7 mayo 2013
07:42 PM ET

El supuesto secuestrador de Cleveland era un músico con talento y "buen humor"

Por Mariano Castillo

(CNN) — Los vecinos vieron a Ariel Castro todos los días. Se sentaban en el porche de su casa de dos pisos, comían costillas con él y preguntaban sobre la niña que salía a pasear con él.

Sin embargo, no había nada en sus interacciones con Castro que las preparara para las impactantes acusaciones de que él encerraba en su casa a tres mujeres jóvenes en contra de voluntad.

Una audaz fuga de una de las prisioneras, quien había desaparecido hace una década, condujo al rescate de las otras dos.

Amanda Berry, Georgina Gina DeJesus y Michelle Knight fueron liberadas el lunes por la noche después de que Berry llamara la atención de un vecino que la ayudó a escapar. También fue liberada una niña de 6 años, quien la policía dijo cree que es hija de Berry.

La policía detuvo a Ariel Castro, quien es propietario de la casa, y a dos de sus hermanos, Pedro y Onil Castro. Los cargos en su contra están por definirse.

‘Nunca en un millón de años’

El júbilo llegó tras el hallazgo de las tres mujeres, vivas, después de muchos años. Sin embargo, inmediatamente surgió la pregunta: ¿Cómo pasaron desapercibidas las tres mujeres en la casa de Cleveland?

Ariel Castro, de 52 años, era conductor de un autobús escolar y músico, dijo su familia. Aunque algunos lo llamaban un bajista talentoso con una personalidad extrovertida, su tío lo describió como introvertido.

El tío, Julio Castro, dijo que Ariel se aisló de su familia después de que murió su padre, en 2004. El tío vive a solo media cuadra de la casa donde fueron rescatadas las mujeres, aunque desde hace años no había hablado con Ariel.

El lunes vio un bullicio en la calle y fue hacia allí, en donde la policía le informó sobre el rescate.

Lo primero que pensó fue que era imposible que su sobrino tuviera algo que ver con eso.

Dentro de la casa de Ariel Castro no había signos evidentes de que fuera inadecuado, dijo Tito DeJesus, quien conoce a Castro desde hace décadas y quien tocó con él.

Castro era un “gran talento” a quien se le conocía por su “buen humor, siempre bromeando”, dijo DeJesus, quien dijo que no cree que esté emparentado con la mujer rescatada, Gina DeJesus.

"Nunca lo hubiera pensado, ni en un millón de años” que Castro aprisionaba a las mujeres, dijo.

DeJesus entró una vez a la casa de Ariel Castro, para ayudarle a mover algunos electrodomésticos, y vio lo que calificó como una casa de un músico: un lugar en el que los instrumentos estaban puestos como muebles.

Gina DeJesus fue reportada como desaparecida en 2004, cuando tenía 14 años. Que ella pudiera haber estado prisionera en la casa de Ariel Castro es extraño, dado que su familia era cercana a parte de la familia Castro.

Julio Castro, el tío, dijo que creció con la madre de Gina, “como hermanos”, y que ayudó a recaudar dinero para la familia después de que la adolescente desapareció. El tío era lo suficientemente cercano a la familia como para darles dinero para ayudar a conseguir los fines.

“Nadie tenía ni idea. Fue una gran sorpresa”, dijo el tío.

Ariel Castro nació en Puerto Rico y se mudó a Ohio cuando era niño, dijo el tío.

El hombre que ayudó a rescatar a Berry, Charles Ramsey, dijo a la prensa que el sospechoso no era conocido por ser alguien interesante.

“Vemos a este tipo todos los días. He estado aquí desde hace un año. Asé carne con este hombre. Comimos costillas y escuchamos música salsa”, dijo Ramsey.

Algunas señales

Sin embargo, hubo algunos momentos que no concordaban.

Una vecina, Nina Samoylicz, dijo que una noche, hace dos años, ella y algunos amigos vieron a una mujer desnuda en el patio trasero de Ariel Castro. Intentaron hablar con ella, y un hombre le dijo a la mujer que se agachara, dijo.

“Así que nosotros le dijimos algo a él, (y) y él le dijo a ella que entrara a la casa y él salió corriendo por entre los coches y entró a la casa”, dijo Samoylicz. Llamaron a la policía, pero no se les tomó con seriedad, afirma.

Una semana o dos después del incidente, Castro puso lonas en el patio trasero para aislarlo, dijo.

Otro vecino, Israel Lugo, dijo que a su hermana le llegaba una mala vibra de esa casa y le pidió que no dejara que los niños jugaran sin supervisión por ahí cerca. Dijo que escuchó gritos en la casa en noviembre de 2011 y llamó a la policía para que investigaran, pero se fueron después de que nadie les abriera la puerta.

Lugo dijo que vio a Castro en el parque el domingo con una niña y le preguntó quién era ella.

“Dijo que era la hija de su novia”, dijo Lugo da CNN. La policía no ha dicho si esta niña es la misma que escapó con Berry de la casa.

Persisten las preguntas

La policía dice que no hay registro de llamadas a los bomberos o a una ambulancia de la casa de Ariel Castro. Tampoco hubo violaciones al código de construcción o quejas.

Las autoridades tienen registro de dos visitas a la casa, dijo el subjefe Ed Tomba, del Departamento de Policía de Cleveland.

En el 2000, Ariel Castro llamó a la policía para reportar una riña en la calle. No hubo detenciones como consecuencia de su llamada.

En 2004, la policía fue a la casa por un reporte de que Castro había dejado a un niño en su autobús escolar, en el depósito. La policía no encontró intención de cometer algún delito por ese acto, dijo Tomba.

Poco fue revelado inmediatamente en relación a los otros dos hermanos que fueron detenidos, Onil y Pedro.

Tito DeJesus dijo que Ariel Castro a veces hablaba de que tenía hijos, aunque no está claro qué tan grande es su familia. En su página de Facebook, Ariel Castro se jacta sobre el nacimiento de su quinto nieto.

Una publicación reciente en su página de Facebook dice “Realmente pasan los milagros. Dios es bueno”.