un sitio de citas de mormones.

En cuanto a la alegación de que Arias intentó deslizarse subrepticiamente dentro y fuera de Arizona sin dejar rastro, Nurmi señaló que Arias fue al aeropuerto de Redding, California, para alquilar su coche para el viaje. "Un aeropuerto con cámaras de seguridad y de seguridad a su alrededor", dijo el abogado de la defensa ", no una agencia de alquiler de coches en las afueras de la ciudad -. Un aeropuerto que no tiene ningún sentido si usted está en una misión secreta."

Nurmi también cuestionó el argumento de la fiscalía respecto al gas, diciendo que Arias pudo haber evitado un rastro de papel, simplemente mediante el pago en efectivo.

Fascinación
Si usted no se había dado cuenta, ahora entenderá por qué el caso ha atraído a las masas. Está lleno de sexo, mentiras y las imágenes digitales, muchas de ellas morbosas.

Arias misma ha twitteando desde la cárcel – a través de un proxy, por supuesto – criticando a HLN y al fiscal Martínez, y la dirección de los seguidores de un sitio web que vende arte en su nombre. Para algunos medios de comunicación, el caso es de oro.

HLN ha creado un espectáculo, "After Dark: The Trial Jodi Arias", que invita en el estudio y a la audiencia en el hogar a debatir los argumentos de la jornada en el juicio. Su sitio web ofrece todas las facetas del caso, incluyendo una galería de fotos que contiene 180 fotos de prueba.

El Huffington Post tiene una cobertura similar, y KPHO y KNVX en Phoenix ambas afiliados a CNN tienen páginas de prueba especiales en sus sitios web.

Antes de que usted ponga el grito en el cielo porque unos medios de comunicación sensacionalistas se benefician de una muerte espantosa, sean conscientes de que la gente está pidiendo a gritos la cobertura. HLN ha disfrutado de votaciones que aumentaban de forma masiva desde que comenzó el juicio, y la gente llegaba a conducir horas para ver el juicio en directo.

Los espectadores comenzaron a hacer cola el Viernes a la una de la madrugada, más de seis horas antes de que el tribunal abriera – para conseguir un asiento, según KPHO.

Hasta el 25 de abril, el público tuvo acceso a la sala por orden de llegada, pero el juez lo cambió a un sistema de sorteo para los alegatos finales, según informó la emisora.

Everardo McFarlane de Phoenix no estaba muy satifecho con el cambio, ya que estaba en primera fila el viernes, pero no logró una plaza en el sorteo. "Sólo espero que se haga justicia.

RD Williams, de Amarillo, Texas, no tenía el lujo de un corto trayecto en coche para llegar a la ciudad. "Son 10 horas parando dos veces para cargar combustible. No traje latas de gasolina adicionales", dijo Williams, haciendo una broma sobre un argumento clave en el caso.

Posibles consecuencias
Qué le puede pasar a Arias es una incógnita. Si el jurado no logra un acuerdo podría enfrentar un nuevo juicio.

La fiscalía reclama una condena por asesinato en primer grado, ya que su caso ha girado en torno a la premeditación de Arias para el crimen. Si es declarada culpable, Arias se enfrentará a un mini-juicio para determinar si ella mató a Alexander de forma cruel y sabía que iba a sufrir.

Una condena por asesinato en primer grado podría significar la pena de muerte a menos que un jurado le conceda indulgencia, en cuyo caso su pena sería cadena perpetua y podría optar a la libertad condicional durante al menos 25 años.

Si el fiscal no puede probar la premeditación, Arias podría ser condenada por asesinato en segundo grado, de 10 a 22 años de cárcel. Asimismo, el jurado puede decidir que Arias mató a Alexander imprudentemente o que él la atacó. Habría entonces posibilidad de ser declarada culpable de homicidio involuntario.

Si por último, el jurado la condidera no culpable o determina que actuó en defensa propia y que sus acciones eran razonables, ella entonces sería libre para perseguir su sueño de convertirse en un fotógrafo profesional, y el circo mediático debería mudarse a otra ciudad.

Temas:
Secciones: Crimen • Entretenimiento • Estados Unidos • Mundo • Noticias