Un sitio web cumple deseos a los niños en adopción

TRENTON, Nueva Jersey (CNN) — Muchos chicos de 16 años podrían codiciar un smartphone, un Xbox, tal vez unos costosos tenis nuevos o incluso un auto.

Ronald Hennig solo quería un traje para poder asistir al funeral de un familiar.

"Yo en verdad no tenía siquiera una camisa y corbata o zapatos de vestir", dijo. "Veía que algunos lo usaban y era un poco vergonzoso no tener un traje cuando todo el mundo tenía uno".

El adolescente, que había entrado y salido de hogares sustitutos durante gran parte de su infancia, estaba viviendo en una casa hogar en ese entonces. Su asistente social fue incapaz de justificar el gasto no esencial.

Sin embargo, un benefactor anónimo intervino para ayudar a Hennig a través de un sitio web llamado One Simple Wish.

“Me tomaron medidas para el traje y pude ir al funeral”, dijo Hennig, quien actualmente tiene 18 años. "Podía presentar mis condolencias como cualquier otra persona”.

Danielle Gletow creó One Simple Wish para ayudar a hacer realidad los deseos de niños que viven en casas hogar. Ellos pueden publicarlo en línea y cualquier persona puede pagar para que sea algo tangible —como una bicicleta, una chamarra deportiva, útiles escolares— o la simple experiencia de tomar clases de música o ir al teatro.

Desde 2008, la organización no lucrativa ha concedido más de 4.000 deseos para los niños que viven en 35 estados.

“Hay miles de niños en el sistema de casas hogar que viven sin esas experiencias infantiles normales que muchos de nosotros hemos tenido", dijo Gletow, de 34 años. "Ellos han sido separados de sus padres y hermanos. Realmente no tienen a quién pedir... Muchos deciden que ya no vale la pena desear porque no va a suceder".

Desde el 2006, Gletow y su esposo, Joe, han sido padres sustitutos de varios niños, y en algún momento adoptaron a uno. Con los años, muchos amigos y familiares expresaron su deseo de ayudar, sin llegar a convertirse en padres adoptivos.

"(Ellos) decían: 'Me gustaría hacer algo, pero no quiero ser un padre adoptivo'", dijo Gletow. "Sentí que esta era mi oportunidad de hacer algo para que todos estos niños cumplan sus deseos a través de esas personas que quieren ayudar".

De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, en 2011 había más de 400,000 niños viviendo en el sistema de casas hogar de ese país. Sin embargo, Gletow teme que no comprendamos lo que estos números representan.

"Estos son niños independientes que tienen deseos y personalidades individuales, carencias y necesidades, gustos y preferencias", dijo "Yo quería compartir eso con las personas para que... puedan ver que no se trata de casi medio millón de niños que están en casas hogar. Se trata de un jovencito que quiere tomar clases de karate con sus amigos en la escuela”.

Los deseos más comunes en One Simple Wish suelen costar entre 10 y 100 dólares y por lo general no superan los 500. Los más caros pueden ser concedidos al agrupar los recursos de múltiples donantes.

"Los deseos que no parecen ser una necesidad básica son (a menudo) los más importantes", dijo Gletow. "Eso se debe a que se trata de un niño que quiere algo para divertirse".

"Queremos que ellos hablen sobre de cosas divertidas y cosas felices. No queremos recordarles constantemente lo tristes, trágicas o desafiantes que son sus circunstancias. Tienen derecho a saber que, 'sí, hay un nuevo videojuego realmente genial allá afuera, puedes jugarlo y no hay nada malo en ello'".

En raras ocasiones hay deseos que superan los 500 dólares, uno de ellos pidió que un miembro de su familia viajara en avión para asistir a una graduación o lecciones de música continuas. Éstos se conceden a través de eventos de recaudación de fondos que se organizan en el sitio web.

"Todo el mundo —en cualquier lugar y en cualquier momento— puede visitar nuestra página web y pueden ver centenares de deseos que se publican a nombre de los niños que viven en casas hogar y de aquellos que son parte de un ambiente familiar vulnerable", dijo Gletow. "Estas pequeñas cosas hacen una gran diferencia en ese pequeño que ha pasado toda su vida preguntándose si alguien se preocupa por él".

Todos los deseos de One Simple Wish son sometidos a la aprobación de las agencias y los trabajadores sociales. Una vez que los deseos se revisan y publican en el sitio web, los donantes pueden enviar fondos para hacerlo realidad.

"Es como las compras en línea, pero al final tienes la oportunidad de dar un regalo a un niño que te lo agradecerá más de lo que podrías imaginar", dijo Gletow. "Cuando se concede su deseo a un niño, le hacemos saber que es escuchado”.

Gletow también busca maneras de maximizar el valor de un regalo, llama a las personas o empresas que podrían estar en condiciones de donar el deseo en especie, proveer un producto o servicio con algún descuento.

"Estoy aquí para ser la madre de todos estos chicos que tal vez sienten que no tienen una”, dijo. "Si yo tuviera una casa enorme, los invitaría a todos a vivir aquí. No puedo hacer eso, pero sé que esto hace la diferencia en sus vidas".

La organización sin fines de lucro de Gletow también tiene otras formas de ayuda. Su sede alberga varios proyectos subsecuentes que han beneficiado a miles de jóvenes y familias sustitutas en Nueva Jersey.

El Proyecto Ohana ayuda a los niños adoptados, trabajadores de casas hogar y a las familias tener acceso a artículos nuevos para bebé, ropa de cama y mantas, pijamas y otros artículos que pueden facilitar la transición del niño a una nueva ubicación u hogar.

El programa Wish To Work está dirigido a los chicos mayores para desarrollar las habilidades necesarias para una carrera profesional. Ofrece seminarios, eventos de relaciones públicas, asesoría para la elaboración de currículos y otros servicios de asistencia.

"Ahora soy capaz de inscribirme a la universidad y sé que tengo un currículo competitivo", dijo Hennig, quien participó en el programa el año pasado. "Sé que estoy tan preparado como los demás adolescentes de mi edad. Además, he aprendido las mismas cualidades que los padres transmiten a sus hijos".

Gletow dice que esto es lo que la hace seguir adelante.

"El Estado saca a los niños de sus hogares y dicen: 'Nosotros podemos criarte mejor’, pero no es así", señaló. "Como sociedad, necesitamos dar un paso al frente y hacerlo”.

"Depende de cada individuo decir que todos nuestros niños merecen algo mejor. No sólo los que nacen bajo circunstancias buenas... Eso es lo que voy a hacer con mi vida. Quiero que ese sea mi propósito “.

¿Quieres participar? Visita One Simple Wish, www.onesimplewish.org

¿Conoces a un héroe? Están abiertas las nominaciones para los Héroes de CNN 2013