El príncipe Enrique regresó a Estados Unidos
El príncipe Enrique (der.) llegó este jueves y se reunió con el senador John McCain
9 mayo 2013
07:33 PM ET

El príncipe Enrique regresó a Estados Unidos

Por Max Foster

(CNN) — La anterior visita del príncipe Enrique a Estados Unidos en agosto de 2012, no terminó bien, después de que salieron a la luz fotografías de él desnudo en una suite de hotel en Las Vegas, sólo semanas antes de que comenzara su gira de deberes en Afganistán.

“Probablemente me decepcioné a mí mismo, decepcioné a mi familia, decepcioné a otras personas”, dijo en una entrevista unas semanas después. “Probablemente fue un ejemplo clásico de mí al ser demasiado soldado, y no lo suficientemente príncipe”, afirmó Enrique en ese momento.

En su nueva visita a la nación, que inicia este jueves, no hará una parada en Las Vegas. Su secretario privado, Jamie Lowther-Pinkerton, confirmó que el príncipe “cumplirá sus deberes con su inimitable estilo en todo lo que hace”.

Enrique se ha convertido en un príncipe que ha dado de qué hablar durante sus visitas. En marzo de 2012, cuando conoció a la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson Miller, le dio un abrazo en lugar de un apretón de mano, como marca el protocolo.

El mismo día también retó al multimedallista olímpico Usain Bolt a correr y luego imitó a Bob Marley en una cena de Estado.

Enrique llega a Estados Unidos con dos objetivos: representar los intereses de sus organizaciones altruistas y los de Gran Bretaña. Una fuente real describió su visita, que también incluye un recorrido en una comunidad devastada por el huracán Sandy, como “diplomacia amable”.

La fuente también aseguró que un elemento central de la gira serán los Warrior Games que se llevarán a cabo este fin de semana en Colorado, que son mejor descritos como los Paralímpicos para los veteranos de guerra lesionados y heridos.

Lowther-Pinkerton, un exoficial de las fuerzas especiales, describe a Enrique como un “soldado de soldados” que quiere destacar el compromiso y sacrificio de “nuestros guerreros heridos”.

Durante la visita también es probable que se vea a un Enrique sombrío, vestido en uniforme ceremonial cuando ponga una ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido en el Cementerio Nacional Arlington en Estados Unidos este jueves.

Y aquellos lo suficientemente afortunados para conocerlo no deben olvidar preguntarle si su cuñada, la duquesa de Cambridge, espera un niño o niña para este verano. Eso crearía titulares y por razones mucho más felices que las de la última vez.


Secciones: Estados Unidos • Gran Bretaña • Mundo