8 mayo 2013
06:46 PM ET

Ariel Castro enfrenta cuatro cargos por secuestro y tres por violación

Por Michael Pearson y Ed Payne

Cleveland (CNN) —
Ariel Castro, de 52 años, enfrenta cuatro cargos de secuestro y tres de violación, informó este miércoles el asistente del fiscal de la ciudad de Cleveland, Víctor Pérez.

Los hermanos de Ariel Castro, Onil y Pedro, no recibirán cargos porque hasta ahora no hay “evidencia” de que fueron cómplices con la retención de las tres mujeres, detalló este miércoles Pérez.

Los investigadores comenzaron a interrogar a los hermanos este martes por la noche, informó la agente especial del FBI Vicki Anderson. Los tres fueron arrestados el lunes por la noche luego de que una de las mujeres, Amanda Berry, de 27 años, logró escapar y alertar a la policía.

Este miércoles funcionarios de Cleveland informaron que la policía encontró cuerdas y cadenas dentro de la casa donde tres mujeres permanecieron secuestradas durante años.

El jefe de la policía Michael McGrath dijo a la cadena NBC que las cuerdas y cadenas fueron utilizadas para tener retenidas a las mujeres.

“Tenemos confirmación de que fueron atadas”, dijo a la NBC.

Mientras tanto, el Fondo Courage Cleveland comenzó a reunir dinero para las tres mujeres, informó el gobierno de la ciudad de Cleveland este miércoles a través de su cuenta de Twitter. El dinero se destinará a apoyar a las personas que han permanecido cautivas y a las organizaciones que las apoyan.

Además de Amanda Berry y su hija de seis años, que nació durante su cautividad, la policía rescató a Georgina DeJesus de 23 años, y a Michelle Knight, de 32.

El reporte del Departamento de Policía de Cleveland indica que Michelle Knight padece “anormalidades mentales”. Varios miembros de su familia no estaban enterados de su desaparición.

Georgina DeJesus fue recibida entre aplausos al volver con su familia en Cleveland este miércoles en la tarde. Su hermana de 32 años, Mayra DeJesus, dijo a CNN que Gina está contenta a pesar de todo lo ocurrido.

Su padre dijo que nunca dudó que ella estuviera viva y que nunca dejó de buscarla. “Sabía que me necesitaba y nunca me di por vencido”, dijo Felix DeJesus momentos después de que su hija llegó.

Amanda Berry dijo a su abuela, Fern Gentry, que está “bien” y que la niña de seis años que también fue rescatada el lunes en la casa de Cleveland es su hija. “Te amo cariño, gracias a Dios”, dijo la mujer entre lágrimas en una llamada concedida a WJHL, afiliada de CNN. “He pensado en ti todo este tiempo. Nunca te olvidé”, añadió la mujer.

Las tres mujeres desaparecieron de la misma calle de Cleveland, la avenida Lorain, entre el 2002 y el 2003. La policía afirma que fueron retenidas a solo unos cinco kilómetros de donde desaparecieron.

Las tres mujeres fueron trasladadas a un hospital luego de ser rescatadas para ser evaluadas.

Freddie Knight, el hermano de la tercera víctima, dijo que no estaba enterado de que su hermana estaba desaparecida hasta que vio el caso en la televisión. Él dijo que creía que la joven estaba con otro hermano, pero no tenía un número para contactarlo.

Según Freddie, su madre, que vive en Naples, Florida, lo corrió de su casa cuando tenía 14 años y desde entonces no ha estado en contacto con la familia.

Freddie se reunió con Michelle en el hospital y le dio un abrazo. En tanto, su madre, Barbara Knight, declaró a la cadena NBC que aún no ha hablado con su hija.

“Quizá esté enojada con el mundo porque ella pensaba que nunca sería encontrada, pero gracias a dios alguien lo hizo”, dijo la mujer a la NBC.

Cuando le preguntaron qué le diría a su hija cuando la viera, ella respondió: “Te amo y te he extrañado todo este tiempo”.

La investigación

Oficiales del FBI registraron por segundo día la casa de Cleveland donde estuvieron cautivas las mujeres. Hasta ahora no se han encontrado restos humanos en la vivienda, según la agencia.

Los investigadores aún tienen muchos pendientes. “Esto es solo la punta del iceberg”, afirmó la detective Ciaccia.

Según las autoridades locales, las mujeres solo estuvieron por la casa en raras ocasiones, aunque no ofrecieron detalles sobre en qué lugar de la casa pudieron haber estado retenidas.

Los familiares de los tres sospechosos también afirman desconocer que las mujeres vivían en la casa.

María Castro Montes, una prima de los sospechosos, dijo a CNN que si la familia hubiera sabido de que las mujeres estaban secuestradas en la casa, lo hubieran denunciado.

Nina Samoylicz, quien vivía cerca de la casa de Castro, dijo que hace aproximadamente tres años llamó a la policía tras ver a una mujer desnuda en el patio trasero de la vivienda de Castro. Samoylicz dijo que cuando se dirigió a la mujer, un hombre le dijo que entrara a la casa tras lo cual la mujer corrió.

“(La policía) pensó que estaba jugando, bromeando, no nos creyeron”, dijo Samoylicz.

La hermana de Saoylickz, Faliceonna Lopez, dio una versión diferente este martes durante una entrevista con Piers Morgan Live, de CNN. Dijo que tras ver a la mujer desnuda, le avisaron a su madre y no a la policía. Su mamá, Annita Luga, le dijo a Morgan que no avisaran a las autoridades.

El vocero de la policía de Cleveland, Sammy Morris, dijo a CNN que el departamento no tenía reporte de una llama al 911 que en la describieran a una mujer desnuda en la casa de los Castro. El miércoles, una vocera de la ciudad negó categóricamente que la policía hubiera recibido ese reporte.

Otro vecino, Israel Lugo, dijo que en noviembre del 2011 escuchó gritos en la casa por lo que llamó a la policía para que investigara, pero los oficiales se fueron cuando nadie les abrió la puerta. El departamento de policía negó en Twitter haber recibido esa llamada.