La gata que salvó de la bancarrota a una estación de trenes en Japón
Si se mira con cuidado, la estación de Kishi, en Japón, tiene forma de gato.
26 mayo 2013
12:52 PM ET

La gata que salvó de la bancarrota a una estación de trenes en Japón

(CNN) – A treinta minutos del centro de la ciudad de Wakayama, en el sudeste de Japón, está el vecindario de Kinokawa.

A pesar de que no tiene nada memorable, su estación de tren atrae a varios visitantes, la mayoría menores de 12 años.

Los turistas pueden no saber lo que hay que hacer o ver en Kinokawa, y pueden no estar necesariamente interesados; lo único que quieren es visitar la estación de Kishi.

Los visitantes van buscando estar un rato, quizá tomarse una foto, con la jefe de la estación Kishi, una gata calicó llamada Tama.

La tarea de Tama es dormir en su oficina (una cabina de tiquetes) y su salario es práctico: un suministro ilimitado de comida de gatos.

Es cualquier otro gato perezoso. Ashí que hasta ahora, así como la ciudad, Tama no tiene nada de memorable.

Excepto que este felino de hecho salvó a la estación de una ruina financiera.

Hay 14 kilómetros entre Wakayama y la estación Kishi, a las afueras de la ciudad.

Por cuatro años, la estación tenía poco tráfico. Como resultado, Nankai Electric Railway, que maneja la ruta, cerró en 2004 debido a dificultades financieras.

Así que Wakayama Electric Railway asumió la operación de la línea Kishigawa.

Como una forma de revitalizar la estación, en 2007 la compañía designó a Tama —una gata callejera adoptada por el operario de la estación desde 1999— para que fuera jefe de la estación.

Vestida con gorra y placa, Tama pronto se hizo famosa no sólo por ser la mascota de la estación, sino la mascota de toda la zona.

Tama atrajo a multitudes.

Desde su designación, la estación presenció un sano incremento de visitantes que llegan sólo para ver a Tama.

Y lo más importante, la línea del tren pudo continuar prestando el servicio para los residentes locales.

La estación Kishi actualmente tiene un café temático de Tama, así como una tienda de suvenires con objetos como bolígrafos, grapadoras a uniformes de la estación Kishi.

La ternura de Tama es explotada de todas las formas posibles: desde sillas a pasteles hasta la estación misma en forma de gato.

Wakayama Electric Railway ahora opera tres adorables trenes temáticos: el Tren Fresa, el tren Tama y el Tren Juguete.

También hay una aprendiz de jefe de la estación, Nitama, quien reemplaza a Tama en sus labores: dormir y hacer nada.

Tama trabaja de martes a jueves; Nitama la reemplaza en fines de semana. Sus horario son de 10 a.m. a 4 p.m.


Secciones: Curiosidades • Japón