EE.UU. y Rusia quieren sentar a la mesa al régimen y a los rebeldes en Siria
Kerry y Sergey Lavrov llegaron a un acuerdo en Moscú para impulsar una nueva conferencia sobre el conflicto en Siria.

Por Jill Dougherty

Moscú (CNN) — Tras advertir que Siria podría caer en un “abismo”, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y su contraparte rusa anunciaron que impulsarán una reunión entre el gobierno sirio y la oposición para intentar encontrar una solución a la crisis que llevó a la nación a una guerra civil.

Durante una conferencia de prensa conjunta este martes en Moscú, Kerry dijo que junto con el ministro de Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, acordaron “tan pronto como sea posible para el fin de este mes”, buscar que se realice una conferencia internacional.

El objetivo sería implementar los acuerdos del verano pasado alcanzados en Ginebra por Rusia y Estados Unidos, y apoyados por las Naciones Unidas donde se describía cómo se formaría un gobierno de transición.

Si la conferencia ocurre, sería la primera donde se reúnen representantes de ambos lados, que no han podido negociar un acuerdo para poner fin al conflicto de dos años que ha causado ya más de 70,000 muertos.

La oposición ha rechazado que el presidente Bachar al Asad tenga un rol en cualquier gobierno de transición. Pero Lavrov, sin nombrar al líder sirio, dijo que “no está interesado en la suerte de ciertas personas”.

Kerry fue más allá y dijo a reporteros que es “imposible para mí, como persona, entender cómo Siria puede ser gobernada en el futuro por el hombre que ha cometido cosas que no debieron ocurrir”.

“Pero no voy a decidir eso esta noche. Decidiré al final, debido a que el acuerdo de Ginebra afirma que el gobierno de transición debe de ser elegido con consentimiento mutuo de las partes, el actual régimen y la oposición”, dijo Kerry.

Estados Unidos ha afirmado en varias ocasiones que al Asad debe renunciar.

Por su parte, el presidente Barack Obama emitió una orden este martes reafirmando la posición de Estados Unidos hacia Siria, que también pide el fin de la “guerra violenta” y “renunciar para permitir una transición política”.

Kerry y Lavrov dijeron que el gobierno de transición debe de ser formado con el apoyo de la comunidad y con “total autoridad ejecutiva”.

Kerry explicó que significa que dicha autoridad pueda gobernar incluyendo al Ejército y a los servicios de seguridad. “Al hacer eso, tan pronto como sea posible implementarlo, es la mejor forma de resolver la crisis en Siria”, afirmó.

El anuncio ocurrió luego de un largo día de reuniones en Moscú en las que Kerry discutió varios asuntos, incluyendo el programa nuclear iraní, Afganistán, Corea del Norte, y la proliferación de armas de destrucción masiva.

La reunión también ocurre tras conocerse que el FBI y los servicios de seguridad rusos han estado cooperando de manera cercana en la investigación sobre los ataques terroristas de Boston, donde murieron tres personas y más de 260 quedaron heridas.

Kerry, que representó al estado de Massachusetts en el Senado antes de convertirse en secretario de Estado, dijo que “Boston nos recuerda que todos estamos interesados en defendernos contra el extremismo”, y que Siria se ha convertido en un imán para los extremistas.

El ataque en Boston, según Lavrov, mostró que “nadie se puede esconder en cualquier lado de esas amenazas”, y dijo que los servicios de seguridad de ambos países estarán en cercano contacto sobre el asunto”.