14 mayo 2013
04:46 PM ET

La grabación de llamadas de AP, fue por "seguridad nacional", dice EE.UU.

Por Michael Pearson y Matt Smith

Washington (CNN) — El Departamento de Justicia de Estados Unidos defendió este martes su decisión de captar las llamadas telefónicas de las oficinas de Associated Press (AP) y de sus reporteros, diciendo que las peticiones habían sido limitadas y necesarias para investigar la fuga de información clasificada.

AP reveló este lunes que agentes federales habían recabado dos meses de registros telefónicos de algunos de sus reporteros y editores, sin hacer una notificación de la medida.

En una carta dirigida al presidente de la agencia de noticias, Gary Pruitt, el secretario de Justicia adjunto, James Cole, dijo que el Departamento de Justicia había equilibrado el derecho del público a saber con el tema de la seguridad nacional.

"Las escuchas se limitaron a un periodo de tiempo razonable y no buscaron el contenido de las llamadas", escribió Cole.

Los registros incluyen llamadas de varias oficinas de AP y de las líneas telefónicas personales de varios integrantes del personal, escribió Pruitt en una carta, dirigida al secretario de Justicia, Eric Holder.

Pruitt consideró que el caso representaba una "intrusión masiva y sin precedentes" en los informes de AP.

Holder dijo este martes que no intervendría para evitar cualquier posible conflicto de interés, y dejó el caso en manos de Cole.

"Estoy seguro de que las personas que están involucradas en esta investigación... siguieron todas las regulaciones del Departamento de Justicia e hicieron las cosas de acuerdo con las normas del Departamento de Justicia”, indicó a los periodistas.

AP mencionó que el gobierno no le dijo para qué quería los registros.

Pero hizo notar que autoridades estadounidenses habían dicho que estaban investigando cómo se filtraron detalles sobre un complot frustrado en mayo de 2012, para detonar explosivos contra un avión.

La oficina del secretario de Justicia en Washington respondió que los investigadores federales buscan los registros telefónicos de agencias de noticias solo después de realizar "todos los esfuerzos razonables para obtener información a través de medios alternativos".

"Hay que notificar con antelación al medio de comunicación, a menos de que ello suponga una amenaza sustancial para la integridad de la investigación", dijo.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo este martes que la administración de Obama no tuvo conocimiento de algún intento del Departamento de Justicia para obtener los registros.

Carney dijo que el gobierno apoya el derecho de la prensa de hacer periodismo de investigación, pero dijo que debe alcanzarse un equilibrio entre ese derecho y los intereses de seguridad nacional.


Secciones: Estados Unidos